/ sábado 7 de diciembre de 2019

[Especial] Descubre aquí para qué funcionaba la zona arqueológica Teopanzolco

Es prácticamente la única en el país que se rodea de comercios y viviendas

El "lugar del templo viejo" o la "casa del diablo" es quizás el único vestigio histórico que se ubica prácticamente en una zona residencial en México, aunque su función era la de recibir sacrificios humanos. La pirámide de Teoapanzolco, se dice fue levantada en una colina formada por un derrame de lava, producto de la actividad volcánica en la parte central de México.

De acuerdo con los datos históricos pudo haber sido construida 2 mil años antes de Cristo. Fue probablemente en el posclásico, la última etapa del desarrollo independiente de las culturas mesoamericanas cuando los Tlahuicas llegaron a construir el señorío de Cuauhnáhuac.

Los textos describen al lugar como una enorme pirámide que está orientada hacia el poniente, pero en la parte superior fueron colocados los templos adoratorios techados con ramajes, esta parte en honor a Huitzilopochtli (dios de la guerra) y Tláloc (dios de la lluvia). "Esa estructura piramidal fue concebida rodeada por varias plataformas, una de las cuales, por tener la forma rectangular adelante y circular atrás, así como por estar dirigida hacia el oriente, pudo corresponder al lugar de adoración de Ehécatl-Quetzalcóatl en su advocación Tlahizcalpantecuhtli, Venus, Estrella de la Mañana. También, en la parte posterior de la pirámide de las deidades de la guerra y de la lluvia, se construyó otra de menor tamaño, dedicada (supuestamente) a Tezcatlipoca (Espejo Humeante) dios omnipresente y omnipotente de los misterios y de la noche".

La pirámide de Teopanzolco se ubica en una zona residencial de la colonia Reforma. / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Pero eso no era todo, en otras partes de la pirámide existen otros altares dedicadas a otros dioses de menor jerarquía, pero incluso hay elementos que hacen suponer que tienen fosas donde eran depositados los restos de los sacrificados en ese lugar. Por eso para los conquistadores ese lugar fue señalado como la "casa del diablo".

Hoy la pirámide de Teopanzolco es prácticamente el único vestigio que queda como ejemplo de la magnitud de una ciudad como Cuauhnáhuac.

Cronológicamente el lugar comenzó a ser rescatado a partir de 1921 con Manuel Gamio y José Reigadas Vertiz que comenzaron la limpieza de los edificios prehispánicos de la zona.

"En los años 1956-57 los arqueólogos Román Piña Chan y Eduardo Noguera han excavado el basamento de Ehecatl, además de algunos pozos estratigráficos para determinar la secuencia cronológica cerámica de Teopanzolco". Así gradualmente se trabajó en la zona hasta el año de 1985 la arqueóloga Bárbara Konieczna se hizo cargo por parte del Centro INAH-Morelos; Fue hasta 1997 se inició el proyecto de estudio global de la zona arqueológica de Teopanzolco, con excavaciones en la porción Sur . Los trabajos aportaron datos de gran interés sobre la ocupación del sitio en la época prehispánica.

La pirámide de Teopanzolco, cuyo espacio ha estado cerrado por los daños del sismo el 2017, se ubica en una zona residencial de la colonia Reforma, y a pesar de los diferentes sucesos pudo protegerse y hoy está rodeada de malla ciclónica y barda como una construcción más, y ha logrado sobrevivir al crecimiento urbano en un área que abarca alrededor de dos hectáreas, "con vestigios monumentales y evidentes, pero el patrimonio puede estar oculto debajo de casas, construcciones y avenidas", refiere el portal de Morelos turistico.com.

Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Pero este monumento especial de sacrificios humanos, ha visto pasar todo el proceso de la conquista, cuando en esa época el señorío de Cuauhnáhuac pasó a formar parte del marquesado del Valle, que abarcó desde Morelos hasta Oaxaca. "Las tierras de este marquesado pertenecieron a Hernán Cortés, quien introdujo el cultivo de la caña de azúcar y su industrialización mediante el primer molino, ubicado en Tlaltenango, al norte de lo que actualmente es la ciudad de Cuernavaca".

