/ lunes 8 de febrero de 2021

Eventos solares débiles pueden afectar satélites

Alejandro Lara Sánchez, del IGf, y su equipo, consideran su repercusión en la tecnología en el espacio

Las nubes magnéticas generadas, aun durante erupciones de baja energía del Sol, deberían considerarse en el estudio del clima espacial por tener el potencial de redireccionar rayos cósmicos que podrían devastar satélites de comunicaciones, reveló un estudio encabezado por Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

Para el trabajo, el investigador utilizó los datos que arrojó el observatorio High Altitude Water Cherenkov (HAWC), instalado en Puebla, el cual estudia los objetos astrofísicos más energéticos del Universo, como son los rayos cósmicos de alta energía (partículas subatómicas), que viajan a velocidades cercanas a la de la luz.

La importancia de estudiar el clima espacial radica en que se ha mostrado que durante grandes tormentas solares, los flujos de partículas de alta energía del Sol pueden dañar los satélites y naves espaciales.

Sin embargo, el trabajo de Lara Sánchez evidencia que no se deben menospreciar los producidos por tormentas solares relativamente débiles, porque se pueden formar nubes magnéticas las cuales funcionan como embudos que redireccionan rayos cósmicos galácticos y podrían afectar los satélites de comunicaciones.

“Esto abre un camino que debemos explorar para tener cuidado desde el tema de clima espacial. Debemos estudiar qué tanto realmente puede afectar un flujo de estas partículas en satélites. Ya está bien conocido el efecto de los rayos que se producen en el Sol, en la tecnología”, explicó.

Se pueden formar nubes magnéticas que funcionan como embudos.

Los rayos cósmicos podrían devastar satélites de comunicaciones.

Espiral magnética

El experto en ciencias espaciales añadió que los rayos cósmicos son partículas que se observan y estudian desde hace aproximadamente 100 años. Se sabe que se presentan en eventos energéticos del Universo, por ejemplo, durante la explosión de una supernova.

“Siempre están llegando a la Tierra y su flujo es constante. Desde que se descubrieron se notó en ellos periodos de aumento, que no se sabía si tenían un origen solar, o el campo magnético de la Tierra”, precisó.

A partir de que fueron descubiertos se estudia la disminución del número de rayos cósmicos durante algunas tormentas solares, lo que se conoce como decremento Forbush.

Sin embargo, existe un fenómeno diametralmente opuesto, es decir, se registra incremento del número de rayos cósmicos sin la presencia evidente de tormentas solares, que hasta ahora no tenía explicación clara.

Lara Sánchez y su equipo analizaron uno de estos aumentos de rayos cósmicos ocurrido en 2016, que compararon con numerosos instrumentos terrestres y espaciales, así como con la ayuda de simulaciones numéricas. Se reveló que dichos incrementos tienen su origen en la desviación “ordenada” de partículas, causadas por nubes magnéticas asociadas a las tormentas solares. Con este hallazgo, el equipo encontró la respuesta al fenómeno de los incrementos de RC que había permanecido como un enigma durante décadas.

El experto en clima espacial detalló que de manera permanente el Sol eyecta (expulsa) parte de su material atmosférico al medio interplanetario. A veces, estas eyecciones solares tienen su campo magnético ordenado, en forma de una espiral, lo que se conoce como nube magnética.

“En estos casos no se necesita una gran explosión; este evento fue 'mediocre' en términos explosivos, no llamó la atención porque era un evento pequeñísimo, pero su estructura helicoidal magnética viaja canalizando partículas en una sola dirección. Si hubiera un satélite en el eje de esta nube magnética, podría verse dañado de la misma forma que si se tratara de una explosión del Sol mucho más intensa”, consideró el experto.

Los resultados de este trabajo fueron publicados en el Astrophysical Journal, y actualmente, Lara Sánchez y su equipo realizan una estadística, de eventos similares, captados por HAWC entre 2016 y 2020 para generar una base de datos que les permita confirmar el modelo.


Con información de la UNAM



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Las nubes magnéticas generadas, aun durante erupciones de baja energía del Sol, deberían considerarse en el estudio del clima espacial por tener el potencial de redireccionar rayos cósmicos que podrían devastar satélites de comunicaciones, reveló un estudio encabezado por Alejandro Lara Sánchez, del Instituto de Geofísica (IGf) de la UNAM.

Para el trabajo, el investigador utilizó los datos que arrojó el observatorio High Altitude Water Cherenkov (HAWC), instalado en Puebla, el cual estudia los objetos astrofísicos más energéticos del Universo, como son los rayos cósmicos de alta energía (partículas subatómicas), que viajan a velocidades cercanas a la de la luz.

La importancia de estudiar el clima espacial radica en que se ha mostrado que durante grandes tormentas solares, los flujos de partículas de alta energía del Sol pueden dañar los satélites y naves espaciales.

