/ miércoles 12 de junio de 2024

Victoria Abril asegura que el cine le salvó la vida al recibir el Premio Luis Buñuel en Huesca

Al recibir el Premio Luis Buñuel en Huesca, defendió al cine de autor “en una industria en la que cada vez hay menos guionistas, hay un Chat GPT que no tiene nada de inteligencia”

HUESCA. Victoria Abril, uno de los nombres con mayúsculas del séptimo arte en España, Francia y todo el continente europeo, recibió el Premio Luis Buñuel de la 52 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca. “El cine no sólo me ha salvado como actriz y evitó que yo fuera secretaria, también me salvó la vida siendo espectadora”, afirmó en el Teatro Olimpia de esta ciudad aragonesa, en una gala conducida por los actores Manuel López-Vigo y Minerva Arbués.

Puede interesarte: México lleva 6 producciones al Festival de Huesca

Ganadora de Dos Conchas de Plata, un Oso de Oro y un Goya, entre otros premios, Victoria Abril regresa a España después de haber estado 45 años en Francia para celebrar sus 50 años de carrera, recibir este homenaje del festival de Huesca y volver este verano a los escenarios, en el Teatro Romano de Mérida, al cual llamó “la meca del Olimpo”, con la súper producción “Medusa”, bajo la dirección de José María del Castillo.

La intérprete española ha recibido el Premio Buñuel del certamen, representado con una hormiga, dada la fascinación que sentía el cineasta aragonés afincado en México por los insectos, en medio de largos aplausos. “Me lo llevaré en el corazón, la vida está bien hecha y lo que sucede, conviene”, aseveró.

Teniendo en su haber más de un centenar de trabajos en cine, teatro y televisión que le han reportado éxitos de crítica y público, defendió el cine de autor y a aquellos cineastas que sueñan una historia, la escriben, la dirigen, hipotecan su casa y la defienden por encima de todo, “no como ocurre ahora con las plataformas, con las majors y en una industria en la que cada vez hay menos guionistas, hay un Chat GPT que no tiene nada de inteligencia”.

Resaltó que “el ser humano tiene que seguir creando, ya que es lo único que nos queda ahora que nos están quitando todo; la creación es el único templo que nos queda para ser sinceros y libres, así que hay que aprovecharlo”.

Victoria Abril recordó sus inicios cuando quería ser bailarina clásica pero las condiciones y normas de la época la hubieran llevado a ser secretaria de oficina, y cómo de la mano de Vicente Aranda y la película “Cambio de sexo” (1977) se dio cuenta de que estaba hecha para la actuación, pero al compartir más de su vida con el público, relató que cuando era pequeña tenía que vivir por temporadas con monjas “que más bien parecían pingüinos y no daban ni amor ni cariño”, pero un día llevaron al grupo de chiquillos a ver “Oliver Twist”, con Mark Lester.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Me enamoré de Mark Lester y todo lo soportaba porque estaba enamorada de él y sucedió que mi hermana escribió una carta, como si fuera de él hacia mí, me lo creí, y ese texto me lo aprendí mucho mejor que cualquiera de los guiones que tuve que aprender después, aunque más tarde me enteré de la verdad”, explicó y añadió que ya con unos 30 años, en París, fue a un programa de televisión: “El fabuloso destino de….” y esa misma hermana había revelado a los organizadores del programa su pasión por Mark Lester, quien se apareció en la emisión, le besó y abrazó. “¿No es maravillosa la vida?”, cuestionó la intérprete.

Al hacer un repaso de su trayectoria, aseguró que “todos los directores han aportado a mi carrera pero es verdad que yo les daría un poquito la Palma de Oro a mi fiel triple A: sin Vicente Aranda, con quien hice 13 películas, yo estaría siendo secretaria y porque se murió, porque si no, hubiéramos seguido hasta el final; con Pedro Almodóvar hice tres películas en cinco años en la treintena, tiempo en el que además hice dos hijos, algo que hay que resaltar porque no sólo se trata de filmar, sino los viajes que uno tiene que hacer dando vueltas al planeta promocionando por los festivales y con Agustín Díaz Yáñez con quien trabajé de los 25 a los 45 y con él conseguí el Goya por fin”.

HUESCA. Victoria Abril, uno de los nombres con mayúsculas del séptimo arte en España, Francia y todo el continente europeo, recibió el Premio Luis Buñuel de la 52 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca. “El cine no sólo me ha salvado como actriz y evitó que yo fuera secretaria, también me salvó la vida siendo espectadora”, afirmó en el Teatro Olimpia de esta ciudad aragonesa, en una gala conducida por los actores Manuel López-Vigo y Minerva Arbués.

