/ miércoles 30 de junio de 2021

[Juntos Crecemos] Hamara Spa, más que un lugar para relajarse

Ofrecen diferentes tipos de terapias alternativas para personas que buscan solucionar problemas musculares o simplemente un momento de relajación

No es fácil hacerle frente a una pandemia que se propaga por la cercanía entre las personas cuando tu trabajo es, precisamente, tener contacto con la piel de los demás. Hablamos de lo que María Luisa Pérez, cosmetóloga y terapeuta alternativa, oriunda de Cuautla, hace todos los días. Su lugar de trabajo es Hamara Spa, donde acuden personas en busca de una solución para problemas cosméticos y lesiones musculares.

“Hacemos tratamientos integrales, de acuerdo con los diagnósticos médicos y las especificaciones que nos mandan. Yo llevo 15 años trabajando de cosmetóloga y terapeuta alternativa. Empecé trabajando en spas en Tepoztlán, Taxco, México, Cuernavaca y Zacualpan de Amilpas y hace algunos años me independicé con mi propio negocio y mis propios tratamientos”, cuenta Luisa.

Acaba de cambiar las sábanas de la camilla en la que recibe a los clientes. Durante la pandemia, esta actividad se convirtió en sí mismo algo sumamente demandante, que había que llevar a cabo con mayor cuidado que de costumbre, desinfectando el espacio entre tratamiento y tratamiento. Después de todo, afirma, se trata de la salud de la gente.

“Primero el uso de cubrebocas todo el tiempo. Después, el hecho de estar cambiando constantemente las sábanas, limpiando, desinfectando, aplicando alcohol gel. No nos podíamos poner guantes porque perdemos la sensibilidad del tacto, pero sí era constantemente estarnos limpiando después de cada tratamiento”, relata.

La oferta de terapias es amplia y el lugar cumple con todas las medidas sanitarias / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Hamara Spa

Luisa se ha dedicado a esto durante 15 años, pero la historia de Hamara Spa inició apenas hace cuatro, cuando, decidida a “tomar al toro por los cuernos”, como ella misma expresa, se armó de valor para dejar de trabajar para los demás y convertirse en su propia jefa. Así, con el apoyo de varios colaboradores, fue expandiendo los servicios que hoy ofrece el establecimiento ubicado en la colonia Emiliano Zapata, en Cuautla.

“Fue la necesidad de dar un tratamiento integral y personalizado, porque cada persona es distinta. Entonces era buscar la manera de irlo personalizando, adaptándonos a las necesidades del usuario. Yo aquí soy mi propia jefa y ya puedo tomar el toro por los cuernos y decidir, junto con mi equipo de trabajo, qué es lo que nos conviene para esa persona”, dice.

Hoy en día, Hamara Spa ofrece tratamientos, masajes faciales, terapias alternativas, fisioterapia y rehabilitación quiropráctica. En cuanto a los servicios cosméticos, el personal está preparado para la aplicación de pestañas y micropigmentación. Luisa, la administradora, insiste que el personal está capacitado, con el apoyo de un fisioterapeuta.

“Siempre pedimos las radiografías o estudios previos antes de poder realizar un tratamiento, para no tener ningún conflicto entre los intereses del médico y los de nosotros. Vamos de la mano con ellos”, afirma Luisa.

Desde la calle, no se adivina lo que hay dentro. Una vez dentro, se revelan ante uno dos estancias, cada una con una cama, donde Luisa y su equipo ponen sus manos a trabajar.

“Desde un masaje descontracturante, antiestrés, a alguno ya más específicos, como el masaje quiropráctico, ventosas, acupunturas; en problemas ya de parálisis facial ponemos electropuntura, un poquito de moxibustión. Vamos fusionando todas las terapias para poder conseguir óptimos resultados y el fisioterapeuta va entrando de la mano de eso. Vamos haciendo un tratamiento integral, personalizado, de acuerdo con las necesidades de las personas”.

