/ martes 22 de marzo de 2022

Utilizan TikTok para difundir la cultura

La cuenta Historia para tontos conocida también como El mapa que habla, tiene 6.4 millones de seguidores en la plataforma

Entender el conflicto Rusia-Ucrania en dos minutos parece imposible. Tanto como le pareció a Teca creer que un día acabaría su vida de oficinista. Teca en realidad no se llama Teca: es su apodo. Nadie sabe su nombre, aunque su boca, sus ojos y su voz sean de sobra conocidos. Algunos lo llaman El mapa de TikTok; otros, El mapa que habla. Oficialmente, en TikTok, se llama Historia para tontos.

Teca se deprimió a inicios del año pasado. La pandemia y el desempleo lo tenían más aburrido que una ostra. "Yo me veía como godín toda mi vida", dice en entrevista con El Sol de México. Pero de pronto el ocio lo llevó a TikTok. Y TikTok, a hacer un video de lo que realmente sabe: historia y relaciones internacionales.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"La verdad abrí TikTok sólo porque estaba aburrido. Era una noche sin mucho qué hacer y no conseguía trabajo", confiesa. Nunca le pasó por la mente que ese video que subió explicando la Independencia de México llegaría a decenas de miles de vistas y, con ello, se abriría una nueva forma de ganarse la vida como influencer.

Como él, cada vez existen más creadores de contenido enfocados al sector educativo no como profesores de vieja escuela, sino como herramientas lúdicas que permiten entender problemas complejos en poco tiempo y de manera simple. Tal es el caso, también del Tío Cardeff, otro tiktoker que explica matemáticas e historia con lenguaje de barrio, como si se tratara de entender la Revolución Mexicana con una caguama banquetera.

"Si bien un TikTok nunca sustituirá la experiencia de leer un libro o asistir a una clase, sí picará la curiosidad y motivará que las personas quieran saber más sobre determinado tema, y eso me parece formidable porque es algo que el sistema educativo no ha podido lograr", considera en entrevista Rubén Darío Vázquez, maestro en comunicación e innovación tecnológica por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿TikTok en las aulas?

Con mil millones de usuarios activos mensuales a nivel global, TikTok es la red social con mayor crecimiento del mundo. Más de la mitad de sus usuarios tiene entre 16 y 25 años. Y aunque hasta hace dos años los influencers de esta plataforma china se dedicaban a distintas ramas del entretenimiento —desde el baile y los videojuegos hasta las bromas o gags—, hay un crecimiento notable en las cuentas enfocadas al sector educativo.

"Toda tecnología es tan útil o tan perniciosa como sus usos. Por sí misma, la tecnología puede ser muy útil e incluso tener usos educativos. A veces se estigmatizan las redes sociales y parece que, si los jóvenes están mucho tiempo en ellas, están perdiendo el tiempo. No olvidemos que, culturalmente, las redes sociales son interacción, y eso significa que necesariamente existe un aprendizaje social", reflexiona Adriana Solórzano, fundadora de la Asociación Mexicana de Defensorías de las Audiencias (AMDA).

De acuerdo con los expertos, en México TikTok tiene el potencial para ser utilizada por los profesores como medida complementaria para sus estrategias de enseñanza. Culturalmente, dicen, se trata de una transformación del espacio digital, el cual, desde sus inicios, tuvo una infinidad de usos educativos que no eran conocidos.

"Ni siquiera los chicos saben por qué deberían estudiar historia o literatura en la escuela", observa Vázquez. "En mi experiencia como profesor universitario, ya no funciona la estrategia de dejarle a los alumnos un control de lectura. Es obsoleto porque ya todos saben bajar un resumen, no están leyendo. Yo prefiero incentivarlos para que desarrollen otro tipo de formatos que les sean mucho más familiares y que sí impliquen una investigación. Por eso les pido que desarrollen una infografía, un meme o un TikTok", agrega.

¿Qué ganan los TikTokers?

