/ sábado 24 de octubre de 2020

[Especial] Morelos, tierra de piratería

Hace cuatro años fue el último operativo para decomisar mercancía apócrifa, que ahora incluye medicamentos controlados

Desde 2016 en Morelos no se realiza un operativo en contra de la piratería. Aunque en los últimos años los software son los de mayor “copia” para su venta y comercialización, así como los componentes electrónicos, son las canciones, juegos y aplicaciones las de mayor demanda en el mercado negro. Pero la piratería va más allá. Llega incluso a la ropa, calzado, perfumes y prácticamente todo lo que existe para la vida diaria.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la piratería se define como “la reproducción y distribución de copias de obras protegidas por el derecho de autor, así como su transmisión al público o su puesta a disposición en redes de comunicación en línea, sin la autorización de los propietarios legítimos, cuando dicha autorización resulte necesaria legalmente”.

En Morelos, en 2016 se registró la última acción en contra de este delito; a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su delegación Morelos, se informó que se efectuó la destrucción de material falso en cumplimiento al Programa de Destrucción de objetos del delito, según la carpeta: DPE/4797/16.

En ese momento se destruyeron 2 mil 447 piezas falsificadas que consistieron en videogramas y fonogramas en sus formatos de DVD y CD, así como portadillas y estuches. La destrucción fue realizada bajo la supervisión del Ministerio Público de la Federación, en coordinación con personal del Órgano Interno de Control de la Institución, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y con personal de la dirección general de la Coordinación de Servicios Periciales.

En mayo de 2016, de acuerdo con la carpeta, DPE/1172/16, esa dependencia del gobierno federal aseguraba 15 mil 400 DVD y 9 mil 400 CD, dando un total de 24 mil 800 piezas de material apócrifo durante un operativo efectuado en los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Jojutla, Emiliano Zapata, Temixco y Cuautla.

Sobre el porqué no se hacen este tipo de acciones de manera regular es porque no existe denuncia de ningún ciudadano, incluso de empresa, lo cual es importante para actuar en consecuencia, señalaron las autoridades.

Aunque en la actualidad no existen datos precisos o actuales sobre la dimensión del problema en el 2020, basta ver los números que existen en el ámbito nacional, por ejemplo, en “México así sucede” Rebeca Morales escribió el 25 de febrero que el país hasta el 85 por ciento de la población admite que consume piratería de manera habitual y se ha consolidado como el segundo a nivel mundial en la producción de películas grabadas de manera ilegal.

Agregaba en ese portal que el mercado en internet también ha crecido de manera importante, hasta el 60 por ciento de los productos que se comercial en línea son productos piratas o “clones” y en muchas de las ocasiones los consumidores no saben distinguir entre un artículo original y una copia, aunque el precio llega a ser entre 30 y 50 por ciento más barato que el original.

En otro aspecto el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC) calculó que la piratería ocasiona una pérdida recaudatoria de poco más de 6 mil millones de pesos por Impuesto al Valor

Agregado (IVA). Dicha instancia calculó que el mercado sombra de la piratería podría costarle al país más de 43 mil millones de pesos, aproximadamente 34 por ciento del recorte presupuestal anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 2015.

En su análisis el doctor Juan Pablo Aguirre Quezada, destacó que el problema de la piratería en México es una práctica más visible que en otros países. Diferentes copias apócrifas de múltiples productos pueden ser adquiridas en la vía pública, fácilmente accesible a los consumidores. Ejemplo de ello es que el pasado 30 de junio de 2015 se presentó el reporte Piratería. Entendiendo el mercado “sombra” en México por el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. y la American Chamber of Commerce of México. En dicho análisis, los consultados respondieron que, en el último año, los productos apócrifos que más adquirieron fueron: CDs de música (68%), Películas en DVD (62%), ropa y accesorios (41%), calzados (29%) y cosméticos, lociones y perfumes (25%).

En los números los ciudadanos prefieren adquirir estos productos es por el costo, como la principal razón para adquirir un producto pirata, seguido de la facilidad para adquirirlo (16%). Sólo 8% mencionó que el incentivo para comprar estos productos es por su parecido con el original, 6% porque no encontraron el original y 4% por su calidad.

Infobae señaló que el estudio “Anatomía de la Corrupción en México”, realizado por el IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad A.C) en 2016, refieren que los ingresos anuales generados por la piratería sumaron 75 mil millones de dólares.

Desde 2016 en Morelos no se realiza un operativo en contra de la piratería. Aunque en los últimos años los software son los de mayor “copia” para su venta y comercialización, así como los componentes electrónicos, son las canciones, juegos y aplicaciones las de mayor demanda en el mercado negro. Pero la piratería va más allá. Llega incluso a la ropa, calzado, perfumes y prácticamente todo lo que existe para la vida diaria.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la piratería se define como “la reproducción y distribución de copias de obras protegidas por el derecho de autor, así como su transmisión al público o su puesta a disposición en redes de comunicación en línea, sin la autorización de los propietarios legítimos, cuando dicha autorización resulte necesaria legalmente”.