Los golpes de la pandemia

Si algo puede asegurar María Luisa sobre la pandemia, es que mucha gente sufrió lesiones en casa, un fenómeno que, en algún momento, hizo aumentar a la cantidad de personas que buscaban un masaje para atender cierta lesión. Tristemente, esta situación se combinó con la crisis económica que afectó a no pocas personas, quienes vieron reducido su sueldo o, definitivamente, perdieron su trabajo.

“Con la pandemia se generó mucha ansiedad, a raíz del confinamiento. Todo mundo quiso hacer cosas que no había hecho en todo el tiempo. Hubo caídas, un paciente que tuvimos con traumatismo muy fuerte cerebral. Se inflamó el cerebro y lo tuvimos dos meses y medio, hasta que el doctor nos dijera ya pueden concluir, el cerebro ya está desinflamado. Concluimos entonces con los problemas en cervicales”.

Con todo, no es que Hamara Spa haya vivido estos meses en bonanza, porque, eventualmente, los clientes empezaron a disminuir y, con ello, los ingresos del lugar. Y si el crecimiento del lugar en tres años había sido más bien estable, la pandemia llegó a ralentizar todavía más el escenario.

“Hemos crecido poco a poco, pero sí nos ha costado un poquito de trabajo. Ahorita, en el caso de la pandemia, el crecimiento fue un poco más lento. Somos cuatro personas. En pandemia bajó bastante la cantidad de gente, pero sí tuvimos un granito constante, así que tampoco nos quejamos tanto”, dice María Luisa.

Hamara Spa cumplió cuatro años de haberse establecido en Cuautla, con una amplia oferta de masajes / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Aprendizaje constante

Luisa se ha dedicado a esto durante 15 años y nunca ha dejado de prepararse. Al dar el salto de empleada a ser su propia jefa, se comprometió aún más con su preparación. Antes y entonces se ha dedicado a seguirse profesionalizando, acudiendo a cursos y capacitaciones de manera constante, según explica ella misma:

“La preparación es constante. Mañana, por ejemplo, asisto a una capacitación. Mínimo estoy yendo a capacitaciones cuatro veces al año. No se termina de aprender, esto es infinito”, dice.

Y aunque la preparación es esencial tanto para este como para cualquier otro, ella considera que es igualmente importante el amor a lo que uno hace:

“Yo creo que se debe tener amor a la profesión. Normalmente las personas buscan una remuneración económica, pero eso es secundario. Prácticamente, lo que debe moverte es la pasión y el amor a tu profesión, más allá de los conocimientos o los costos de los cursos que tomemos”, afirma.

Además de la preparación, otro de los factores que ha ayudado a Hamara Spa a establecerse en los últimos años es el apoyo que existe entre sus colaboradores, dispuestos a dar un paso adelante cuando el otro lo necesita.

“Nos apoyamos entre nosotros. Hay una chica que no tenía un espacio y nos pidió de favor venir, porque no podía pagar una renta. Empezamos a apoyarnos entre nosotros para poder brindar un espacio y trabajar en conjunto para mantenernos a flote durante la pandemia”.

Suscríbete a nuestro canal

No es fácil hacerle frente a una pandemia que se propaga por la cercanía entre las personas cuando tu trabajo es, precisamente, tener contacto con la piel de los demás. Hablamos de lo que María Luisa Pérez, cosmetóloga y terapeuta alternativa, oriunda de Cuautla, hace todos los días. Su lugar de trabajo es Hamara Spa, donde acuden personas en busca de una solución para problemas cosméticos y lesiones musculares.

“Hacemos tratamientos integrales, de acuerdo con los diagnósticos médicos y las especificaciones que nos mandan. Yo llevo 15 años trabajando de cosmetóloga y terapeuta alternativa. Empecé trabajando en spas en Tepoztlán, Taxco, México, Cuernavaca y Zacualpan de Amilpas y hace algunos años me independicé con mi propio negocio y mis propios tratamientos”, cuenta Luisa.

