/ sábado 22 de junio de 2019

[Especial] La Estrella, emblema de las cantinas

Desde 1986, Alberto Ruiz se encarga de atender a aquellos hombres que llegan con muchas ganas de beber y pasar un buen rato

El carro con la barra de hielo pasaba todos los días antes del mediodía, el perro llamado "gringo" siempre estaba listo para agregar el "buque" que hacía el sabor muy característico de las bebidas en la cantina la Estrella. Adentro, como cada día desde hace 102 años, se prepara el caldo de espinazo, las tostadas y el clamato listo para recibir a los bebedores. Así ha sobrevivido este lugar entre leyendas y bromas de los parroquianos.

La clientela son hombres de todas las edades, saben lo que van a encontrar en la cantina, mezcal del mejor o cerveza muy fría, al lugar debes ir solo tienes muchas ganas de beber. Mientras los olores de comida, cigarro y bebidas se confunden en realidad, no sabes que elegir ante tal intensidad.

El lugar, por fuera, ha recuperado parte de lo que era, ya que después del sismo de 2017 tuvo que ser remodelado, e incluso ha perdido la teja del techo que se había negado a cambiar; viejos cuadros cuelgan en las paredes que a fuerza de conservar su tradicional color sobreviven a los 102 años de vida.

Ubicado en el centro de Cuernavaca, ha sido visitada por muchas personalidades cuya satisfacción era sentir el líquido resbalar por su garganta, departir como en casa por lo reducido del espacio, y después sin importar salir rebotando en las paredes.

Por fuera es una vieja casa de 10 metros de frente con dos puertas, pero destaca en lo alto, de una de ellas, una estrella, y orgullosamente porta una frase del escritor Malcolm Lowry, escrita en 1936:

Que belleza se puede comparar a la de una cantina en las primeras horas de la mañana.

Alberto Ruiz atiende a los hombres que llegan con ganas de beber una cerveza o mezcal desde 1986.

La Estrella es una cantina de 102 años en la ciudad y lugar cuya fama fue mundial porque el autor de Bajo el Volcán es el escenario que ocupó para su inspiración. La vieja casa se ha podido mantener a pesar del tiempo, ha sido administrada por cuatro generaciones; no obstante, después del sismo de 2017, estuvo a punto de cerrar por daños, pero gradualmente con el respaldo de la fundación Malcolm Lowry y de la llamada cofradía ha podido otra vez abrir sus puertas.

El periodista Hugo Calderón refirió que la Estrella es el único establecimiento en Cuernavaca que funciona con el giro de cantina en la actualidad. Además Roberto Ruiz atiende el lugar desde 1986, es la cantina más vieja de esta capital. En 2012, le hicieron un homenaje allí a Malcolm Lowry, autor del libro Bajo el Volcán.

Aunque la relación de Lowry con la cantina La Estrella en Cuernavaca no es tan fuerte como se pensaría, ya que el escritor inglés, educado en Cambridge, llegó a Cuernavaca en un intento personal por salvar su relación con su primera esposa, una actriz estadounidense.

El lugar le sirvió de refugio y consuelo para ahogar sus penas, tal vez por eso los bohemios consideran que fue en parte el lugar que le sirvió de inspiración porque el protagonista principal es un excónsul británico que llega a la capital morelense en una celebración de día de muertos y lo hace con mezcal. Aunque la novela fue publicada hasta 1947 por amigos del escritor, en Cuernavaca permaneció cuando mucho por tres años.

Pero con Lowry o sin él, la cantina más tradicional es la Estrella de Cuernavaca, con apenas seis mesitas, una barra de madera y por un lado el "miadero" infaltable para los bebedores.

El escritor Malcom Lowry utilizó la cantina como inspiración para escribir Bajo el Volcán.

Han pasado 102 años y el lugar continúa con su clientela de siempre, pero se renueva cada día, porque los adoradores de Baco nunca faltan.

El carro con la barra de hielo pasaba todos los días antes del mediodía, el perro llamado "gringo" siempre estaba listo para agregar el "buque" que hacía el sabor muy característico de las bebidas en la cantina la Estrella. Adentro, como cada día desde hace 102 años, se prepara el caldo de espinazo, las tostadas y el clamato listo para recibir a los bebedores. Así ha sobrevivido este lugar entre leyendas y bromas de los parroquianos.