En Morelos, en 2016 se registró la última acción en contra de este delito; a través de la Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), por conducto de su delegación Morelos, se informó que se efectuó la destrucción de material falso en cumplimiento al Programa de Destrucción de objetos del delito, según la carpeta: DPE/4797/16.

En ese momento se destruyeron 2 mil 447 piezas falsificadas que consistieron en videogramas y fonogramas en sus formatos de DVD y CD, así como portadillas y estuches. La destrucción fue realizada bajo la supervisión del Ministerio Público de la Federación, en coordinación con personal del Órgano Interno de Control de la Institución, elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) y con personal de la dirección general de la Coordinación de Servicios Periciales.

En mayo de 2016, de acuerdo con la carpeta, DPE/1172/16, esa dependencia del gobierno federal aseguraba 15 mil 400 DVD y 9 mil 400 CD, dando un total de 24 mil 800 piezas de material apócrifo durante un operativo efectuado en los municipios de Cuernavaca, Jiutepec, Jojutla, Emiliano Zapata, Temixco y Cuautla.

Sobre el porqué no se hacen este tipo de acciones de manera regular es porque no existe denuncia de ningún ciudadano, incluso de empresa, lo cual es importante para actuar en consecuencia, señalaron las autoridades.

Aunque en la actualidad no existen datos precisos o actuales sobre la dimensión del problema en el 2020, basta ver los números que existen en el ámbito nacional, por ejemplo, en “México así sucede” Rebeca Morales escribió el 25 de febrero que el país hasta el 85 por ciento de la población admite que consume piratería de manera habitual y se ha consolidado como el segundo a nivel mundial en la producción de películas grabadas de manera ilegal.

Agregaba en ese portal que el mercado en internet también ha crecido de manera importante, hasta el 60 por ciento de los productos que se comercial en línea son productos piratas o “clones” y en muchas de las ocasiones los consumidores no saben distinguir entre un artículo original y una copia, aunque el precio llega a ser entre 30 y 50 por ciento más barato que el original.

En otro aspecto el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC) calculó que la piratería ocasiona una pérdida recaudatoria de poco más de 6 mil millones de pesos por Impuesto al Valor

Agregado (IVA). Dicha instancia calculó que el mercado sombra de la piratería podría costarle al país más de 43 mil millones de pesos, aproximadamente 34 por ciento del recorte presupuestal anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en 2015.

En su análisis el doctor Juan Pablo Aguirre Quezada, destacó que el problema de la piratería en México es una práctica más visible que en otros países. Diferentes copias apócrifas de múltiples productos pueden ser adquiridas en la vía pública, fácilmente accesible a los consumidores. Ejemplo de ello es que el pasado 30 de junio de 2015 se presentó el reporte Piratería. Entendiendo el mercado “sombra” en México por el Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. y la American Chamber of Commerce of México. En dicho análisis, los consultados respondieron que, en el último año, los productos apócrifos que más adquirieron fueron: CDs de música (68%), Películas en DVD (62%), ropa y accesorios (41%), calzados (29%) y cosméticos, lociones y perfumes (25%).

En los números los ciudadanos prefieren adquirir estos productos es por el costo, como la principal razón para adquirir un producto pirata, seguido de la facilidad para adquirirlo (16%). Sólo 8% mencionó que el incentivo para comprar estos productos es por su parecido con el original, 6% porque no encontraron el original y 4% por su calidad.

Infobae señaló que el estudio “Anatomía de la Corrupción en México”, realizado por el IMCO (Instituto Mexicano para la Competitividad A.C) en 2016, refieren que los ingresos anuales generados por la piratería sumaron 75 mil millones de dólares.

Local

Primero la salud, proponen cerrar iglesias guadalupanas

El incremento de contagios convierte las fiestas del 12 de diciembre en un peligro, asegura Ana Bruguete

Local

Morelos llega los 8 mil 35 casos de Coronavirus

Oficialmente se tienen registradas mil 458 defunciones por la pandemia

Local

Aclaran: No se puede multar por no usar el cubrebocas

Para aplicar multas, primero los alcaldes tendrían que modificar sus leyes de ingreso

Local

[Mundo Geek] Free fire, entre el amor y el odio

Para pesar de muchos, recientemente se hizo acreedor al premio de mejor videojuego móvil del año de los Esports Awards 2020

Cultura

Domingo Angola estrena en Ticumán

La puesta en escena parte de un texto de Jaime Bhabaud y está integrada por un gran elenco

Deportes

Suspenden partidos por Covid-19 en Liga Premier

Los Arroceros esperan resultados de una nueva prueba que se hizo el plantel, previo al duelo frente a Zitácuaro 

Literatura

Martín Caparrós aborda el temor a la muerte en su novela Sinfín

Hoy Caparrós publica un libro que invita a la reflexión sobre la muerte: palabra que los reportes de archivero han convertido en palabreja

Moda

Sonia Falcone lleva su arte a las pasarelas 

La artista plástica y presidenta de la Fundación AMA Saving The Oceans, llevó a cabo una gala especial donde dio a conocer su nueva propuesta de diseño de moda 

Teatro

DramaFest lleva al público tras bambalinas

Inicia la edición 2020 de DramaFest, mostrando a los espectadores el lado desconocido de la magia del teatro