Y no es casual que los vestigios recuperados en Teopanzolco revelan la presencia de dos grupos, los habitantes del sitio y los mexicas, conquistadores del señorío. Por ello, la cerámica más abundante allí encontrada e incluso el estilo arquitectónico se asocie con los mexicas.

[Especial] Enaltece a Morelos el Centro Cultural de Teopanzolco

En total son 14 edificios los que conforman Teopanzolco. El Edificio uno, por sus dimensiones es considerado el principal, está conformado por un gran basamento piramidal de planta rectangular, en el que se observan dos etapas de construcción sobrepuestas.

Frente a ese edificio existe una amplia plaza de planta rectangular, al sur se localiza el Edificio dos; al lado norte del uno, se ubica el doce y en la parte posterior del uno, en el lado este del sitio se encuentran el 13 y el 14. El extremo oeste está limitado por los demás edificios, y en el norte no hay construcciones.

"El edificio 2 es una plataforma baja, de planta irregular, que presenta en la cara norte una amplia escalinata. Los edificios 3 y 5 son basamentos de planta cuadrangular con escaleras. En esta última, en una fosa fue localizado un gran conjunto de restos óseos humanos, mezclados con navajas de obsidiana.

"O para prevenir la extinción del quinto sol, bajo el que vivían los mexicas y que habría de perecer el día 4 ollin", escribe Nigel Davies, "se ofrecía al insaciable astro del día corazones humanos y un flujo constante del preciado líquido escarlata: sangre humana".

El "lugar del templo viejo" o la "casa del diablo" es quizás el único vestigio histórico que se ubica prácticamente en una zona residencial en México, aunque su función era la de recibir sacrificios humanos. La pirámide de Teoapanzolco, se dice fue levantada en una colina formada por un derrame de lava, producto de la actividad volcánica en la parte central de México.

De acuerdo con los datos históricos pudo haber sido construida 2 mil años antes de Cristo. Fue probablemente en el posclásico, la última etapa del desarrollo independiente de las culturas mesoamericanas cuando los Tlahuicas llegaron a construir el señorío de Cuauhnáhuac.

Los textos describen al lugar como una enorme pirámide que está orientada hacia el poniente, pero en la parte superior fueron colocados los templos adoratorios techados con ramajes, esta parte en honor a Huitzilopochtli (dios de la guerra) y Tláloc (dios de la lluvia). "Esa estructura piramidal fue concebida rodeada por varias plataformas, una de las cuales, por tener la forma rectangular adelante y circular atrás, así como por estar dirigida hacia el oriente, pudo corresponder al lugar de adoración de Ehécatl-Quetzalcóatl en su advocación Tlahizcalpantecuhtli, Venus, Estrella de la Mañana. También, en la parte posterior de la pirámide de las deidades de la guerra y de la lluvia, se construyó otra de menor tamaño, dedicada (supuestamente) a Tezcatlipoca (Espejo Humeante) dios omnipresente y omnipotente de los misterios y de la noche".

La pirámide de Teopanzolco se ubica en una zona residencial de la colonia Reforma. / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Pero eso no era todo, en otras partes de la pirámide existen otros altares dedicadas a otros dioses de menor jerarquía, pero incluso hay elementos que hacen suponer que tienen fosas donde eran depositados los restos de los sacrificados en ese lugar. Por eso para los conquistadores ese lugar fue señalado como la "casa del diablo".

Hoy la pirámide de Teopanzolco es prácticamente el único vestigio que queda como ejemplo de la magnitud de una ciudad como Cuauhnáhuac.

Cronológicamente el lugar comenzó a ser rescatado a partir de 1921 con Manuel Gamio y José Reigadas Vertiz que comenzaron la limpieza de los edificios prehispánicos de la zona.

"En los años 1956-57 los arqueólogos Román Piña Chan y Eduardo Noguera han excavado el basamento de Ehecatl, además de algunos pozos estratigráficos para determinar la secuencia cronológica cerámica de Teopanzolco". Así gradualmente se trabajó en la zona hasta el año de 1985 la arqueóloga Bárbara Konieczna se hizo cargo por parte del Centro INAH-Morelos; Fue hasta 1997 se inició el proyecto de estudio global de la zona arqueológica de Teopanzolco, con excavaciones en la porción Sur . Los trabajos aportaron datos de gran interés sobre la ocupación del sitio en la época prehispánica.

