/ jueves 27 de agosto de 2020

Deja Covid-19 secuelas en salud mental

"Los que no creen andan libres, sin cubrebocas y hasta mofándose de las personas”

La pandemia del Covid-19 y todas las consecuencias que trajo son algo que, hasta hace unos meses, nadie esperaba y para lo que pocos estábamos preparados. Para el psicólogo Samuel Islas Ramos, vicepresidente del Colegio Morelense de Psicología y catedrático de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) en la región Oriente, uno de los principales efectos que ha tenido la enfermedad es la polarización de la sociedad.

“Están los que creen en el Covid-19 y los que no creen; ahí es donde se está concentrando una gran diferenciación de la población, porque por un lado los que no creen andan libres, sin cubrebocas y hasta mofándose de las personas”, explica el especialista.

Es verdad: incluso cuando el uso del cubrebocas se ha convertido en una medida rígida en todo tipo de establecimientos, existe todavía un sector de la población que se abstiene de usarlo y que puede asegurar, sentado al borde de la jardinera de una plaza pública, que el virus no existe. Para otros, con familiares que se han contagiado o incluso fallecido, es algo que debe tomarse muy en serio.

“Se ha creado una confrontación entre ambos extremos, sobre todo cuando a unos les molestan los actos de los otros e inician las críticas”, agrega.

En medio, también, hay un sector que prefiere mantenerse al margen.

También ha destapado patologías mentales

Al excederse la cuarentena, Islas Ramos habla de un aislamiento social que ha dejado asomar problemas psicológicos que la gente tampoco ha sabido afrontar, como episodios de ansiedad, desnutrición y episodios maníacos que están entrando en cadena. No es que la sociedad esté enfermando, aclara, sino que las patologías, ya presentes con anterioridad en los individuos, se están agudizando.

Pero no todo tiene que ser malo. De hecho, el psicólogo ve en la situación actual una oportunidad para que la gente adopte una nueva forma de hacer frente a la vida. Y lo explica con una analogía ideal: “Hay que salir vacunados con cosas positivas”, dice.

Con todo el dolor que la pandemia ha traído a la vida de las familias morelenses, el especialista no pierde la esperanza de que, como toda crisis, ésta también represente una nueva oportunidad.

Suscríbete gratis al Newsletter aquí



La pandemia del Covid-19 y todas las consecuencias que trajo son algo que, hasta hace unos meses, nadie esperaba y para lo que pocos estábamos preparados. Para el psicólogo Samuel Islas Ramos, vicepresidente del Colegio Morelense de Psicología y catedrático de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) en la región Oriente, uno de los principales efectos que ha tenido la enfermedad es la polarización de la sociedad.

“Están los que creen en el Covid-19 y los que no creen; ahí es donde se está concentrando una gran diferenciación de la población, porque por un lado los que no creen andan libres, sin cubrebocas y hasta mofándose de las personas”, explica el especialista.

Es verdad: incluso cuando el uso del cubrebocas se ha convertido en una medida rígida en todo tipo de establecimientos, existe todavía un sector de la población que se abstiene de usarlo y que puede asegurar, sentado al borde de la jardinera de una plaza pública, que el virus no existe. Para otros, con familiares que se han contagiado o incluso fallecido, es algo que debe tomarse muy en serio.

“Se ha creado una confrontación entre ambos extremos, sobre todo cuando a unos les molestan los actos de los otros e inician las críticas”, agrega.

En medio, también, hay un sector que prefiere mantenerse al margen.

También ha destapado patologías mentales

Al excederse la cuarentena, Islas Ramos habla de un aislamiento social que ha dejado asomar problemas psicológicos que la gente tampoco ha sabido afrontar, como episodios de ansiedad, desnutrición y episodios maníacos que están entrando en cadena. No es que la sociedad esté enfermando, aclara, sino que las patologías, ya presentes con anterioridad en los individuos, se están agudizando.

Pero no todo tiene que ser malo. De hecho, el psicólogo ve en la situación actual una oportunidad para que la gente adopte una nueva forma de hacer frente a la vida. Y lo explica con una analogía ideal: “Hay que salir vacunados con cosas positivas”, dice.

Con todo el dolor que la pandemia ha traído a la vida de las familias morelenses, el especialista no pierde la esperanza de que, como toda crisis, ésta también represente una nueva oportunidad.

Suscríbete gratis al Newsletter aquí



Local

Morelos llega los 8 mil 35 casos de Coronavirus

Oficialmente se tienen registradas mil 458 defunciones por la pandemia

Local

Clientes de Best Buy se aferran a descuentos

Las 41 tiendas extendidas en el país cerrarán a partir del 31 de diciembre de este año

Local

Aclaran: No se puede multar por no usar el cubrebocas

Para aplicar multas, primero los alcaldes tendrían que modificar sus leyes de ingreso

Local

Municipios confían en reasignación de recursos

Alcaldes se reunieron con la diputada Ariadna Barrera, para expresar inconformidad ante la dirección de los bienes

Local

Ayuntamiento atiende a comerciantes y suspende a funcionarios

Se comprometieron a que la asignación a estos cargos los ocuparán personas que cumplan con el perfil

Cultura

Piden especialistas Ley de Ciencia, acorde a necesidades del país

Llaman al Poder Legislativo a asumir el liderazgo en la confección de esa norma

Local

Morelos llega los 8 mil 35 casos de Coronavirus

Oficialmente se tienen registradas mil 458 defunciones por la pandemia

Local

Clientes de Best Buy se aferran a descuentos

Las 41 tiendas extendidas en el país cerrarán a partir del 31 de diciembre de este año