/ domingo 14 de junio de 2020

Celebran Corpus Christi de manera distinta en Ocotepec

Recorre el padre Esteban las calles del poblado con el Santísimo expuesto

En esta ocasión, debido a la contingencia sanitaria que atraviesa Morelos, la celebración de Corpus Christi en el pueblo de Ocotepec es diferente.

El párroco Esteban encabezó la procesión a bordo de una camioneta y recorrió los barrios del pueblo para dar la bendición con el Santísimo.

En Ocotepec, cada año se realiza una celebración eucarística en la Iglesia del Divino Salvador, y posteriormente se quema un castillo pirotécnico.

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía. Una de las más importantes para la Iglesia Católica, ya que de ella se basa el sacramento de la fe.

En el día del Corpus Christi se recuerda la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.

Este domingo, en el barrio Tlanihuic, capilla de la Candelaria, las representantes adornaron con banderitas de colores y las tradicionales mulitas elaboradas con corteza de plátano (papatla) y dulces.

Adriana Belmontes | El Sol de Cuernavaca

En esta ocasión, debido a la contingencia sanitaria que atraviesa Morelos, la celebración de Corpus Christi en el pueblo de Ocotepec es diferente.

El párroco Esteban encabezó la procesión a bordo de una camioneta y recorrió los barrios del pueblo para dar la bendición con el Santísimo.

En Ocotepec, cada año se realiza una celebración eucarística en la Iglesia del Divino Salvador, y posteriormente se quema un castillo pirotécnico.

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía. Una de las más importantes para la Iglesia Católica, ya que de ella se basa el sacramento de la fe.

En el día del Corpus Christi se recuerda la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena, al convertir Jesús el pan y el vino en su Cuerpo y en su Sangre.

Este domingo, en el barrio Tlanihuic, capilla de la Candelaria, las representantes adornaron con banderitas de colores y las tradicionales mulitas elaboradas con corteza de plátano (papatla) y dulces.

Adriana Belmontes | El Sol de Cuernavaca