/ sábado 8 de agosto de 2020

[Especial] Preocupa consumo de dióxido de cloro

El debate ya no es entre si es útil o no, sino entre el peso que le damos a la evidencia científica en contra del testimonio: ACMor

La presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos (ACMor), manifestó su preocupación ante el debate que ha surgido en torno a los medicamentos milagro, como el dióxido de cloro, poniendo en juego la evidencia científica contra testimonios o anécdotas de personas que supuestamente han combatido al Covid-19, y que incluso ponen en riesgo la vida de las personas que los llegan a consumir.

En sus redes sociales, la investigadora apunta que "quisiera puntualizar que el debate ya no es entre si el dióxido de cloro es útil o no, sino entre el peso que le damos a la evidencia científica en contra del testimonio o la anécdota. Para que sea considerado evidencia científica debe pasar por un riguroso proceso de evaluación", en el caso de cualquier medicamento a fin de corroborar que no sea nocivo para la salud de las personas.

Valderrama dijo que se comienza con la prueba de concepto, la cual debe pasar por la evaluación de pares y ser publicada en una revista científica profesional. Blogs, videos y otros medios de comunicación no cuentan con esta categoría.

El procedimiento, se explica en la página https://culturacientifica.com/2019/12/16/las-publicaciones-cientificas/ como “el término par, como sinónimo de igual, hace referencia al hecho de que los revisores son investigadores como los autores de los trabajos. Así pues, los evaluadores son colegas de los autores y, en principio, se encuentran al mismo nivel que aquellos. Se supone que este procedimiento garantiza que los trabajos que se publican cumplen los requisitos exigibles para aceptar que un trabajo sea dado a conocer.

Normalmente cuanto mayor es el nivel de las revistas y más son los investigadores que les remiten sus trabajos para publicación, y de esa forma se genera un circuito de retroalimentación positiva que funciona de acuerdo con la siguiente secuencia: cuantos más son los trabajos remitidos a una revista, más son los rechazados, por lo que como solo se seleccionan los muy buenos, la calidad de los que se publican es cada vez mayor; ello actúa como incentivo para publicar en esa revista, con lo que la remisión de trabajos aumentará, y así sucesivamente. Esa es la teoría”.

Brenda Valderrama señala que la siguiente etapa son ensayos clínicos que se llevan a cabo bajo protocolos establecidos que eliminen por un lado la posibilidad de daño a los sujetos de estudio y por otro lado la casualidad o a la existencia de efectos mezclados con otros medicamentos.

Luego sigue el proceso de escrutinio por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien hace poco emitió una alerta por el consumo del hipoclorito de sodio, conocido como “Solución Mineral Milagrosa”, SMM, MMS o CDS por sus siglas en cada país; e informó que “el dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales”.

La investigadora advirtió que el cloro es el elemento más oxidante del planeta, su combinación con oxígeno lo hace todavía más agresivo. La oxidación es la primera causa de daño degenerativo en el organismo y está asociada a envejecimiento y padecimientos como cáncer; además de que “el consumo de compuestos de cloro oxidados, ya sea el dióxido de cloro en cualquier presentación o el hipoclorito de sodio o cloro doméstico, imponen un grave riesgo a la salud y a la vida conocido como estrés oxidativo”.

Por último, dijo que la clase científica entiende la frustración que esta pandemia ha causado, sin embargo, al no haber algún medicamento cuya eficacia haya sido comprobada en beneficio de los humanos, no hay mejor medidas que el “uso de cubre bocas, higiene, distancia y ventilación”.

La presidenta de la Academia de Ciencias de Morelos (ACMor), manifestó su preocupación ante el debate que ha surgido en torno a los medicamentos milagro, como el dióxido de cloro, poniendo en juego la evidencia científica contra testimonios o anécdotas de personas que supuestamente han combatido al Covid-19, y que incluso ponen en riesgo la vida de las personas que los llegan a consumir.

En sus redes sociales, la investigadora apunta que "quisiera puntualizar que el debate ya no es entre si el dióxido de cloro es útil o no, sino entre el peso que le damos a la evidencia científica en contra del testimonio o la anécdota. Para que sea considerado evidencia científica debe pasar por un riguroso proceso de evaluación", en el caso de cualquier medicamento a fin de corroborar que no sea nocivo para la salud de las personas.