Puede interesarte: México lleva 6 producciones al Festival de Huesca

Ganadora de Dos Conchas de Plata, un Oso de Oro y un Goya, entre otros premios, Victoria Abril regresa a España después de haber estado 45 años en Francia para celebrar sus 50 años de carrera, recibir este homenaje del festival de Huesca y volver este verano a los escenarios, en el Teatro Romano de Mérida, al cual llamó “la meca del Olimpo”, con la súper producción “Medusa”, bajo la dirección de José María del Castillo.

La intérprete española ha recibido el Premio Buñuel del certamen, representado con una hormiga, dada la fascinación que sentía el cineasta aragonés afincado en México por los insectos, en medio de largos aplausos. “Me lo llevaré en el corazón, la vida está bien hecha y lo que sucede, conviene”, aseveró.

Teniendo en su haber más de un centenar de trabajos en cine, teatro y televisión que le han reportado éxitos de crítica y público, defendió el cine de autor y a aquellos cineastas que sueñan una historia, la escriben, la dirigen, hipotecan su casa y la defienden por encima de todo, “no como ocurre ahora con las plataformas, con las majors y en una industria en la que cada vez hay menos guionistas, hay un Chat GPT que no tiene nada de inteligencia”.

Resaltó que “el ser humano tiene que seguir creando, ya que es lo único que nos queda ahora que nos están quitando todo; la creación es el único templo que nos queda para ser sinceros y libres, así que hay que aprovecharlo”.

Victoria Abril recordó sus inicios cuando quería ser bailarina clásica pero las condiciones y normas de la época la hubieran llevado a ser secretaria de oficina, y cómo de la mano de Vicente Aranda y la película “Cambio de sexo” (1977) se dio cuenta de que estaba hecha para la actuación, pero al compartir más de su vida con el público, relató que cuando era pequeña tenía que vivir por temporadas con monjas “que más bien parecían pingüinos y no daban ni amor ni cariño”, pero un día llevaron al grupo de chiquillos a ver “Oliver Twist”, con Mark Lester.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

“Me enamoré de Mark Lester y todo lo soportaba porque estaba enamorada de él y sucedió que mi hermana escribió una carta, como si fuera de él hacia mí, me lo creí, y ese texto me lo aprendí mucho mejor que cualquiera de los guiones que tuve que aprender después, aunque más tarde me enteré de la verdad”, explicó y añadió que ya con unos 30 años, en París, fue a un programa de televisión: “El fabuloso destino de….” y esa misma hermana había revelado a los organizadores del programa su pasión por Mark Lester, quien se apareció en la emisión, le besó y abrazó. “¿No es maravillosa la vida?”, cuestionó la intérprete.

Al hacer un repaso de su trayectoria, aseguró que “todos los directores han aportado a mi carrera pero es verdad que yo les daría un poquito la Palma de Oro a mi fiel triple A: sin Vicente Aranda, con quien hice 13 películas, yo estaría siendo secretaria y porque se murió, porque si no, hubiéramos seguido hasta el final; con Pedro Almodóvar hice tres películas en cinco años en la treintena, tiempo en el que además hice dos hijos, algo que hay que resaltar porque no sólo se trata de filmar, sino los viajes que uno tiene que hacer dando vueltas al planeta promocionando por los festivales y con Agustín Díaz Yáñez con quien trabajé de los 25 a los 45 y con él conseguí el Goya por fin”.

Local

Sindicato de Capufe: Obra hacia Cuautla y Tepoztlán fue mal planeada

Martín Curiel Gallegos de Capufe asegura que el proyecto no era urgente y ha generado tráfico y accidentes

Local

Tráfico en Cuernavaca | Graduaciones y obras de mantenimiento complican vialidades

El tráfico en Cuernavaca se intensifica por ceremonias de graduación, descomposturas vehiculares y obras de mantenimiento en varias vías principales

Seguridad

Acciones para frenar la violencia de género son insuficientes

Activistas, feministas y especialistas coinciden en que faltan recursos, apoyos, refugios seguros y atención a las denuncias de las víctimas para acceder a la justicia

Seguridad

Protestas en la Cuernavaca-Acapulco por la desaparición de Itzel Zurisaday

Familiares y amigos de Itzel Zurisaday Sánchez protestan en la México-Acapulco, exigiendo a la Fiscalía de Morelos resultados

Local

Obra en el mercado de La Selva avanza pese a retraso

La remodelación del estacionamiento y sanitarios en el mercado La Selva de Cuernavaca estará lista en semanas, tras retrasos por problemas de drenaje

Local

Uniforme neutro genera controversia; deberá analizarse, afirma el SNTE

El SNTE y la Asociación de Padres de Familia discuten la medida ante el rechazo en algunas comunidades