Con 6.4 millones de seguidores, Historia para tontos es una pequeña empresa. Detrás de estos simpáticos videos sobre la época prehispánica, el Cine de Oro Mexicano, los alebrijes, y las quesadillas con o sin queso existe todo un esquema de publicidad que sostiene el engranaje.

Según Teca, las marcas han demostrado interés por anunciarse en sus videos. "Quiero romper el estigma de que la educación no vende", asegura. "He trabajado con Electrolit, Pizza Hut, Cinépolis y Unitips. También con la UNAM, pero a la UNAM no le cobro, no puedo cobrarle a la que me dio todo".

Este joven veinteañero es licenciado en relaciones internacionales con especialidad en geopolítica del siglo XXI por la FES Aragón de la UNAM. El campo laboral para su profesión, reconoce, es escaso. Antes trabajaba en una empresa de logística internacional, donde era sometido a extenuantes jornadas laborales a cambio de una paga ínfima. Hoy, vive de sus videos en TikTok y hasta le ha alcanzado para independizarse.

Un caso similar es el de Santos Cruz, joven yucateco de 20 años que promueve la lengua y la cultura maya a través de su cuenta de TikTok,que tiene 309 mil seguidores.

Entender el conflicto Rusia-Ucrania en dos minutos parece imposible. Tanto como le pareció a Teca creer que un día acabaría su vida de oficinista. Teca en realidad no se llama Teca: es su apodo. Nadie sabe su nombre, aunque su boca, sus ojos y su voz sean de sobra conocidos. Algunos lo llaman El mapa de TikTok; otros, El mapa que habla. Oficialmente, en TikTok, se llama Historia para tontos.

Teca se deprimió a inicios del año pasado. La pandemia y el desempleo lo tenían más aburrido que una ostra. "Yo me veía como godín toda mi vida", dice en entrevista con El Sol de México. Pero de pronto el ocio lo llevó a TikTok. Y TikTok, a hacer un video de lo que realmente sabe: historia y relaciones internacionales.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

"La verdad abrí TikTok sólo porque estaba aburrido. Era una noche sin mucho qué hacer y no conseguía trabajo", confiesa. Nunca le pasó por la mente que ese video que subió explicando la Independencia de México llegaría a decenas de miles de vistas y, con ello, se abriría una nueva forma de ganarse la vida como influencer.

Como él, cada vez existen más creadores de contenido enfocados al sector educativo no como profesores de vieja escuela, sino como herramientas lúdicas que permiten entender problemas complejos en poco tiempo y de manera simple. Tal es el caso, también del Tío Cardeff, otro tiktoker que explica matemáticas e historia con lenguaje de barrio, como si se tratara de entender la Revolución Mexicana con una caguama banquetera.

"Si bien un TikTok nunca sustituirá la experiencia de leer un libro o asistir a una clase, sí picará la curiosidad y motivará que las personas quieran saber más sobre determinado tema, y eso me parece formidable porque es algo que el sistema educativo no ha podido lograr", considera en entrevista Rubén Darío Vázquez, maestro en comunicación e innovación tecnológica por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿TikTok en las aulas?

Con mil millones de usuarios activos mensuales a nivel global, TikTok es la red social con mayor crecimiento del mundo. Más de la mitad de sus usuarios tiene entre 16 y 25 años. Y aunque hasta hace dos años los influencers de esta plataforma china se dedicaban a distintas ramas del entretenimiento —desde el baile y los videojuegos hasta las bromas o gags—, hay un crecimiento notable en las cuentas enfocadas al sector educativo.

"Toda tecnología es tan útil o tan perniciosa como sus usos. Por sí misma, la tecnología puede ser muy útil e incluso tener usos educativos. A veces se estigmatizan las redes sociales y parece que, si los jóvenes están mucho tiempo en ellas, están perdiendo el tiempo. No olvidemos que, culturalmente, las redes sociales son interacción, y eso significa que necesariamente existe un aprendizaje social", reflexiona Adriana Solórzano, fundadora de la Asociación Mexicana de Defensorías de las Audiencias (AMDA).