Acaba de cambiar las sábanas de la camilla en la que recibe a los clientes. Durante la pandemia, esta actividad se convirtió en sí mismo algo sumamente demandante, que había que llevar a cabo con mayor cuidado que de costumbre, desinfectando el espacio entre tratamiento y tratamiento. Después de todo, afirma, se trata de la salud de la gente.

“Primero el uso de cubrebocas todo el tiempo. Después, el hecho de estar cambiando constantemente las sábanas, limpiando, desinfectando, aplicando alcohol gel. No nos podíamos poner guantes porque perdemos la sensibilidad del tacto, pero sí era constantemente estarnos limpiando después de cada tratamiento”, relata.

La oferta de terapias es amplia y el lugar cumple con todas las medidas sanitarias / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Hamara Spa

Luisa se ha dedicado a esto durante 15 años, pero la historia de Hamara Spa inició apenas hace cuatro, cuando, decidida a “tomar al toro por los cuernos”, como ella misma expresa, se armó de valor para dejar de trabajar para los demás y convertirse en su propia jefa. Así, con el apoyo de varios colaboradores, fue expandiendo los servicios que hoy ofrece el establecimiento ubicado en la colonia Emiliano Zapata, en Cuautla.

“Fue la necesidad de dar un tratamiento integral y personalizado, porque cada persona es distinta. Entonces era buscar la manera de irlo personalizando, adaptándonos a las necesidades del usuario. Yo aquí soy mi propia jefa y ya puedo tomar el toro por los cuernos y decidir, junto con mi equipo de trabajo, qué es lo que nos conviene para esa persona”, dice.

Hoy en día, Hamara Spa ofrece tratamientos, masajes faciales, terapias alternativas, fisioterapia y rehabilitación quiropráctica. En cuanto a los servicios cosméticos, el personal está preparado para la aplicación de pestañas y micropigmentación. Luisa, la administradora, insiste que el personal está capacitado, con el apoyo de un fisioterapeuta.

“Siempre pedimos las radiografías o estudios previos antes de poder realizar un tratamiento, para no tener ningún conflicto entre los intereses del médico y los de nosotros. Vamos de la mano con ellos”, afirma Luisa.

Desde la calle, no se adivina lo que hay dentro. Una vez dentro, se revelan ante uno dos estancias, cada una con una cama, donde Luisa y su equipo ponen sus manos a trabajar.

“Desde un masaje descontracturante, antiestrés, a alguno ya más específicos, como el masaje quiropráctico, ventosas, acupunturas; en problemas ya de parálisis facial ponemos electropuntura, un poquito de moxibustión. Vamos fusionando todas las terapias para poder conseguir óptimos resultados y el fisioterapeuta va entrando de la mano de eso. Vamos haciendo un tratamiento integral, personalizado, de acuerdo con las necesidades de las personas”.

Los golpes de la pandemia

Si algo puede asegurar María Luisa sobre la pandemia, es que mucha gente sufrió lesiones en casa, un fenómeno que, en algún momento, hizo aumentar a la cantidad de personas que buscaban un masaje para atender cierta lesión. Tristemente, esta situación se combinó con la crisis económica que afectó a no pocas personas, quienes vieron reducido su sueldo o, definitivamente, perdieron su trabajo.

“Con la pandemia se generó mucha ansiedad, a raíz del confinamiento. Todo mundo quiso hacer cosas que no había hecho en todo el tiempo. Hubo caídas, un paciente que tuvimos con traumatismo muy fuerte cerebral. Se inflamó el cerebro y lo tuvimos dos meses y medio, hasta que el doctor nos dijera ya pueden concluir, el cerebro ya está desinflamado. Concluimos entonces con los problemas en cervicales”.

Con todo, no es que Hamara Spa haya vivido estos meses en bonanza, porque, eventualmente, los clientes empezaron a disminuir y, con ello, los ingresos del lugar. Y si el crecimiento del lugar en tres años había sido más bien estable, la pandemia llegó a ralentizar todavía más el escenario.

