/ sábado 3 de agosto de 2019

[Especial] Manos extranjeras trabajan en la reconstrucción

Amviac ha detectado que las autoridades focalizaron la entrega de apoyos de reconstrucción únicamente hacia ciertos sectores

A dos años del sismo que sacudió la vida de miles de familias, cuyos hogares fueron destruidos en Morelos, pocos de los esfuerzos que cobraron vida con esa contingencia se mantienen intactos. Uno de ellos, sin embargo, ha tratado de apoyar a las familias que no fueron beneficiadas por el gobierno; se trata de un grupo conformado por voluntarios procedentes de otras partes del mundo.

Manos extranjeras

La tarde del 19 de septiembre de 2017 nadie sabía qué hacer. Édgar Aguilar, representante de la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional (Amviac), recuerda que, en aquel momento, los voluntarios que se encontraban en México cumpliendo con sus responsabilidades en otros talleres se avocaron en la región Oriente del estado para ayudar a las familias que habían perdido sus hogares.

Nuestro trabajo fue repartir despensas, retirar escombros y despejar espacios para que las autoridades iniciaran la reconstrucción de viviendas

Con el transcurrir de las semanas, este grupo se percató de que había familias que habían sido olvidadas durante los censos de apoyo, personas de bajos recursos que, a partir de ese momento, habían quedado desamparadas, con pocas esperanzas de volver a ver sus hogares en pie. Fue entonces cuando los voluntarios empezaron a trabajar.

Empezamos con cuatro voluntarios extranjeros, así como con alumnos del Instituto Tecnológico de Cuautla y varias instituciones

Aprovechando las estadías que han realizado los voluntarios extranjeros en el país, la Amviac ha realizado campamentos de fin de semana que buscan apoyar a familias olvidadas con la reconstrucción de sus hogares. Para hacerlo, los visitantes han tenido que aprender a construir las casas tal como lo hacían nuestros antepasados.

Bioreconstrucción

Si algo ha caracterizado el trabajo que ha realizado la Amviac en la reconstrucción de viviendas ha sido el respeto que conservan hacia el adobe, una técnica de construcción ancestral para los mexicanos que se vale de la tierra y las hierbas: el adobe. Si bien es cierto que muchos de los hogares caídos estaban hechos con adobe, este grupo ha recibido asesoría para que los nuevos hogares sean más resistentes.

Con el apoyo del colectivo Masiosare y Reconstruir AMOR, la Amviac ha realizado trabajos de reconstrucción en los municipios de Tlayacapan, Totolapan y Miacatlán. Cada experiencia, afirma Édgar, fortalece los lazos de solidaridad que existen entre los voluntarios y crea vínculos con las comunidades y las familias que han visitado.

La solidaridad es algo muy fuerte, los lazos que tenemos, con voluntarios de varios países y de todas las clases sociales, donde todos nos unimos para llevar a cabo un proyecto

Sólo hace falta voluntad

Aunque es cierto que el dinero es importante para llevar a cabo proyectos de reconstrucción, Édgar Aguilar enfatiza que lo más importante es la voluntad. En los territorios que ha recorrido, la Amviac ha detectado que las autoridades focalizaron la entrega de apoyos de reconstrucción únicamente hacia ciertos sectores, olvidándose de la urgencia que tienen las familias de comunidades desplazadas, donde el pasar de los meses terminó por arrebatarles la esperanza de ver sus hogares nuevamente de pie.

Para la asociación, el trabajo consiste en detectar donde pesa más esa necesidad, por medio de un trabajo en el que la voluntad es el ingrediente principal, haciendo uso de los materiales que ofrece la naturaleza misma.

A dos años del sismo que sacudió la vida de miles de familias, cuyos hogares fueron destruidos en Morelos, pocos de los esfuerzos que cobraron vida con esa contingencia se mantienen intactos. Uno de ellos, sin embargo, ha tratado de apoyar a las familias que no fueron beneficiadas por el gobierno; se trata de un grupo conformado por voluntarios procedentes de otras partes del mundo.

Manos extranjeras

La tarde del 19 de septiembre de 2017 nadie sabía qué hacer. Édgar Aguilar, representante de la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional (Amviac), recuerda que, en aquel momento, los voluntarios que se encontraban en México cumpliendo con sus responsabilidades en otros talleres se avocaron en la región Oriente del estado para ayudar a las familias que habían perdido sus hogares.