De acuerdo con los expertos, en México TikTok tiene el potencial para ser utilizada por los profesores como medida complementaria para sus estrategias de enseñanza. Culturalmente, dicen, se trata de una transformación del espacio digital, el cual, desde sus inicios, tuvo una infinidad de usos educativos que no eran conocidos.

"Ni siquiera los chicos saben por qué deberían estudiar historia o literatura en la escuela", observa Vázquez. "En mi experiencia como profesor universitario, ya no funciona la estrategia de dejarle a los alumnos un control de lectura. Es obsoleto porque ya todos saben bajar un resumen, no están leyendo. Yo prefiero incentivarlos para que desarrollen otro tipo de formatos que les sean mucho más familiares y que sí impliquen una investigación. Por eso les pido que desarrollen una infografía, un meme o un TikTok", agrega.

¿Qué ganan los TikTokers?

Con 6.4 millones de seguidores, Historia para tontos es una pequeña empresa. Detrás de estos simpáticos videos sobre la época prehispánica, el Cine de Oro Mexicano, los alebrijes, y las quesadillas con o sin queso existe todo un esquema de publicidad que sostiene el engranaje.

Según Teca, las marcas han demostrado interés por anunciarse en sus videos. "Quiero romper el estigma de que la educación no vende", asegura. "He trabajado con Electrolit, Pizza Hut, Cinépolis y Unitips. También con la UNAM, pero a la UNAM no le cobro, no puedo cobrarle a la que me dio todo".

Este joven veinteañero es licenciado en relaciones internacionales con especialidad en geopolítica del siglo XXI por la FES Aragón de la UNAM. El campo laboral para su profesión, reconoce, es escaso. Antes trabajaba en una empresa de logística internacional, donde era sometido a extenuantes jornadas laborales a cambio de una paga ínfima. Hoy, vive de sus videos en TikTok y hasta le ha alcanzado para independizarse.

Un caso similar es el de Santos Cruz, joven yucateco de 20 años que promueve la lengua y la cultura maya a través de su cuenta de TikTok,que tiene 309 mil seguidores.

Local

IEBEM: Inicia la distribución de libros de texto gratuito

Se tiene un avance del 70% en la entrega de libros en el nivel preescolar, secundaria, secundarias generales, explicó el director del IEBEM

Finanzas

Infonavit promueve ofertas en útiles escolares

Las empresas afiliadas ofrecen descuentos no solo en útiles, sino también en calzado, lentes. tecnología, deportivos

Finanzas

Informalidad laboral llega al 60% en Morelos

"En la entidad la cifra de trabajadores formales alcanza las 213 mil personas", afirmó la secretaria de Desarrollo Económico y del Trabajo

Moda

Alpargatas, un clásico que siempre es tendencia

Este calzado que cobra relevancia en cada verano pasó de ser un accesorio humilde a vestir los pies de iconos como Dalí o Coco Chanel, y actualmente la reina Letizia o Jill Biden

Celebridades

Boy George, un clásico de cuatro décadas

El cantante habla de su trayectoria y de cómo nunca le importaron las críticas, ni en los 80s cuando luchó contra los estigmas y menos ahora que tiene 61 años

Sociedad

Los machos también lloran

La violencia doméstica contra los hombres es una realidad, en todas sus vertientes, aunque es un problema que muchos no denuncian por miedo a la incredulidad o las burlas

Gossip

El chef Adrián Herrera invita a perder el miedo a la cocina

El chef Adrián Herrera regresa con un nuevo programa, donde comparte la cocina con aficionados que preparan una receta de un profesional

Gossip

Nueva película de Dragon Ball celebra el acercamiento con los fans

La nueva cinta de Dragon Ball se estrena en cines, y su elenco de doblaje celebra con los fans, fieles desde hace 25 años

Gossip

Llega a México El diván rojo, obra del autor de Yo soy Betty, la fea

La actriz Natalia Ramírez anunció la temporada de El diván rojo en México, que inicia el 1 de octubre