“Hemos crecido poco a poco, pero sí nos ha costado un poquito de trabajo. Ahorita, en el caso de la pandemia, el crecimiento fue un poco más lento. Somos cuatro personas. En pandemia bajó bastante la cantidad de gente, pero sí tuvimos un granito constante, así que tampoco nos quejamos tanto”, dice María Luisa.

Hamara Spa cumplió cuatro años de haberse establecido en Cuautla, con una amplia oferta de masajes / Gude Servín | El Sol de Cuautla

Aprendizaje constante

Luisa se ha dedicado a esto durante 15 años y nunca ha dejado de prepararse. Al dar el salto de empleada a ser su propia jefa, se comprometió aún más con su preparación. Antes y entonces se ha dedicado a seguirse profesionalizando, acudiendo a cursos y capacitaciones de manera constante, según explica ella misma:

“La preparación es constante. Mañana, por ejemplo, asisto a una capacitación. Mínimo estoy yendo a capacitaciones cuatro veces al año. No se termina de aprender, esto es infinito”, dice.

Y aunque la preparación es esencial tanto para este como para cualquier otro, ella considera que es igualmente importante el amor a lo que uno hace:

“Yo creo que se debe tener amor a la profesión. Normalmente las personas buscan una remuneración económica, pero eso es secundario. Prácticamente, lo que debe moverte es la pasión y el amor a tu profesión, más allá de los conocimientos o los costos de los cursos que tomemos”, afirma.

Además de la preparación, otro de los factores que ha ayudado a Hamara Spa a establecerse en los últimos años es el apoyo que existe entre sus colaboradores, dispuestos a dar un paso adelante cuando el otro lo necesita.

“Nos apoyamos entre nosotros. Hay una chica que no tenía un espacio y nos pidió de favor venir, porque no podía pagar una renta. Empezamos a apoyarnos entre nosotros para poder brindar un espacio y trabajar en conjunto para mantenernos a flote durante la pandemia”.

Suscríbete a nuestro canal

Seguridad

Lluvias no dan tregua en Morelos, casi 300 viviendas afectadas

Una familia tuvo que ser rescatada este domingo luego de que quedara atrapada en las inundaciones en Jiutepec

Local

El renacimiento de Jojutla

Aunque la restauración de viviendas aún no concluye al 100 por ciento, gracias al apoyo de fundaciones, el municipio más dañado poco a poco comienza a ponerse de pie

Local

El cansancio y la espera los hizo volver a la exhacienda Zacatepec

Algunas familias volvieron al inmueble dañado ante la imposibilidad de pagar rentas y el retraso de apoyos

Deportes

En Oaxtepec se realiza la III Copa Morelense selectiva para el Mr. México 2021

El evento se retrasó un par de horas por los estragos de las lluvias que inundaron el Club Dorados Oaxtepec, pero al final se llevó a cabo con participantes de CDMX, Guerrero, Oaxaca y Morelos

Seguridad

Derrumbe al interior del Centro Vacacional IMSS Oaxtepec

Actualmente se trabaja en la zona para limpiar el lugar donde se registró el derrumbe, informó el personal del Centro Vacacional

Deportes

Por inundaciones, posponen partido entre Yautepec y Toritos

La escuadra morelense que jugaría de local en el Polideportivo de la cabecera municipal, se solidarizó con su afición y con la inundación que sufrieron algunos jugadores en sus casas, solicitando a la Tercera División reprogramar el partido

Seguridad

Menores, víctimas de explotación tras deserción escolar

Danae Denigris Mejía, titular de SIPINNA Morelos mencionó que en México no hay una sola entidad que este libre del tema de trata

Seguridad

Falta vinculación para perspectiva de género: Nadia Luz Lara

Identificar los diferentes tipos de violencia que existe contra la mujer es una parte medular del combate a la violencia de género, advierte la magistrada

Seguridad

Lluvias no dan tregua en Morelos, casi 300 viviendas afectadas

Una familia tuvo que ser rescatada este domingo luego de que quedara atrapada en las inundaciones en Jiutepec