/ sábado 23 de mayo de 2020

Mirada Joven: 40 días de olvido, 40 días de recuerdo

Por el día del estudiante nos explican cómo viven el confinamiento, sus miedos y sus esperanzas

Comencé a relatar mis pensares del hoy y de un futuro próximo, en el que me solía buscar por largos caminos de liturgia y soledad completa soledad; suelo recordar mi camino de casa a escuela y viceversa, charlaba con personas cercanas todos los días, solía despertar con ojeras en mi rostro tras no dormir bien la noche anterior pensando en tareas, proyectos, y así prepararme para un mismo lugar, una misma monotonía; quizás me convertí superficial; solo veía mis días como el ver, hacer, hablar, pensar, el saludar todo con la misma constancia, con el mismo hábito, no sé si fue la educación o la costumbre; llegó un punto en que me harté de mis propias actividades, de mis propios pensamientos, de mí; así que imploraba hacer algo diferente en el transcurso de los segundos, minutos, horas mi día, y quería lógralo, pero parecía una melodía en mi mente: despierta, cámbiate, ve a estudiar, estudia, llega a casa, cámbiate, haz tus cosas. Duerme, ya es tarde. Hasta que llegó un día inesperado en que esto se frenaría y podría cambiar de estación y de mi cotidianidad; eso al principio iba bien, esos días de “reposo” convirtieron mis inquietudes a evoluciones progresivas, comencé a escribir poesía, a dibujar, volví a ser la misma chica escondida entre árboles y que tanto amaba encontrar; esa chica que exploraba y transformaba sus perspectivas, esa chica que su imaginación y expresión lograban abrir corazones e incluso su corazón.

A medida que avanzaban los días y tras ya añorar un regreso, de aquellas maneras de demostrar efecto tangible, de no ver todo como absurdo, de percibir el ruido de la ciudad, cosas tan simples que no solíamos apreciar, de ver a una persona no solo como un para siempre y recordarme que algún día no despertará más y no sabremos si es hoy, mañana, dentro de unos años. y el amar sin monotonía porque en medio ello encontraba la felicidad y no me daba cuenta, pero también hubo días en los que mis miedos, inseguridades se veían a flote; me sentí vulnerable como un vidrio que con cualquier cosa me solía romper en todos mis aspectos; el pensar que el tiempo no avanza y tú deseas que lo haga más rápido, son aquellas simples cosas que me hacían dudar si hundirme o levantarme, y quiero levantarme y decir te esperé más de 40 días y simplemente llorar y dejarme ir.

Y si 40 días he estado pensando si mi ahora sueño se convertirá en mi realidad, si con esto aprendí a ver mi monotonía como base para algo diferente, si la gente convirtió su ignorancia a la conciencia y salgamos de esta .Vamos, quiero gritar: ¡te extrañe pero la espera valió la pena!

Cortesía | Lizet Barjas Luna

Comencé a relatar mis pensares del hoy y de un futuro próximo, en el que me solía buscar por largos caminos de liturgia y soledad completa soledad; suelo recordar mi camino de casa a escuela y viceversa, charlaba con personas cercanas todos los días, solía despertar con ojeras en mi rostro tras no dormir bien la noche anterior pensando en tareas, proyectos, y así prepararme para un mismo lugar, una misma monotonía; quizás me convertí superficial; solo veía mis días como el ver, hacer, hablar, pensar, el saludar todo con la misma constancia, con el mismo hábito, no sé si fue la educación o la costumbre; llegó un punto en que me harté de mis propias actividades, de mis propios pensamientos, de mí; así que imploraba hacer algo diferente en el transcurso de los segundos, minutos, horas mi día, y quería lógralo, pero parecía una melodía en mi mente: despierta, cámbiate, ve a estudiar, estudia, llega a casa, cámbiate, haz tus cosas. Duerme, ya es tarde. Hasta que llegó un día inesperado en que esto se frenaría y podría cambiar de estación y de mi cotidianidad; eso al principio iba bien, esos días de “reposo” convirtieron mis inquietudes a evoluciones progresivas, comencé a escribir poesía, a dibujar, volví a ser la misma chica escondida entre árboles y que tanto amaba encontrar; esa chica que exploraba y transformaba sus perspectivas, esa chica que su imaginación y expresión lograban abrir corazones e incluso su corazón.

A medida que avanzaban los días y tras ya añorar un regreso, de aquellas maneras de demostrar efecto tangible, de no ver todo como absurdo, de percibir el ruido de la ciudad, cosas tan simples que no solíamos apreciar, de ver a una persona no solo como un para siempre y recordarme que algún día no despertará más y no sabremos si es hoy, mañana, dentro de unos años. y el amar sin monotonía porque en medio ello encontraba la felicidad y no me daba cuenta, pero también hubo días en los que mis miedos, inseguridades se veían a flote; me sentí vulnerable como un vidrio que con cualquier cosa me solía romper en todos mis aspectos; el pensar que el tiempo no avanza y tú deseas que lo haga más rápido, son aquellas simples cosas que me hacían dudar si hundirme o levantarme, y quiero levantarme y decir te esperé más de 40 días y simplemente llorar y dejarme ir.

Y si 40 días he estado pensando si mi ahora sueño se convertirá en mi realidad, si con esto aprendí a ver mi monotonía como base para algo diferente, si la gente convirtió su ignorancia a la conciencia y salgamos de esta .Vamos, quiero gritar: ¡te extrañe pero la espera valió la pena!

Cortesía | Lizet Barjas Luna

Local

Así deberá trabajar el sector empresarial ante el regreso a las actividades

Los empleadores y trabajadores deberán garantizar la seguridad sanitaria de los establecimientos

Local

En Morelos van 199 casos de Covid-19 en personal de la salud

Siguen aumentando los casos positivos de médicos y enfermeras

Local

Fallecen tres homologados del SNTE por Covid-19

El magisterio aprobó como "prudente" la ampliación de la Jornada de Sana Distancia en Morelos

Mundo

Cancelan Maratón de Boston por primera vez a causa del Covid-19

El alcalde confirmó que el maratón no se podrá celebrar este año por prevención frente a al coronavirus

Local

[Mundo Geek] Videojuegos para descargar gratis

Varias empresas decidieron poner a disposición de sus clientes algunos de sus mejores títulos para que puedan entretenerse y liberar el estrés

Política

La Mañanera vista por Reyes Razo | "No les atiendo. No me fío"

Tres veces -tres- desdeñó el Presidente Andrés Manuel López Obrador los pronósticos que sobre el futuro de la economía del país que formuló y divulgó el Banco de México

Sociedad

Nuevo León preparado para abrir actividad económica el lunes

Coincidieron por separado el gobernador Jaime Rodríguez y el alcalde Adrián de la Garza

Gossip

Luis Miguel reaparece en comercial de Uber Eats y desata ola de memes

La última campaña publicitaria de la que el cantante había sido parte fue en el 2004 cuando anunció los chocolates Ferrero Rocher

Sociedad

Queman presidencia en Chiapas tras aumento de muertos por Covid-19

Comuneros aseguran que tras la sanitización los casos de defunciones incrementaron