/ martes 7 de septiembre de 2021

El legado de Jean-Paul Belmondo, el rudo galán francés

El actor Jean-Paul Belmondo deja un legado de más de 80 películas, y pasa a la historia como una de las principales figuras de la nueva ola del cine francés

“Mi secreto es no pensar en el pasado. Yo pienso en el mañana. A lo largo de mi vida lo he hecho y lo he tenido todo. No tengo remordimientos”, afirmaba Jean-Paul Belmondo en 2016, cuando tuvo su última aparición pública para recibir el León de Oro de Honor en el Festival de Venecia.

Su lista de logrosdejaría con buen sabor de boca a cualquier actor: participó en más de 80 cintas, debutando en el cine de la mano del aclamado Jean-Luc Godard, primero hicieron el corto y luego la película Sin aliento, de 1960, convirtiéndose en uno de los rostros de la nueva ola del cine francés.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Fue nominado en dos ocasiones al premio BAFTA, en 2011 recibió la Palma de Honor en Cannes, y en 2017 fue galardonado con un César de Honor (premio equivalente al Oscar en Francia).

Pero pese a haber engalanado la pantalla francesa, su camino no siempre estuvo encaminado al arte. Antes de dedicarse a ello tuvo una breve, pero no tan fallida carrera como boxeador aficionado, e incluso resultó vencedor en 15 de los 23 combates en los que participó.

Al percatarse que los deportes no eran su fuerte, optó por dedicarse de lleno a la actuación, entró al Conservatorio Nacional de Arte Dramático, hasta su tercera oportunidad, para ser expulsado después por una indisciplina. De ahí participó en algunos largometrajes que no le dieron mucho reconocimiento en la industria, pero lo ayudaron a pulir su estilo, para su gran salto a la fama en 1960.

Su trabajo lo desarrolló principalmente en los géneros de comedia y acción, destacando en títulos como El marginal, Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo, El profesional y Dos mujeres, donde compartió créditos con Sophia Loren.

También trabajó con la actriz sueca UrsulaAndress y con Raquel Welch. Era un conquistador empedernido y solía tener romances con las actrices con las que compartía el set como UrsulaAndress ,Gina Lollobrigida, Catherine Deneuve, Brigitte Bardot y Claudia Cardinale, ésta última lo recuerda como “la imagen misma de la vitalidad. Nunca dejará de estar en movimiento en mi corazón y en mi memoria. Es una sonrisa y una alegría de vivir. Audacia y sencillez", dijo la actriz, que compartió con él películas como Cartouche (1962) o El clan de los marselleses (1972).

Su gran amigo fue Alain Delon, con quien coincidió en Borsalino. El actor comentó a la cadena CNews que se sentía "completamente devastado" por la muerte de Jean-Paul Belmondo.

"Voy a intentar aguantar para no hacer lo mismo en cinco horas... No estaría mal que nos fuéramos los dos juntos. Es una parte de mi vida, empezamos juntos hace 60 años", dijo el icono del cine de 85 años, con la voz llena de emoción.

A menudo considerados erróneamente como rivales, los dos gigantes del cine francés de la segunda mitad del siglo XX tuvieron carreras paralelas, casi siempre en lo alto de la taquilla, y su amistad, teñida de cierta rivalidad, alimentó la leyenda.

Fue su inigualable carisma el que le ayudó a ganarse la empatía del público en la gran pantalla, lo que le bastó para ser considerado uno de los galanes del cine de su época.

Entre los cineastas con los que colaboró destacan François Truffaut, Louis Malle y Claude Chabrol. Aunque Hollywood nunca fue un destino que el actor persiguiera, su trabajo fue conocido en la meca del cine gracias a títulos como Los miserables (la versión de 1995, donde encarnó a Jean Valjean).

Uno de sus personajes más recordado es el que hizo en la película Pierrot el loco.

En 2001 sufrió un accidente cerebrovascular que lo alejó de las pantallas durante un largo período, hasta 2008 cuando regresó al cine para protagonizar la cinta de Francis Huster, Un hombre y su perro.

Fue la mañana de este lunes cuando su abogado y amigo, Michel Godest, confirmó su deceso a los 88 años, y sin revelar las causas, informó que se fue tranquilamente, y destacó que su partida es una pérdida irreparable para toda Francia. (Con información de AFP).

“Mi secreto es no pensar en el pasado. Yo pienso en el mañana. A lo largo de mi vida lo he hecho y lo he tenido todo. No tengo remordimientos”, afirmaba Jean-Paul Belmondo en 2016, cuando tuvo su última aparición pública para recibir el León de Oro de Honor en el Festival de Venecia.

