imagotipo

Salieron del país 26.3 mil mdd de enero a septiembre

  • Redacción El Sol de México
  • en Finanzas

  • Inversión extranjera pierde atractivo, al ingresar solo 4.3 mil mdd en el 3T

La incertidumbre de los inversionistas ya incide en la cuenta financiera del país, pues en el lapso de enero a septiembre de este año se registró la salida de 26 mil 363 millones de dólares tanto del concepto de inversiones de cartera como de otras inversiones no especificadas, pero relacionadas con los llamados capitales golondrinos, según el reporte de la balanza de pagos del Banco de México al tercer trimestre.

Aunada a esa situación, el país perdió atractivo para captar inversión extranjera directa (IED), ya que entre julio y septiembre solo ingresaron cuatro mil 314 millones de dólares, lo que refleja una desaceleración desde los cinco mil 864 millones de dólares del segundo trimestre del año, y un drástico descenso respecto a los nueve mil 595 millones de dólares del primer cuarto del año.

Así, entre enero y septiembre la IED acumula 19 mil 773 millones, la cantidad es 23 por ciento inferior a los 25 mil 751 millones que ingresaron al país en el mismo periodo del año pasado, mientras que la inversión directa de mexicanos en el exterior sufrió un importante descenso de 3 mil 352 millones de dólares tan solo en el tercer trimestre.

Según el reporte del banco central, en lo que se refiere a la cuenta de inversión de cartera, en el tercer trimestre salieron recursos por valores del sector privado emitidos en el exterior por mil 592 millones de dólares, aunados a los 3 mil 17 millones de valores extranjeros por parte de residentes en México que se fueron, llevando el balance acumulado en el año a 3 mil 170 millones de dólares que salieron del país.

La situación es todavía más grave en lo que se refiere a la salida de activos por “otras inversiones”, pues solo en tercer trimestre el monto fue de 10 mil 81 millones, llevando la cuenta de depósitos en el exterior propiedad de residentes en México en lo que va del año a 23 mil 193 millones de dólares.

Respecto a la cuenta financiera de la balanza de pagos, el reporte indica un superávit por cuatro mil 295 millones de dólares, que se originó de ingresos netos por siete mil 666 millones de dólares en la cuenta de inversión directa, de una entrada neta de siete mil 54 millones de dólares en la cuenta de inversión de cartera, y de una salida neta por 10 mil 425 millones de dólares en la cuenta de otra inversión.

El instituto central precisó, sin embargo, que en el trimestre señalado la cuenta corriente de la balanza de pagos presentó un saldo negativo de siete mil 571 millones de dólares. Dicho monto, explicó, se derivó de la combinación de déficits en la balanza de bienes y servicios por ocho mil 305 millones de dólares y en la de renta por seis mil 087 millones, así como por un superávit en la balanza de transferencias por seis mil 821 millones de dólares.

El instituto central expuso además que el déficit de la balanza de bienes y servicios (de ocho mil 305 millones de dólares) fue resultado de saldos negativos de cinco mil 340 millones de dólares en la balanza de bienes y de dos mil 964 millones de dólares en la de servicios.