/ lunes 2 de noviembre de 2020

Monitorean hábitat de aves migratorias en Tepoztlán

Realizan censo en la comunidad de San Andrés de la Cal, donde arriban más de 200 especies

Por más de 10 años la comunidad de San Andrés La Cal, perteneciente a Tepoztlán, se ha convertido en una enorme hábitat de aves migratorias provenientes de Estados Unidos de Norteamérica, algunas cada vez llegan menos debido a la invasión del ser humano y otras más resisten para no dejar de visitar cada año este lugar.

El encargado de despacho del Centro de Investigaciones Biológicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro García Flores, compartió que la máxima casas de estudios ha iniciado un monitoreo permanente del lugar, del número y las especias que llegan cada año.



Lo más visto:


“El pasado 15 de octubre se logró recientemente que el municipio reconociera el lugar como un reservorio de aves migratorias producto de las investigaciones de Fernando Urbina Torres, responsable del laboratorio de ornitología y en el se ha hecho un censo del que podemos decir que son más de 200 especies de aves que llegan a este lugar cada año”.

El arribo comienza en octubre dada las condiciones climáticas que les resultan adecuadas para vivir y reproducirse, explicó; las aves vuelven a su lugar de origen durante los meses de enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

“Son aves tanto acuáticas como terrestres que llegan del norte del continente americano y que han encontrado condiciones ópticas para su crecimiento, desarrollo y reproducción, algunas incluso son residentes del lugar, por ello es importante conservar estos espacios para que a su llegada encuentren estas mismas condiciones que les favorecen cada año”.

Las aves vuelven a su lugar de origen en enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

Las aves vuelven a su lugar de origen en enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

La conservación del lugar que pertenece al Parque Nacional Tepozteco ha sido cada vez invadido más y más por asentamientos humanos que representan un gran giro en el uso de suelo, la deforestación; además de que la población arroja residuos sólidos que se van quedando en la naturaleza.

“Son factores que modifican la cantidad de aves que pueden arribar a la comunidad y es justamente este monitoreo lo que permitirá medir las afectaciones, estamos inventariando las especies y lo abundante que son, muchas ya llevan más de 10 años llegando”.

Entre las más de 200 especies se encuentran también algunas catalogadas en amenaza de extinción, como algunas de los llamados colibríes, por lo que para el trabajo se requiere la participación no sólo de las autoridades sino también de sectores indígenas, campesinos y sociedad civil organizada.

Agregó que no sólo en Tepoztlán se está trabajando sino también en otras áreas de la región oriente.

El pasado 15 de octubre se logró que Tepoztlán reconociera a San Adrés de la Cal como un reservorio de aves migratorias.

El pasado 15 de octubre se logró que Tepoztlán reconociera a San Adrés de la Cal como un reservorio de aves migratorias.

Por más de 10 años la comunidad de San Andrés La Cal, perteneciente a Tepoztlán, se ha convertido en una enorme hábitat de aves migratorias provenientes de Estados Unidos de Norteamérica, algunas cada vez llegan menos debido a la invasión del ser humano y otras más resisten para no dejar de visitar cada año este lugar.

El encargado de despacho del Centro de Investigaciones Biológicas de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Alejandro García Flores, compartió que la máxima casas de estudios ha iniciado un monitoreo permanente del lugar, del número y las especias que llegan cada año.



Lo más visto:


“El pasado 15 de octubre se logró recientemente que el municipio reconociera el lugar como un reservorio de aves migratorias producto de las investigaciones de Fernando Urbina Torres, responsable del laboratorio de ornitología y en el se ha hecho un censo del que podemos decir que son más de 200 especies de aves que llegan a este lugar cada año”.

El arribo comienza en octubre dada las condiciones climáticas que les resultan adecuadas para vivir y reproducirse, explicó; las aves vuelven a su lugar de origen durante los meses de enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

“Son aves tanto acuáticas como terrestres que llegan del norte del continente americano y que han encontrado condiciones ópticas para su crecimiento, desarrollo y reproducción, algunas incluso son residentes del lugar, por ello es importante conservar estos espacios para que a su llegada encuentren estas mismas condiciones que les favorecen cada año”.

Las aves vuelven a su lugar de origen en enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

Las aves vuelven a su lugar de origen en enero o febrero, una vez que los cambios de clima comienzan acentuarse en la zona.

La conservación del lugar que pertenece al Parque Nacional Tepozteco ha sido cada vez invadido más y más por asentamientos humanos que representan un gran giro en el uso de suelo, la deforestación; además de que la población arroja residuos sólidos que se van quedando en la naturaleza.

“Son factores que modifican la cantidad de aves que pueden arribar a la comunidad y es justamente este monitoreo lo que permitirá medir las afectaciones, estamos inventariando las especies y lo abundante que son, muchas ya llevan más de 10 años llegando”.

Entre las más de 200 especies se encuentran también algunas catalogadas en amenaza de extinción, como algunas de los llamados colibríes, por lo que para el trabajo se requiere la participación no sólo de las autoridades sino también de sectores indígenas, campesinos y sociedad civil organizada.

Agregó que no sólo en Tepoztlán se está trabajando sino también en otras áreas de la región oriente.

El pasado 15 de octubre se logró que Tepoztlán reconociera a San Adrés de la Cal como un reservorio de aves migratorias.

El pasado 15 de octubre se logró que Tepoztlán reconociera a San Adrés de la Cal como un reservorio de aves migratorias.

Local

Inicia la rehabilitación de la avenida Subida a Chalma

El tránsito estará restringido durante el tiempo que duren las obras; los trabajos se realizarán durante la noche

Finanzas

Urióstegui plantea reubicar ambulantes en plazas Lido y Degollado

Se anularán permisos irregulares y procederán contra de quienes los expidieron, anuncia el alcalde de Cuernavaca

Seguridad

Viernes de accidentes en Cuernavaca

Tres personas heridas y cuantiosos daños materiales en diferentes accidentes reportados en calles de la capital

Local

Se reconoce entusiasmo de la juventud en el mejoramiento de Cuernavaca

En el marco del Día Internacional de la Juventud, se llevó a cabo el cabildo juvenil Cuernavaca 2022

Local

¡No te quedes fuera! Aún hay lugares para la UTSEM

Con módicos costos se ofertan cinco carreras competitivas para estudiantes de la región

Local

Ejecutivo garantiza 80 mdp para rehabilitar el ALM

"No queremos que pase un accidente", señaló el Gobernador Cuauhtémoc Blanco al recorrer las instalaciones del mercado

Cultura

Celebra el Día Nacional del Cine Mexicano en el Cine Morelos 

Diez películas y una selección de ocho cortometrajes los que integran este variado programa especial 

Sociedad

¡Parece pueblo fantasma! Lucen vacías calles de Ciudad Juárez tras ola de violencia

Ayer se suscitaron varios hechos violentos, por lo que hoy varías instituciones educativas, comercios y transporte público decidieron cancelar actividades cotidianas

Sociedad

Tromba marina azota en playas de Veracruz y sorprende a los bañistas (video)

Autoridades Informaron que el fenómeno no dejó afectaciones mayores ni personas lesionadas.