/ sábado 2 de noviembre de 2019

[Especial] Colorean textiles con cempasúchil

Tiene uso medicinal y gastronómico en México, como en cremas o tortitas

Conocida como la "flor de veinte pétalos", el cempasúchil es una de las máximas representaciones del Día de Muertos en México.

Su nombre proviene del náhuatl cempoalli, veinte y xochil, flor; además de servir como adorno en las ofrendas, altares y tumbas de los muertos, esta aromática flor de color amarillo o naranja, tiene uso medicinal y es muy concurrida en la gastronomía mexicana.

La flor de cempasúchil sólo se da después de la época de lluvias, de ello que se ha convertido, junto con el pan de muerto y las calaveritas de azúcar, en uno de los principales iconos de la tradición de Día de Muertos.

Sin embargo, su uso no sólo es para adornar los altares que se colocan en cada casa para recibir a los seres queridos que se adelantaron en el camino, y que en estas fechas bajan, de acuerdo a la leyenda, para convivir con los vivos.

Sus pétalos han sido requeridos para otro tipo de cosas, las cuales tiene que ver con el textil, la gastronomía y la medicina tradicional.

Las gabaneras y el color del cempasúchil

En el pueblo de San Andrés Hueyapan existen grupos de mujeres, principalmente, dedicadas a la producción de gabanes y rebozos, prendas que elaboran con sus propias manos, usando los recursos que les da la naturaleza.

Eva Zavala, integrante del grupo Artesanías Malacate platica que desde hace varios años, algo que ha pasado de generación en generación, se dedican al bordado, para ello la lana la obtienen de los borregos que hay en la localidad, mientras que los tintes son elaborados con las plantas, flores y frutos que crecen en la zona.

"Los colores los obtenemos de la naturaleza, como por ejemplo de la grana cochinilla, el añil, flores y planta como el cempasúchil y el pericón que se dan en esta temporada por esta zona del estado de Morelos".

Dijo que tan sólo con la flor de cempasúchil se sacan hasta 10 colores, y su intensidad depende de la flor, si es amarilla o naranja, así como de su localización, es decir en que parte del estado se da.

"Nosotras utilizamos la flor verde para obtener un amarillo intenso, y así vamos, buscando los colores que queremos y que vamos a utilizar".

Para una sola producción, dijo Eva Zavala, se requieren como mínimo de 10 kilos de flor para pintar, es por eso que el grupo Melacate aprovecha esta temporada para recolecta la mayor cantidad de flor de cempasúchil.

Del campo al paladar

La flor de cempasúchil también es utilizada en la gastronomía mexicana, toda vez que en los últimos años se ha hecho muy popular en las cocinas de aquellos que les gusta los diferentes y lo natural.

Hay diferentes formar de utilizar sus pétalos para preparar alimentos, entre los que destacan, el pan de muerto, crema de flor de cempasúchil, Pollo con salsa de cempasúchil y Tortitas de flor de cempasúchil en caldillo, y como postre en Paletas heladas y nieve de flor de cempasúchil, ensalada y pastel.

El preparar estos alimentos es fácil, y en internet se puede encontrar las recetas, aunque para las abuelitas de la casa, el utilizar la flor de cempasúchil en sus alimento ya es una tradición de cada año.

Tradición milenaria y de uso medicinal

Se sabe que los pétalos de la flor de cempasúchil era utilizada por los mexicas, para adornar sus tumbas, ya que creían que éstas guardaban la tibieza del día y su aroma guiaba a los muertos.

Pero también desde hace muchos años el cempasúchil ha sido utilizado en el tratamiento de enfermedades comunes en esta época del año, como el resfriado.

Ente las propiedades medicinas que tiene esta flor de muerto está el de antioxidante, analgésica, antiinflamatoria, antibacteriana y antidepresiva, y se consume principalmente en tés.

Otros usos

Entre otros de sus usos de esta flor se ha dicho que ha servido para elaborar cerveza, en donde productores la dentro de sus recetas de temporada de octubre a noviembre, principalmente en las de tipo lager.

Los principales productores de cempasúchil son Coahuila, San Luis Potosí, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Oaxaca y Puebla.

La flor de cempasúchil comienza a trabajarse a partir de julio y se cosecha en octubre.

Las gabaneras de Hueyapan aseguran que con la flor de cempasúchil se sacan hasta 10 colores.

Foto: Gude Servín

Conocida como la "flor de veinte pétalos", el cempasúchil es una de las máximas representaciones del Día de Muertos en México.

Su nombre proviene del náhuatl cempoalli, veinte y xochil, flor; además de servir como adorno en las ofrendas, altares y tumbas de los muertos, esta aromática flor de color amarillo o naranja, tiene uso medicinal y es muy concurrida en la gastronomía mexicana.

La flor de cempasúchil sólo se da después de la época de lluvias, de ello que se ha convertido, junto con el pan de muerto y las calaveritas de azúcar, en uno de los principales iconos de la tradición de Día de Muertos.

Sin embargo, su uso no sólo es para adornar los altares que se colocan en cada casa para recibir a los seres queridos que se adelantaron en el camino, y que en estas fechas bajan, de acuerdo a la leyenda, para convivir con los vivos.

