/ miércoles 9 de junio de 2021

[Animalia] La Martucha es una diosa de la noche

La fragmentación de su hábitat ha provocado que en México se encuentre en protección especial

Para muchas personas cuando llega la noche, es hora de descansar. Se apagan las luces y llega la tranquilidad. Sin embargo, para varios animales, la noche es cuando la vida comienza. Existe una asombrosa diversidad de fauna nocturna que ha evolucionado para conquistar la obscuridad.

Algunos mamíferos son los amos de la noche. Entre ellos están Mapaches y Cacomixtles, por ejemplo. Pero hay uno que es pariente de estos dos, que es muy particular y vive en las selvas mexicanas.

La Martucha, o Kinkajú, o Perro de monte, o Mico de noche (y otros nombres más, dependiendo la región) es un lindo mamífero estrictamente nocturno que es especialista en árboles. Ha desarrollado extraordinarias adaptaciones: sus tobillos pueden permitirle andar por las ramas con facilidad, su cola larga funciona como otra extremidad para agarrarse mejor. En los días se dedican a dormir en el dosel.

Parece un pequeño peluche con ojos grandes, de pelaje tupido y esponjado, adicto a la miel, aunque también se alimenta de frutos, flores, insectos, huevos y semillas. Su lengua es bastante larga, ya que con ella exploran las cavidades de los árboles en busca de alimento. Pero no dejemos que su apariencia nos engañe, pues, aunque parecen muy tiernos y pachoncitos, los machos son muy territoriales y agresivos.

Sus tobillos pueden permitirle andar por las ramas con facilidad

Son solitarios, aunque a veces andan en parejas y los últimos estudios indican que sus poblaciones más abundantes habitan en Chiapas. Aunque se distribuye de México hasta Brasil, la fragmentación de hábitat ha provocado que en nuestro país se encuentre en una categoría de protección especial, lo que quiere decir que existen factores que las ponen en riesgo. A pesar de eso, no existe en la actualidad una estrategia efectiva para protegerlos.

Esta noche, cuando te prepares para ir a dormir y apagues la luz, recuerda que, otros empiezan la aventura para sobrevivir un día más en el cobijo de la obscuridad.

Son solitarios, aunque a veces andan en parejas y los últimos estudios indican que sus poblaciones más abundantes habitan en Chiapas

Suscríbete a nuestro canal

Para muchas personas cuando llega la noche, es hora de descansar. Se apagan las luces y llega la tranquilidad. Sin embargo, para varios animales, la noche es cuando la vida comienza. Existe una asombrosa diversidad de fauna nocturna que ha evolucionado para conquistar la obscuridad.

Algunos mamíferos son los amos de la noche. Entre ellos están Mapaches y Cacomixtles, por ejemplo. Pero hay uno que es pariente de estos dos, que es muy particular y vive en las selvas mexicanas.

La Martucha, o Kinkajú, o Perro de monte, o Mico de noche (y otros nombres más, dependiendo la región) es un lindo mamífero estrictamente nocturno que es especialista en árboles. Ha desarrollado extraordinarias adaptaciones: sus tobillos pueden permitirle andar por las ramas con facilidad, su cola larga funciona como otra extremidad para agarrarse mejor. En los días se dedican a dormir en el dosel.

Parece un pequeño peluche con ojos grandes, de pelaje tupido y esponjado, adicto a la miel, aunque también se alimenta de frutos, flores, insectos, huevos y semillas. Su lengua es bastante larga, ya que con ella exploran las cavidades de los árboles en busca de alimento. Pero no dejemos que su apariencia nos engañe, pues, aunque parecen muy tiernos y pachoncitos, los machos son muy territoriales y agresivos.

Sus tobillos pueden permitirle andar por las ramas con facilidad

Son solitarios, aunque a veces andan en parejas y los últimos estudios indican que sus poblaciones más abundantes habitan en Chiapas. Aunque se distribuye de México hasta Brasil, la fragmentación de hábitat ha provocado que en nuestro país se encuentre en una categoría de protección especial, lo que quiere decir que existen factores que las ponen en riesgo. A pesar de eso, no existe en la actualidad una estrategia efectiva para protegerlos.

Esta noche, cuando te prepares para ir a dormir y apagues la luz, recuerda que, otros empiezan la aventura para sobrevivir un día más en el cobijo de la obscuridad.

Son solitarios, aunque a veces andan en parejas y los últimos estudios indican que sus poblaciones más abundantes habitan en Chiapas

Suscríbete a nuestro canal

Local

El rezago escolar es otro efecto secundario de la pandemia

Las clases a distancia no fueron suficientes para evitar la caída en el rendimiento académico

Finanzas

Las rosas estarán ausentes para San Valentín

Las pérdidas por el granizo de enero al 95% de los cultivos, provocarán escasez de la flor para el 14 de febrero

Doble Vía

Morelos vuelve a quedarse sin carnavales

Las fiestas populares suspendidas por la pandemia tendrán que reinventarse después de la contingencia sanitaria

Sociedad

Repatrian tres víctimas más de la tragedia por volcadura de tráiler en Chiapas

Los pacientes fueron trasladados a los municipios de Ciudad Hidalgo y Tuxtla Gutiérrez para continuar con el proceso de repatriación

Finanzas

Dos bocas se construye en tiempo récord: Sener

La secretaria Rocío Nahle, defendió este sábado el tiempo de construcción de la refinería ante los reportes en medios sobre retrasos y un sobrecosto mayor al 50 %

Mundo

Tres días de combates entre Siria, fuerzas kurdas y el EI deja cerca de 90 muertos

Las Fuerzas Democráticas Sirias, dominadas por combatientes kurdos y apoyadas por la coalición internacional, han estado en primera linea del combate contra el EI

Finanzas

Reeligen a Héctor Tejada como presidente de Concanaco Servytur

Por unanimidad fue reelegido en la 106 Asamblea General Ordinaria y se aprobó el nuevo plan de trabajo 2022–2023

Gossip

Ramona se aventura con versión de "La gata bajo la lluvia"

La banda tijuanense sorprende al público retomando elementos tan emblemáticos de la cultura mexicana

Gossip

Guaynaa presenta el tema "El Payo" junto a India Martínez

Esta canción combina de manera única el flamenco con la música reggaetón