La clientela son hombres de todas las edades, saben lo que van a encontrar en la cantina, mezcal del mejor o cerveza muy fría, al lugar debes ir solo tienes muchas ganas de beber. Mientras los olores de comida, cigarro y bebidas se confunden en realidad, no sabes que elegir ante tal intensidad.

El lugar, por fuera, ha recuperado parte de lo que era, ya que después del sismo de 2017 tuvo que ser remodelado, e incluso ha perdido la teja del techo que se había negado a cambiar; viejos cuadros cuelgan en las paredes que a fuerza de conservar su tradicional color sobreviven a los 102 años de vida.

Ubicado en el centro de Cuernavaca, ha sido visitada por muchas personalidades cuya satisfacción era sentir el líquido resbalar por su garganta, departir como en casa por lo reducido del espacio, y después sin importar salir rebotando en las paredes.

Por fuera es una vieja casa de 10 metros de frente con dos puertas, pero destaca en lo alto, de una de ellas, una estrella, y orgullosamente porta una frase del escritor Malcolm Lowry, escrita en 1936:

Que belleza se puede comparar a la de una cantina en las primeras horas de la mañana.

Alberto Ruiz atiende a los hombres que llegan con ganas de beber una cerveza o mezcal desde 1986.

La Estrella es una cantina de 102 años en la ciudad y lugar cuya fama fue mundial porque el autor de Bajo el Volcán es el escenario que ocupó para su inspiración. La vieja casa se ha podido mantener a pesar del tiempo, ha sido administrada por cuatro generaciones; no obstante, después del sismo de 2017, estuvo a punto de cerrar por daños, pero gradualmente con el respaldo de la fundación Malcolm Lowry y de la llamada cofradía ha podido otra vez abrir sus puertas.

El periodista Hugo Calderón refirió que la Estrella es el único establecimiento en Cuernavaca que funciona con el giro de cantina en la actualidad. Además Roberto Ruiz atiende el lugar desde 1986, es la cantina más vieja de esta capital. En 2012, le hicieron un homenaje allí a Malcolm Lowry, autor del libro Bajo el Volcán.

Aunque la relación de Lowry con la cantina La Estrella en Cuernavaca no es tan fuerte como se pensaría, ya que el escritor inglés, educado en Cambridge, llegó a Cuernavaca en un intento personal por salvar su relación con su primera esposa, una actriz estadounidense.

El lugar le sirvió de refugio y consuelo para ahogar sus penas, tal vez por eso los bohemios consideran que fue en parte el lugar que le sirvió de inspiración porque el protagonista principal es un excónsul británico que llega a la capital morelense en una celebración de día de muertos y lo hace con mezcal. Aunque la novela fue publicada hasta 1947 por amigos del escritor, en Cuernavaca permaneció cuando mucho por tres años.

Pero con Lowry o sin él, la cantina más tradicional es la Estrella de Cuernavaca, con apenas seis mesitas, una barra de madera y por un lado el "miadero" infaltable para los bebedores.

El escritor Malcom Lowry utilizó la cantina como inspiración para escribir Bajo el Volcán.

Han pasado 102 años y el lugar continúa con su clientela de siempre, pero se renueva cada día, porque los adoradores de Baco nunca faltan.

Local

Retoman consultas externas en el Parres

Durante esta semana nuevamente se ratifica el semáforo naranja

Local

[Diversia]

La Iglesia del Río de la Plata brinda servicios desde hace casi 40 años y en ella se acepta la existencia de la diversidad sexual

Seguridad

Vinculan a proceso a exalcalde de Zacatepec

Presuntamente distrajo casi medio millón de pesos del Ayuntamiento

Local

Retoman consultas externas en el Parres

Durante esta semana nuevamente se ratifica el semáforo naranja

Local

Fuera, malos hábitos en la designación de magistrados

La convocatoria será para todos los ciudadanos que cumplan los requisitos

Local

"Asignación de plazas de maestros no es equitativa"

Es por ello que los inconformes se encuentran reagrupando para determinar que acciones tomarán respecto al tema

Local

Deserción escolar violenta DH

El Instituto de Educación Básica del Estado llamó a los padres de familia a no impedir que los menores continúen con el nuevo ciclo escolar

Local

[Diversia] Una iglesia católica celebra matrimonios del mismo sexo

La Iglesia del Río de la Plata brinda servicios desde hace casi 40 años y en ella se acepta la existencia de la diversidad sexual

Cultura

Ardiente

Mirar hacia adentro