Su lista de logrosdejaría con buen sabor de boca a cualquier actor: participó en más de 80 cintas, debutando en el cine de la mano del aclamado Jean-Luc Godard, primero hicieron el corto y luego la película Sin aliento, de 1960, convirtiéndose en uno de los rostros de la nueva ola del cine francés.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Fue nominado en dos ocasiones al premio BAFTA, en 2011 recibió la Palma de Honor en Cannes, y en 2017 fue galardonado con un César de Honor (premio equivalente al Oscar en Francia).

Pero pese a haber engalanado la pantalla francesa, su camino no siempre estuvo encaminado al arte. Antes de dedicarse a ello tuvo una breve, pero no tan fallida carrera como boxeador aficionado, e incluso resultó vencedor en 15 de los 23 combates en los que participó.

Al percatarse que los deportes no eran su fuerte, optó por dedicarse de lleno a la actuación, entró al Conservatorio Nacional de Arte Dramático, hasta su tercera oportunidad, para ser expulsado después por una indisciplina. De ahí participó en algunos largometrajes que no le dieron mucho reconocimiento en la industria, pero lo ayudaron a pulir su estilo, para su gran salto a la fama en 1960.

Su trabajo lo desarrolló principalmente en los géneros de comedia y acción, destacando en títulos como El marginal, Cómo destruir al más famoso agente secreto del mundo, El profesional y Dos mujeres, donde compartió créditos con Sophia Loren.

También trabajó con la actriz sueca UrsulaAndress y con Raquel Welch. Era un conquistador empedernido y solía tener romances con las actrices con las que compartía el set como UrsulaAndress ,Gina Lollobrigida, Catherine Deneuve, Brigitte Bardot y Claudia Cardinale, ésta última lo recuerda como “la imagen misma de la vitalidad. Nunca dejará de estar en movimiento en mi corazón y en mi memoria. Es una sonrisa y una alegría de vivir. Audacia y sencillez", dijo la actriz, que compartió con él películas como Cartouche (1962) o El clan de los marselleses (1972).

Su gran amigo fue Alain Delon, con quien coincidió en Borsalino. El actor comentó a la cadena CNews que se sentía "completamente devastado" por la muerte de Jean-Paul Belmondo.

"Voy a intentar aguantar para no hacer lo mismo en cinco horas... No estaría mal que nos fuéramos los dos juntos. Es una parte de mi vida, empezamos juntos hace 60 años", dijo el icono del cine de 85 años, con la voz llena de emoción.

A menudo considerados erróneamente como rivales, los dos gigantes del cine francés de la segunda mitad del siglo XX tuvieron carreras paralelas, casi siempre en lo alto de la taquilla, y su amistad, teñida de cierta rivalidad, alimentó la leyenda.

Fue su inigualable carisma el que le ayudó a ganarse la empatía del público en la gran pantalla, lo que le bastó para ser considerado uno de los galanes del cine de su época.

Entre los cineastas con los que colaboró destacan François Truffaut, Louis Malle y Claude Chabrol. Aunque Hollywood nunca fue un destino que el actor persiguiera, su trabajo fue conocido en la meca del cine gracias a títulos como Los miserables (la versión de 1995, donde encarnó a Jean Valjean).

Uno de sus personajes más recordado es el que hizo en la película Pierrot el loco.

En 2001 sufrió un accidente cerebrovascular que lo alejó de las pantallas durante un largo período, hasta 2008 cuando regresó al cine para protagonizar la cinta de Francis Huster, Un hombre y su perro.

Fue la mañana de este lunes cuando su abogado y amigo, Michel Godest, confirmó su deceso a los 88 años, y sin revelar las causas, informó que se fue tranquilamente, y destacó que su partida es una pérdida irreparable para toda Francia. (Con información de AFP).

Seguridad

Morelos es una fosa clandestina: Brigada nacional

Morelos es una gran fosa clandestina como lo son otras entidades, asegura Juan Carlos Trujillo Herrera, coordinador de la BNB

Seguridad

[Especial] La violencia en las redes sociales no es sólo digital

Entre persecución y linchamientos virtuales, las agresiones tienen efecto en la vida personal de las víctimas

Cultura

[Especial] El Olimpia, de cine patito a la pléyade de estrellas

Hoy nuevamente está abandonado el tradicional local en el centro de Ciudad de la Eterna Primavera

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

En su décima semana, MasterChef Celebrity México despide a Laura Flores

Laura Flores su principal error, la cocción de su pastel en el reto de eliminación