imagotipo

Crean cama que no puede ser devorada por mascotas

  • Aurelia Torres
  • en Local

Llantafilia es una empresa morelense que surgió ante la necesidad de crear una cama que no fuese devorada por las mascotas de la casa.

Mónica Méndez Rodríguez tenía cuatro perros que se quedaban sin cama, ya que por juguetones la mordían y destrozaban.

Un día se les ocurrió que los neumáticos podrían ser una cama no comestible, lo intentaron y funcionó.

Cuando las personas los visitaban se admiraban del invento y pedían que les fabricaran una.

Fue así que surgió la idea de comercializarlas. La prueba de fuego fue en una feria Adopta un Amigo, donde acudieron con sólo 10 camas para mascotas fabricadas con llantas y salieron con un pedido de 30 más, lo cual les indicó que sería un éxito.

Mónica explicó que está muy contenta de dedicarse a “limpiar el estado”, ya que en México se desecha un neumático cada seis minutos, mientras que ellos reutilizan nueve toneladas de estos desechos sólidos, convirtiéndolos en columpios, macetas, sillones, carteras, collares, aretes, entre otras formas.

Sólo existe una manera de desintegrar las llantas de los automóviles cuando son inservibles, pero resulta tóxico para el ambiente, por ello consideran que la mejor manera de volver a ocuparlos es a través de un proceso artesanal.

Llantafilia fue creada en noviembre de 2013 y hoy en día incuban su empresa en el Tecnológico de Monterrey, con un proyecto que pretende colocar cuatro mil toneladas de llantas en los hogares mexicanos.

Mónica y su esposo van por las carreteras y calles detectando los neumáticos inservibles y que las personas abandonan; asimismo, acuden a las vulcanizadoras para que les donen sus desechos y los conviertan en bonitos artefactos.

Los creadores de Llantafilia se dijeron orgullosos de que además de “limpiar el estado” de desechos sólidos hoy en día sea la fuente de ingresos de su familia.