La pirámide de Teopanzolco, cuyo espacio ha estado cerrado por los daños del sismo el 2017, se ubica en una zona residencial de la colonia Reforma, y a pesar de los diferentes sucesos pudo protegerse y hoy está rodeada de malla ciclónica y barda como una construcción más, y ha logrado sobrevivir al crecimiento urbano en un área que abarca alrededor de dos hectáreas, "con vestigios monumentales y evidentes, pero el patrimonio puede estar oculto debajo de casas, construcciones y avenidas", refiere el portal de Morelos turistico.com.

Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Pero este monumento especial de sacrificios humanos, ha visto pasar todo el proceso de la conquista, cuando en esa época el señorío de Cuauhnáhuac pasó a formar parte del marquesado del Valle, que abarcó desde Morelos hasta Oaxaca. "Las tierras de este marquesado pertenecieron a Hernán Cortés, quien introdujo el cultivo de la caña de azúcar y su industrialización mediante el primer molino, ubicado en Tlaltenango, al norte de lo que actualmente es la ciudad de Cuernavaca".

Y no es casual que los vestigios recuperados en Teopanzolco revelan la presencia de dos grupos, los habitantes del sitio y los mexicas, conquistadores del señorío. Por ello, la cerámica más abundante allí encontrada e incluso el estilo arquitectónico se asocie con los mexicas.

[Especial] Enaltece a Morelos el Centro Cultural de Teopanzolco

En total son 14 edificios los que conforman Teopanzolco. El Edificio uno, por sus dimensiones es considerado el principal, está conformado por un gran basamento piramidal de planta rectangular, en el que se observan dos etapas de construcción sobrepuestas.

Frente a ese edificio existe una amplia plaza de planta rectangular, al sur se localiza el Edificio dos; al lado norte del uno, se ubica el doce y en la parte posterior del uno, en el lado este del sitio se encuentran el 13 y el 14. El extremo oeste está limitado por los demás edificios, y en el norte no hay construcciones.

"El edificio 2 es una plataforma baja, de planta irregular, que presenta en la cara norte una amplia escalinata. Los edificios 3 y 5 son basamentos de planta cuadrangular con escaleras. En esta última, en una fosa fue localizado un gran conjunto de restos óseos humanos, mezclados con navajas de obsidiana.

"O para prevenir la extinción del quinto sol, bajo el que vivían los mexicas y que habría de perecer el día 4 ollin", escribe Nigel Davies, "se ofrecía al insaciable astro del día corazones humanos y un flujo constante del preciado líquido escarlata: sangre humana".

Local

Ya son 15 los casos de Covid-19 en Morelos

Es una enfermedad que en el 80 por ciento de los casos, se comporta como un padecimiento leve que se quita sola

Local

Sufren ciudadanos por el cambio de horario

En plena contingencia por coronavirus, la gente dice que aún no se acostumbra a adelantar el reloj

Local

La Iglesia sale a la calle a bendecir a sus fieles

En la colonia Carolina se vive un Domingo de Ramos diferente debido a las medidas sanitarias implementadas a fin de contener la dispersión comunitaria de Coronavirus

Local

Suspenden constancias de antecedentes no penales

El trámite sólo podrá realizarse en la sede de Cuernavaca los lunes, miércoles y viernes

Local

Sesiones virtuales, contrarrestan el rezago

Darán prioridad a la reasignación de recursos para enfrentar contingencia

Local

Apantle, sin cuarentena

Familias llevan a sus hijos a nadar al apantle de Atlacomulco sin importar las recomendaciones sanitarias por el coronavirus

Local

Se protegen con tecitos

Morelenses abarrotan yerberías de mercados en busca de algún producto que pueda proteger el sistema inmunológico

Local

Visita museos de manera virtual

Antes de ser cerrados, estos fueron los más concurridos en Morelos

Local

Seca Jiutepec la fuente de Civac

El ayuntamiento determinó parar el surtido de agua al sitio