imagotipo

En noviembre se pidió a la SCT cambiar drenaje del Paso Exprés: Graco Ramírez

  • El Sol De Cuernavaca
  • en Local

El Gobernador enfatizó que se mantiene el compromiso con familiares de las víctimas, y con la ciudadanía; se dará puntual seguimiento al caso

En entrevista, Graco Ramírez mostró los documentos remitidos al Centro SCT Morelos

El Gobierno del Estado de Morelos ha sido transparente y actuó con responsabilidad al exigir a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que fueran atendidas las fallas encontradas en el Paso Express, entre ellas la del drenaje de Chipitlán, que derivó en el deceso de dos personas, enfatizó el gobernador Graco Ramírez.

En entrevista, el Gobernador explicó que incluso, el pasado cinco de abril durante la inauguración reiteró a la SCT que existían fallas sin atender y falta de señaléctica.

Graco Ramírez mostró el documento que la Comisión Estatal del Agua (Ceagua) entregó al director del Centro SCT Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, en noviembre de 2016 en el que advertía sobre las condiciones del drenaje de Chipitlán, por lo que se pidió fuera sustituido por uno del doble de dimensiones; sin embargo, el funcionario federal hizo caso omiso al oficio.

Que no se te pase: [VIDEO] ¡Se hunde el Paso Express!

Como ocurrió el pasado mes de abril, cuando la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCM) realizó un recorrido, y remitió al Centro SCT Morelos otro oficio sobre todas las fallas que detectó para que fueran reparadas.

La postura del Gobierno del Estado de Morelos fue clara el 21 de mayo, cuando el secretario de Gobierno, Matías Quiroz Medina, lanzó un ultimátum al Centro SCT Morelos para que atendieran las fallas; y el 2 de junio alertó que se debía actuar porque la situación era más grave y existía riesgo para la población.

Lee también: Socavón exprés mortal

El Gobernador mostró el oficio que la Ayudantía de Chipitlán dirigió al Centro SCT Morelos en el que explicaba la deficiencia en el drenaje, mismo que colapsó y provocó la muerte de padre e hijo.

Con los documentos, Graco Ramírez estimó que esta tragedia pudo evitarse si la SCT hubiera atendido el cambio del tubo, y las siete alertas presentadas oportunamente por el Gobierno del Estado a la dependencia federal.

“Advertimos que el punto de la barranca requería cambiar un tubo, y nunca nos informaron que no cambiaron el tubo. No se atrevieron”, reprochó.

Demandó revisar el proyecto ejecutivo del Paso Express y la actuación de la empresa encargada de certificar el cumplimiento de las especificaciones técnicas de la obra; evaluar la responsabilidad de la constructora Aldesa y Epccor, y de las autoridades de la SCT, empezando por el delegado, quien es el representante directo y permanente de la dependencia en Morelos, y quien recibió todos los oficios citados.

El Gobernador rechazó haber intervenido en el nombramiento de los dos últimos directores del Centro SCT Morelos, ya que en el caso de Carlos Mateo Aguirre Rivero éste pidió su cambio; mientras que a José Luis Alarcón Ezeta no lo conocía: “A mí no me preguntan si los delegados vienen o no vienen, simplemente me informan que están nombrados”.

Lee también: Paso Exprés, a punto del colapso

Aclaró que no hubo negligencia en las acciones de rescate de las víctimas del socavón. Los rescatistas no podían bajar porque el concreto ya no tenía sostén, y se estaba cayendo a pedazos.