/ sábado 18 de mayo de 2019

[Especial] El destino nos alcanzó

Aún con la peor calidad del aire en la región, Cuernavaca no cuenta con planes de contingencia ambiental

Hablar de contaminación ambiental nos plantea un desafío en el contexto de las relaciones socio ambientales como resultado del inevitable crecimiento urbano, industrial y de servicios en los últimos años.

Hoy estamos sufriendo de la calidad del aire y la falta de planes para evitar la contingencia ambiental. Pero este problema no inicia hoy; es un problema de muchos años, que hasta la fecha no ha sido atendido.

En los últimos 20 años, a causa de incendios, Morelos ha perdido más de 60 mil hectáreas de bosques y selvas, lo que nos indica un ritmo anual de pérdida de tres mil hectáreas. Si este ritmo continúa, durante los próximos 30 años no habrá selvas y bosques en el estado, con los consecuentes deterioros del suelo, cambio climático y abasto de agua.

Aunado a esto la contaminación en nuestros mantos acuíferos es cada vez mayor; el río Apatlaco, que abarca desde Huitzilac hasta Jojutla, es una de las microcuencas más contaminadas del país.

Esta micro cuenca hidrológica es la que más impacto ha tenido por el excesivo consumo de agua. En la porción suroriental, los municipios de Axochiapan y Tepaltzingo, pasaron en cerca de 20 años de contar con más de 60 pozos de agua a no más de 20 en funcionamiento, como consecuencia del aumento en la demanda de agua, la tala indiscriminada y la disminución en el deshielo del volcán Popocatépetl.

En el centro del estado, sobresale el crecimiento demográfico y el desarrollo industrial. Los ejemplos más evidentes son la ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca, CIVAC, y el corredor industrial de Cuautla, donde se localizan cerca de 500 empresas, que realizan todo tipo de procesos productivos, desde pomadas hasta armado de automóviles. Esto hace que el control de los procesos productivos y sus desechos se vuelva sumamente complicado. Desde hace muchos años se ha comprometido el agua para usos turísticos, en particular para los balnearios que abundan en el sur de la entidad.

Cuando la población era menor, los elementos contaminantes se iban degradando a lo largo de las corrientes, pero la actividad humana en la actualidad ha saturado el proceso depurativo, al tiempo que los ríos se convierten en cloacas.

Referente a la mala calidad del aire que estamos sufriendo hoy, el secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos del ayuntamiento de Cuernavaca, Efraín Esaú Mondragón Corrales, señaló que principalmente se deben tener en cuenta las leyes y reglamentos para atender ese tema y saber, a partir de qué y cuántas partículas es la contingencia, ya que solo el gobierno del estado cuenta con tecnologías para medir la calidad del aire.

Refirió que para mitigar la contaminación del aire debe haber la coordinación entre estado y municipios que conforman la zona conurbada, que son Jiutepec, Temixco y Zapata, y mantener la conversación para definir, en caso de ser necesario, los programas a implementar por si existiera alguna contingencia.

Señaló que el ambiente que se ha visto en Cuernavaca no obedece propiamente al humo de los autos, sino a los incendios forestales, por lo que se debe poner mayor atención y hacer lo propio cada uno de los gobiernos.

Por todo los anterior es imprescindible que se trabaje en una solución y que se dé respuesta inmediata al problema de la contaminación; el agua es un factor importante en el tema, ya que al estar contaminado disminuye el crecimiento de árboles, así como la sequía de los que aún existen y que hoy pudiera estar combatiendo la mala calidad del aire, que rebasa los 150 imecas.

60 mil hectáreas de bosques se han perdido en los últimos 20 años

Hablar de contaminación ambiental nos plantea un desafío en el contexto de las relaciones socio ambientales como resultado del inevitable crecimiento urbano, industrial y de servicios en los últimos años.

Hoy estamos sufriendo de la calidad del aire y la falta de planes para evitar la contingencia ambiental. Pero este problema no inicia hoy; es un problema de muchos años, que hasta la fecha no ha sido atendido.

En los últimos 20 años, a causa de incendios, Morelos ha perdido más de 60 mil hectáreas de bosques y selvas, lo que nos indica un ritmo anual de pérdida de tres mil hectáreas. Si este ritmo continúa, durante los próximos 30 años no habrá selvas y bosques en el estado, con los consecuentes deterioros del suelo, cambio climático y abasto de agua.