Sin embargo, el trabajo de Lara Sánchez evidencia que no se deben menospreciar los producidos por tormentas solares relativamente débiles, porque se pueden formar nubes magnéticas las cuales funcionan como embudos que redireccionan rayos cósmicos galácticos y podrían afectar los satélites de comunicaciones.

“Esto abre un camino que debemos explorar para tener cuidado desde el tema de clima espacial. Debemos estudiar qué tanto realmente puede afectar un flujo de estas partículas en satélites. Ya está bien conocido el efecto de los rayos que se producen en el Sol, en la tecnología”, explicó.

Se pueden formar nubes magnéticas que funcionan como embudos.

Los rayos cósmicos podrían devastar satélites de comunicaciones.

Espiral magnética

El experto en ciencias espaciales añadió que los rayos cósmicos son partículas que se observan y estudian desde hace aproximadamente 100 años. Se sabe que se presentan en eventos energéticos del Universo, por ejemplo, durante la explosión de una supernova.

“Siempre están llegando a la Tierra y su flujo es constante. Desde que se descubrieron se notó en ellos periodos de aumento, que no se sabía si tenían un origen solar, o el campo magnético de la Tierra”, precisó.

A partir de que fueron descubiertos se estudia la disminución del número de rayos cósmicos durante algunas tormentas solares, lo que se conoce como decremento Forbush.

Sin embargo, existe un fenómeno diametralmente opuesto, es decir, se registra incremento del número de rayos cósmicos sin la presencia evidente de tormentas solares, que hasta ahora no tenía explicación clara.

Lara Sánchez y su equipo analizaron uno de estos aumentos de rayos cósmicos ocurrido en 2016, que compararon con numerosos instrumentos terrestres y espaciales, así como con la ayuda de simulaciones numéricas. Se reveló que dichos incrementos tienen su origen en la desviación “ordenada” de partículas, causadas por nubes magnéticas asociadas a las tormentas solares. Con este hallazgo, el equipo encontró la respuesta al fenómeno de los incrementos de RC que había permanecido como un enigma durante décadas.

El experto en clima espacial detalló que de manera permanente el Sol eyecta (expulsa) parte de su material atmosférico al medio interplanetario. A veces, estas eyecciones solares tienen su campo magnético ordenado, en forma de una espiral, lo que se conoce como nube magnética.

“En estos casos no se necesita una gran explosión; este evento fue 'mediocre' en términos explosivos, no llamó la atención porque era un evento pequeñísimo, pero su estructura helicoidal magnética viaja canalizando partículas en una sola dirección. Si hubiera un satélite en el eje de esta nube magnética, podría verse dañado de la misma forma que si se tratara de una explosión del Sol mucho más intensa”, consideró el experto.

Los resultados de este trabajo fueron publicados en el Astrophysical Journal, y actualmente, Lara Sánchez y su equipo realizan una estadística, de eventos similares, captados por HAWC entre 2016 y 2020 para generar una base de datos que les permita confirmar el modelo.


Con información de la UNAM



Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music

Local

Alcalde de Huitzilac señala irregularidades de la pasada administración

Rafael Vargas Muñoz informó que hay adeudos de más de 4 millones de pesos y comprobantes fiscales extemporáneos

Seguridad

Robo de vehículos aumenta 10 por ciento

Se llevan tres de cada cuatro unidades con violencia, advierte la Oficina Coordinadora de Riesgos Asegurados

Local

En Cuernavaca actualizarán predial

El 40% de las propiedades no se han regularizado, adelanta el alcalde José Luis Urióstegui

Seguridad

Proyecto de 'Patrullas Rosa' requiere recursos y apoyo

El reto de los ayuntamiento es que Morelos pueda salir de los primeros lugares de violencia contra la mujer, advierte Ariadna Urbina

Local

Cuernavaca buscará refinanciar la deuda pública

El acuerdo será para reprogramar los pagos de 200 millones de pesos en diez años

Doble Vía

¿Cómo obtener una consulta personalizada sobre nutrición?

Si casi a finales de enero tu propósito de Año Nuevo sigue siendo mantener un peso saludable y mejorar tus hábitos, esto te interesa

Doble Vía

Hueyapan representa a Morelos en festival gastronómico de Oaxaca

Reyna Pérez Vicuña, originaria del municipio indígena de Hueyapan participó en el “Festival Zimatlán Gastronómico”

Local

Cuernavaca encabeza la lista de casos de agresiones contra mujeres

Lorena Castillo Castillo, directora del Instituto de la Mujer en Cuernavaca pidió compromiso para erradicar el problema

Local

Alcalde de Huitzilac señala irregularidades de la pasada administración

Rafael Vargas Muñoz informó que hay adeudos de más de 4 millones de pesos y comprobantes fiscales extemporáneos