Nuestro trabajo fue repartir despensas, retirar escombros y despejar espacios para que las autoridades iniciaran la reconstrucción de viviendas

Con el transcurrir de las semanas, este grupo se percató de que había familias que habían sido olvidadas durante los censos de apoyo, personas de bajos recursos que, a partir de ese momento, habían quedado desamparadas, con pocas esperanzas de volver a ver sus hogares en pie. Fue entonces cuando los voluntarios empezaron a trabajar.

Empezamos con cuatro voluntarios extranjeros, así como con alumnos del Instituto Tecnológico de Cuautla y varias instituciones

Aprovechando las estadías que han realizado los voluntarios extranjeros en el país, la Amviac ha realizado campamentos de fin de semana que buscan apoyar a familias olvidadas con la reconstrucción de sus hogares. Para hacerlo, los visitantes han tenido que aprender a construir las casas tal como lo hacían nuestros antepasados.

Bioreconstrucción

Si algo ha caracterizado el trabajo que ha realizado la Amviac en la reconstrucción de viviendas ha sido el respeto que conservan hacia el adobe, una técnica de construcción ancestral para los mexicanos que se vale de la tierra y las hierbas: el adobe. Si bien es cierto que muchos de los hogares caídos estaban hechos con adobe, este grupo ha recibido asesoría para que los nuevos hogares sean más resistentes.

Con el apoyo del colectivo Masiosare y Reconstruir AMOR, la Amviac ha realizado trabajos de reconstrucción en los municipios de Tlayacapan, Totolapan y Miacatlán. Cada experiencia, afirma Édgar, fortalece los lazos de solidaridad que existen entre los voluntarios y crea vínculos con las comunidades y las familias que han visitado.

La solidaridad es algo muy fuerte, los lazos que tenemos, con voluntarios de varios países y de todas las clases sociales, donde todos nos unimos para llevar a cabo un proyecto

Sólo hace falta voluntad

Aunque es cierto que el dinero es importante para llevar a cabo proyectos de reconstrucción, Édgar Aguilar enfatiza que lo más importante es la voluntad. En los territorios que ha recorrido, la Amviac ha detectado que las autoridades focalizaron la entrega de apoyos de reconstrucción únicamente hacia ciertos sectores, olvidándose de la urgencia que tienen las familias de comunidades desplazadas, donde el pasar de los meses terminó por arrebatarles la esperanza de ver sus hogares nuevamente de pie.

Para la asociación, el trabajo consiste en detectar donde pesa más esa necesidad, por medio de un trabajo en el que la voluntad es el ingrediente principal, haciendo uso de los materiales que ofrece la naturaleza misma.

Deportes

[VIDEO] Presenta el Zacatepec a sus refuerzos y nueva piel

El anuncio se llevó a cabo en la zona de prensa del estadio Agustín "Coruco" Díaz de la Selva Cañera

Local

[VIDEO] El coleccionistas de los Beatles vive en Cuautla

El historiador Rafael Vázquez abre las puertas de su colección de artículos relacionados con el cuarteto de Liverpool

Local

[Especial] Cine Morelos: 137 años de historia

El emblemático edificio, situado en el Centro Histórico de Cuernavaca, se prepara para volver a abrir sus puertas el 21 de enero

Local

El Salto un espacio para disfrutar la naturaleza

Este lugar está ubicado entre Tetela del Volcán y Hueyapan

Sociedad

"Nuestra vida peligra", migrantes piden a México no ser deportados

Aseguran que no todas las personas que vienen en la caravana son malos y que la mayoría viene con ganas de trabajar

Justicia

Familia niega que diputado sea responsable de ataque con ácido a saxofonista

A través de una carta enviada a la opinión pública, Hernández García negó la participación de su esposo en los hechos

Local

Aumentan los asaltos a cuentahabientes en Cuautla

Llaman a la ciudadanía a tener precaución a la hora de retirar cantidades elevadas en los bancos

Local

Estos son los tres problemas que enfrenta el río Cuautla

Trabajan sociedad organizada y la Secretaría de Desarrollo Sustentable en estrategias para su conservación

Local

[Especial] La mitad de antenas no están reguladas

No existe ninguna prueba científica convincente de que las señales de RF tengan efectos en la salud