Valderrama dijo que se comienza con la prueba de concepto, la cual debe pasar por la evaluación de pares y ser publicada en una revista científica profesional. Blogs, videos y otros medios de comunicación no cuentan con esta categoría.

El procedimiento, se explica en la página https://culturacientifica.com/2019/12/16/las-publicaciones-cientificas/ como “el término par, como sinónimo de igual, hace referencia al hecho de que los revisores son investigadores como los autores de los trabajos. Así pues, los evaluadores son colegas de los autores y, en principio, se encuentran al mismo nivel que aquellos. Se supone que este procedimiento garantiza que los trabajos que se publican cumplen los requisitos exigibles para aceptar que un trabajo sea dado a conocer.

Normalmente cuanto mayor es el nivel de las revistas y más son los investigadores que les remiten sus trabajos para publicación, y de esa forma se genera un circuito de retroalimentación positiva que funciona de acuerdo con la siguiente secuencia: cuantos más son los trabajos remitidos a una revista, más son los rechazados, por lo que como solo se seleccionan los muy buenos, la calidad de los que se publican es cada vez mayor; ello actúa como incentivo para publicar en esa revista, con lo que la remisión de trabajos aumentará, y así sucesivamente. Esa es la teoría”.

Brenda Valderrama señala que la siguiente etapa son ensayos clínicos que se llevan a cabo bajo protocolos establecidos que eliminen por un lado la posibilidad de daño a los sujetos de estudio y por otro lado la casualidad o a la existencia de efectos mezclados con otros medicamentos.

Luego sigue el proceso de escrutinio por parte de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), quien hace poco emitió una alerta por el consumo del hipoclorito de sodio, conocido como “Solución Mineral Milagrosa”, SMM, MMS o CDS por sus siglas en cada país; e informó que “el dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales”.

La investigadora advirtió que el cloro es el elemento más oxidante del planeta, su combinación con oxígeno lo hace todavía más agresivo. La oxidación es la primera causa de daño degenerativo en el organismo y está asociada a envejecimiento y padecimientos como cáncer; además de que “el consumo de compuestos de cloro oxidados, ya sea el dióxido de cloro en cualquier presentación o el hipoclorito de sodio o cloro doméstico, imponen un grave riesgo a la salud y a la vida conocido como estrés oxidativo”.

Por último, dijo que la clase científica entiende la frustración que esta pandemia ha causado, sin embargo, al no haber algún medicamento cuya eficacia haya sido comprobada en beneficio de los humanos, no hay mejor medidas que el “uso de cubre bocas, higiene, distancia y ventilación”.

Seguridad

Se enfrentan ministeriales y presuntos delincuentes en Tilzapotla

Los agentes repelieron la agresión luego de que civiles armados abrieran fuego desde un vehículo rojo y de una motocicleta

Local

Las escuelas de español avizoran recuperación

Poco a poco las clases de español se están recuperando en las escuelas luego de la pandemia de Covid-19

Local

Se multiplican quejas por tarjetas bancarias en Morelos

La Condusef en Morelos ha tenido un aumento en en las quejas de los usuarios que tanto en cargos no reconocidos así como en transferencias

Local

La escasez de medicinas pega a diputados: Yáñez Vázquez

Se busca que las autoridades correspondientes provean los uniformes, material e insumos indispensables para que el personal realice sus labores de manera adecuada y segura.

Local

Morelenses encuentran trabajo, pero en el extranjero

Más de un centenar de morelenses han sido colocados en puestos laborales en otros países; llaman a los aspirantes a concluir sus trámites en las oficinas de la dependencia

Sociedad

INM envía a migrantes detenidos en caravana de vuelta a Tapachula

Al menos 70 extranjeros fueron asegurados al alejarse del grupo principal en la carretera

Seguridad

Ojeda asegura que inmuebles se entregaban al crimen organizado

La detención de una exfuncionaria del Ayuntamiento, reveló la adjudicación de propiedades a grupos delictivos

Local

En el olvido proyecto del aeropuerto en Morelos

La muerte, fallas en avionetas escuela y la pandemia, detuvieron propuestas para el desarrollo de la entidad

Cultura

Se presenta en foro del Andén la obra “Los tres del 17”

Compañía queretana presenta en Cuautla la obra “Los tres del 17”. además, adultos disfrutan de la obra con títeres “Instrucciones para sembrar un jardín”