imagotipo

Otro recorte en el Congreso

  • Mónica González
  • en Local

La presidente de la Mesa Directiva en el Congreso del Estado, Beatriz Vicera Alatriste, anunció que habrá “ajustes” en el personal de cada grupo y fracción parlamentaria al interior del Legislativo.

Se disminuirán los salarios a trabajadores, además de que quedaron suspendidos los apoyos en gasolina y otros beneficios que se otorgaban a los diputados, para evitar volver a caer en quebranto económico, como hace un año.

Si bien no quiso reconocer un posible recorte de la plantilla, se limitó a decir que cada grupo parlamentario tendrá que aplicar esta medida porque, aseguró, “no hay dinero; yo recibí en quebranto la administración del Congreso”.

“Yo no le llamaría un recorte de personal; más bien son ajustes al interior de los grupos parlamentarios y de acuerdos políticos, porque jamás se le ha dejado de pagar a nadie, quizá se les recorra uno o dos días por cuestiones administrativas”, declaró.

En su caso, como presidente de la Mesa Directiva, de los 10 trabajadores que tiene a su servicio y el monto que representa pagar en sueldos, deberá bajarlo en un 20 por ciento, sin que ello signifique despedir gente, aunque cada legisladora hará lo necesario.

Reconoció que a sus homólogos se les canceló todo el apoyo en gasolina, además de otros beneficios: “Tenemos que amarrarnos el cinturón para dejar un presupuesto limpio y no solicitar anticipos, pues hacerlo sería irresponsable”.

Cuestionada sobre si continúa la crisis en el Poder Legislativo morelense, Vicera Alatriste afirmó que no, “más bien se trata de acuerdos políticos para ajustarnos al interior del organismo y de las circunstancias que vive el Congreso local”.

Por lo que se refiere a la auditoría que se había anunciado desde diciembre pasado, la diputada dijo que este proceso va muy lento porque no hay recursos suficientes para contratar a grandes despachos ni a más personal; es decir, sólo tienen dos contadores que sacan el trabajo de acuerdo a sus capacidades.

Finalmente y en cuanto a los adeudos pendientes con la base sindical, refirió que hace unos días sostuvo una reunión con el líder sindical porque traían cifras diferentes, en el sentido de que ellos querían cobrar mayo, cuando el mes aún no termina.

“Tengo que reconocer que a mí me ha tocado estar al frente de una Mesa Directiva llena de problemas, pero que he tomado de manera responsable y muy seria”, apuntó.