Sus pétalos han sido requeridos para otro tipo de cosas, las cuales tiene que ver con el textil, la gastronomía y la medicina tradicional.

Las gabaneras y el color del cempasúchil

En el pueblo de San Andrés Hueyapan existen grupos de mujeres, principalmente, dedicadas a la producción de gabanes y rebozos, prendas que elaboran con sus propias manos, usando los recursos que les da la naturaleza.

Eva Zavala, integrante del grupo Artesanías Malacate platica que desde hace varios años, algo que ha pasado de generación en generación, se dedican al bordado, para ello la lana la obtienen de los borregos que hay en la localidad, mientras que los tintes son elaborados con las plantas, flores y frutos que crecen en la zona.

"Los colores los obtenemos de la naturaleza, como por ejemplo de la grana cochinilla, el añil, flores y planta como el cempasúchil y el pericón que se dan en esta temporada por esta zona del estado de Morelos".

Dijo que tan sólo con la flor de cempasúchil se sacan hasta 10 colores, y su intensidad depende de la flor, si es amarilla o naranja, así como de su localización, es decir en que parte del estado se da.

"Nosotras utilizamos la flor verde para obtener un amarillo intenso, y así vamos, buscando los colores que queremos y que vamos a utilizar".

Para una sola producción, dijo Eva Zavala, se requieren como mínimo de 10 kilos de flor para pintar, es por eso que el grupo Melacate aprovecha esta temporada para recolecta la mayor cantidad de flor de cempasúchil.

Del campo al paladar

La flor de cempasúchil también es utilizada en la gastronomía mexicana, toda vez que en los últimos años se ha hecho muy popular en las cocinas de aquellos que les gusta los diferentes y lo natural.

Hay diferentes formar de utilizar sus pétalos para preparar alimentos, entre los que destacan, el pan de muerto, crema de flor de cempasúchil, Pollo con salsa de cempasúchil y Tortitas de flor de cempasúchil en caldillo, y como postre en Paletas heladas y nieve de flor de cempasúchil, ensalada y pastel.

El preparar estos alimentos es fácil, y en internet se puede encontrar las recetas, aunque para las abuelitas de la casa, el utilizar la flor de cempasúchil en sus alimento ya es una tradición de cada año.

Tradición milenaria y de uso medicinal

Se sabe que los pétalos de la flor de cempasúchil era utilizada por los mexicas, para adornar sus tumbas, ya que creían que éstas guardaban la tibieza del día y su aroma guiaba a los muertos.

Pero también desde hace muchos años el cempasúchil ha sido utilizado en el tratamiento de enfermedades comunes en esta época del año, como el resfriado.

Ente las propiedades medicinas que tiene esta flor de muerto está el de antioxidante, analgésica, antiinflamatoria, antibacteriana y antidepresiva, y se consume principalmente en tés.

Otros usos

Entre otros de sus usos de esta flor se ha dicho que ha servido para elaborar cerveza, en donde productores la dentro de sus recetas de temporada de octubre a noviembre, principalmente en las de tipo lager.

Los principales productores de cempasúchil son Coahuila, San Luis Potosí, Ciudad de México, Morelos, Guerrero, Oaxaca y Puebla.

La flor de cempasúchil comienza a trabajarse a partir de julio y se cosecha en octubre.

Las gabaneras de Hueyapan aseguran que con la flor de cempasúchil se sacan hasta 10 colores.

Foto: Gude Servín

Local

Se interviene basurero irregular en Lomas de Tzompantle

Vecinos pidieron la intervención del Ayuntamiento de Cuernavaca; advierte autoridad que se aplicarán multas

Local

Oficial: Se cancela el Carnaval de Jiutepec 2021

Hay confianza en que ya con una vacuna disponible se pueda recuperar esta importante actividad económica y cultural, refiere

Local

Exigen familiares de desaparecidos reunión con rector de la UAEM

Reiteran que en el país hay 38 mil 906 cuerpos de personas no identificadas por lo que urgen mecanismos que agilicen los procesos

Deportes

Rechaza Unesco proteger la tauromaquia como Patrimonio Cultural de la Humanidad

Organizaciones en defensa de los animales celebraron la decisión al considerar esta práctica una tortura

Salud

Crea UNAM andamios moleculares regeneradores de huesos y tejidos

Las estructuras hechas de colágeno o huesos de bovino ya se prueban experimentalmente en pacientes

Local

Arte urbano para promover el cuidado del agua

Los grupos DTK, MATE y RU2 obtuvieron el primero, segundo y tercer lugar del concurso “Pintando por el Agua”

Seguridad

Atiende Protección Civil caída de árboles y retiro de panales

El Ayuntamiento de Cuernavaca hizo énfasis en que se continúa atendiendo a la población que solicita diferentes auxilios

Sociedad

Habrá dos nuevas universidades públicas en Istmo de Tehuantepec

La creación del sistema universitario evitará la migración de jóvenes a través del ofrecimiento de la oferta de carreras para el desarrollo de la región

Sociedad

Nochebuena, la flor que México dio al mundo

Más de 16 millones de plantas de flor de nochebuena ofrecen en esta temporada productores de Morelos, Jalisco, Michoacán, Oaxaca, Puebla y CDMX