/ lunes 8 de abril de 2019

A 17 años de su muerte, María Félix trasciende al mundo como un icono de la cinematografía mundial

Su talento y belleza impactante la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana

Un día como hoy, hace 17 años, el cine mexicano perdió a una de sus máximas figuras: María Félix. Su imagen y su obra, sin embargo, permanecen latentes en la historia de nuestro país y, más aún, en el corazón del pueblo que la recuerda con admiración y cariño.

Fue por una de esas cosas raras del destino que La Doña falleció el mismo día en que cumplía 88 años, pues nació el 8 de abril de 1914, y dejó de existir el 8 de abril de 2002 mientras dormía en su residencia de Polanco, en la Ciudad de México. Un infarto al miocardio la dejó en brazos de Morfeo para siempre.

Dueña de una personalidad arrolladora y de carácter fuerte, María de los Ángeles Félix Güereña, nacida en Álamos, Sonora, arqueaba la ceja y dominaba su entorno con pasmosa seguridad y aplomo. Su talento y belleza impactante pronto la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana.

Era todo un personaje. Más que María Félix, la actriz justamente interpretaba ese personaje que se había creado a la perfección, forjando desde entonces su leyenda.

También le llamaban María Bonita, en alusión a la melodía que le compusiera su entonces marido, Agustín Lara, cuando le cantaba aquello de “acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma…”

Foto: EFE

Han transcurrido 17 años desde su desaparición física, y sus películas permanecen en un lugar muy especial en el compendio de la cinematografía mundial. Títulos como El peñón de las ánimas, Doña Bárbara, Enamorada, Río escondido, Maclovia, La diosa arrodillada, Tizoc y La cucaracha, entre otras, le otorgaron el status de gran figura de la Época de Oro del Cine Mexicano; pero además, filmó en España, Italia, Francia, Argentina y Alemania.

Estuvo casada con Negrete, por cierto, lo mismo que con Lara --como ya dijimos--, Enrique Álvarez y Alex Berger; procreó un hijo, el actor Enrique Álvarez Félix.

La leyenda de La Doña incluye también, por supuesto, pleito por la cuantiosa herencia, la cual dejó a su chofer y asistente personal Luis Martínez de Anda; esto motivó que su cadáver, sepultado en el panteón Francés de La Piedad (CDMX) fuera exhumado por orden judicial al sospechar uno de sus hermanos que María Félix había sido asesinada. Genio y figura, hasta la sepultura.

Un día como hoy, hace 17 años, el cine mexicano perdió a una de sus máximas figuras: María Félix. Su imagen y su obra, sin embargo, permanecen latentes en la historia de nuestro país y, más aún, en el corazón del pueblo que la recuerda con admiración y cariño.

Fue por una de esas cosas raras del destino que La Doña falleció el mismo día en que cumplía 88 años, pues nació el 8 de abril de 1914, y dejó de existir el 8 de abril de 2002 mientras dormía en su residencia de Polanco, en la Ciudad de México. Un infarto al miocardio la dejó en brazos de Morfeo para siempre.

Dueña de una personalidad arrolladora y de carácter fuerte, María de los Ángeles Félix Güereña, nacida en Álamos, Sonora, arqueaba la ceja y dominaba su entorno con pasmosa seguridad y aplomo. Su talento y belleza impactante pronto la convirtieron en una estrella de talla internacional y símbolo erótico del cine de habla hispana.

Era todo un personaje. Más que María Félix, la actriz justamente interpretaba ese personaje que se había creado a la perfección, forjando desde entonces su leyenda.

También le llamaban María Bonita, en alusión a la melodía que le compusiera su entonces marido, Agustín Lara, cuando le cantaba aquello de “acuérdate de Acapulco, María bonita, María del alma…”

Foto: EFE

Han transcurrido 17 años desde su desaparición física, y sus películas permanecen en un lugar muy especial en el compendio de la cinematografía mundial. Títulos como El peñón de las ánimas, Doña Bárbara, Enamorada, Río escondido, Maclovia, La diosa arrodillada, Tizoc y La cucaracha, entre otras, le otorgaron el status de gran figura de la Época de Oro del Cine Mexicano; pero además, filmó en España, Italia, Francia, Argentina y Alemania.

Estuvo casada con Negrete, por cierto, lo mismo que con Lara --como ya dijimos--, Enrique Álvarez y Alex Berger; procreó un hijo, el actor Enrique Álvarez Félix.

La leyenda de La Doña incluye también, por supuesto, pleito por la cuantiosa herencia, la cual dejó a su chofer y asistente personal Luis Martínez de Anda; esto motivó que su cadáver, sepultado en el panteón Francés de La Piedad (CDMX) fuera exhumado por orden judicial al sospechar uno de sus hermanos que María Félix había sido asesinada. Genio y figura, hasta la sepultura.

Local

Por esta razón trabajadores de la Ruta 9 podrían irse a huelga

Les hacen firmar hojas blancas al momento de ingresar a sus labores y bajo ese tenor los amenazan con despedirlos

Local

Desatienden el caso Samir

Al cumplirse seis meses del asesinato del activista, Hugo Eric Flores acusa que ni los familiares han sido citados a declarar

Gossip

Reyli: Metamorfósis es lo que viví al dejar el alcohol

El músico estrena su segundo sencillo 16,437 días, mi nuevo sencillo de su disco Metamorfosis que marca una renovación en su carrera

Gossip

Apple TV+ invierte 6 mil mdd en contenidos originales

En la guerra de la plataformas streaming se dispone a apropiarse gran parte del mercado

Gossip

Una familia de diez regresa a la televisión con mucha diversión

El programa vuelve a la televisión el próximo 25 de agosto con sorpresas e invitados especiales

Cultura

Ser muxe es vivir libre y sin ataduras: Karla Rey

En el Centro Cultural Helénico se dará cita la comunidad el tercer sexo del istmo de Tehuantepec 

Cultura

La fotografía hay que vivirla con pasión: Christa Cowrie

La reconocida artista recibirá medalla al Mérito Fotográfico por 40 años de carrera

Sociedad

En peligro, la enseñanza del inglés en Aguascalientes

El Instituto de Educación solicitó al gobierno federal 15 millones de pesos para contratar profesores del idioma