Aunado a esto la contaminación en nuestros mantos acuíferos es cada vez mayor; el río Apatlaco, que abarca desde Huitzilac hasta Jojutla, es una de las microcuencas más contaminadas del país.

Esta micro cuenca hidrológica es la que más impacto ha tenido por el excesivo consumo de agua. En la porción suroriental, los municipios de Axochiapan y Tepaltzingo, pasaron en cerca de 20 años de contar con más de 60 pozos de agua a no más de 20 en funcionamiento, como consecuencia del aumento en la demanda de agua, la tala indiscriminada y la disminución en el deshielo del volcán Popocatépetl.

En el centro del estado, sobresale el crecimiento demográfico y el desarrollo industrial. Los ejemplos más evidentes son la ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca, CIVAC, y el corredor industrial de Cuautla, donde se localizan cerca de 500 empresas, que realizan todo tipo de procesos productivos, desde pomadas hasta armado de automóviles. Esto hace que el control de los procesos productivos y sus desechos se vuelva sumamente complicado. Desde hace muchos años se ha comprometido el agua para usos turísticos, en particular para los balnearios que abundan en el sur de la entidad.

Cuando la población era menor, los elementos contaminantes se iban degradando a lo largo de las corrientes, pero la actividad humana en la actualidad ha saturado el proceso depurativo, al tiempo que los ríos se convierten en cloacas.

Referente a la mala calidad del aire que estamos sufriendo hoy, el secretario de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos del ayuntamiento de Cuernavaca, Efraín Esaú Mondragón Corrales, señaló que principalmente se deben tener en cuenta las leyes y reglamentos para atender ese tema y saber, a partir de qué y cuántas partículas es la contingencia, ya que solo el gobierno del estado cuenta con tecnologías para medir la calidad del aire.

Refirió que para mitigar la contaminación del aire debe haber la coordinación entre estado y municipios que conforman la zona conurbada, que son Jiutepec, Temixco y Zapata, y mantener la conversación para definir, en caso de ser necesario, los programas a implementar por si existiera alguna contingencia.

Señaló que el ambiente que se ha visto en Cuernavaca no obedece propiamente al humo de los autos, sino a los incendios forestales, por lo que se debe poner mayor atención y hacer lo propio cada uno de los gobiernos.

Por todo los anterior es imprescindible que se trabaje en una solución y que se dé respuesta inmediata al problema de la contaminación; el agua es un factor importante en el tema, ya que al estar contaminado disminuye el crecimiento de árboles, así como la sequía de los que aún existen y que hoy pudiera estar combatiendo la mala calidad del aire, que rebasa los 150 imecas.

60 mil hectáreas de bosques se han perdido en los últimos 20 años

Local

Hacen magia con cartón

El colectivo La Bodega ha logrado desde hace 14 años involucrar a chavos con el arte; crean alebrijes gigantes

Local

40 años de IMSS-Bienestar

IMSS-BIENESTAR atiende a más de 13 millones de personas sin seguridad social

Local

Capacitan a docentes en tema de Escuela Segura

El programa busca crear una cultura de autoprotección frente a los riesgos que puedan existir en el entorno escolar

Mundo

UE enfrenta el desafío de una nueva Europa

La votación para elegir los puestos parlamentarios del bloque provocará una recomposición crucial de los precarios equilibrios políticos dentro del continente

Cultura

Se cumplen 500 años de la fundación de La Habana

Huyendo de Francia tras la caída de Napoleón, el pintor Jean Baptiste Vermay llega a Cuba a finales de 1815 para restaurar los frescos de la catedral

Gossip

Antonio Banderas brilla en Cannes como el Mejor Actor

El actor se lleva el premio a Mejor Actor por su interpretación de un director de cine en Dolor y Gloria de Pedro Almodóvar

Arte

Hojas de Papel Volando | '…Dulce era la luz como un venado…' Pintores de Oaxaca

En Oaxaca la pintura es parte importantísima de la vida. Es el retrato hablado de lo que se es ahí. Alejandro Filio y René Jiménez son artistas de excelencia, hechos y derechos, y herederos de la luz, la imagen y el color de su tierra

Política

Antorchistas increpan a AMLO; “también nosotros sabemos gritar”, responde

El presidente hizo una encuesta entre los presentes sobre si preferían que los apoyos los entregaran de manera directa o continuaran con intermediarios

Sociedad

Mueren niños migrantes en los albergues, acusa ONG

Casi 300 personas con alguna discapacidad están en condiciones deplorables en centros de atención