/ lunes 10 de octubre de 2022

¿Te acuerdas de la Arena Isabel en Cuernavaca?

¡Lucharáán a dos de tres caídas sin límite de tiempo!

Han pasado 13 años desde la desaparición de la gloriosa Arena Isabel. Este recinto que se ubicaba sobre bulevar Juárez fue testigo de largas filas de familias completas que cada jueves y domingo acudían a ver a sus ídolos de la lucha libre. Este santuario dijo adiós en 2009, luego de que tener su mayor auge en la década de los 90.

Y eso lo recuerda muy bien el Canelo Casas, hijo del reconocido réferi de lucha libre Pepe Casas y sobrino del luchador profesional el Negro Casas. Entre sus anécdotas cuenta que de niño vivía en la Ciudad de México, pero cada domingo viajaba a Cuernavaca para acompañar a su familia y, desde las gradas de la Arena Isabel, apoyarla. Ya en la adolescencia se mudó a la ciudad de la eterna primavera.

“Mi tío, el Negro, era de los luchadores que durante los 80 y 90 tuvo una época de oro en la lucha; en la Arena Isabel luchó muchas veces; recuerdo haber visto al Perro Aguayo, Fishman, Mil Máscaras y Angres Gigante”. Fue gracias a la tradición luchística de su familia que decidió subirse al ring de la Arena Isabel todos los domingos, de 2005 a 2009.

El Canelo Casas despidió la Arena Isabel un viernes 11 de diciembre de 2009, y lo recuerda con mucha nostalgia. "Ese día fue el Hijo del Santo y se llenó como en los buenos tiempos. Era la despedida de Pierroth y para mí significó mucho; ese día se vencieron las tarimas y se rompió el ring; parecía como si el supiera que era su última gala".

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

¿Cómo era la Arena Isabel?

Si no tuviste la fortuna de ir a este emblemático lugar te contamos cómo era, y si fuiste de los afortunados, seguro lo recuerdas más o menos así:

En la cornisa, el gran letrero que decía "Arena Isabel" en letras rojas. Sobre la banqueta, a borde de la calle, había más de tres puestos que vendían máscaras, pero no sólo eso, también podías percibir el olor a antojitos mexicanos, patitas de pollo en bolsas de plástico con salsa y su limón, mollejitas, pepitas tostadas, cacahuates y unos tacos dorados que ni el mejor restaurante de la ciudad podía ofrecerte.

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

Una vez que ingresabas al lugar, había un túnel que dividía el camino hacia los palcos y las gradas. Una vez que tomabas tu lugar podías observar el cuadrilátero, imponente, ahí, en cuestión de minutos, grandes luchadores darían un espectáculo inolvidable cada jueves y domingo.

“De la parte de abajo salía un olor como a madera húmeda siempre. Era mágico ver de fondo el ring iluminado, muy enigmático, ese lugar imponía porque estaba hecho para eso”, recuerda el Canelo.

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

Fueron 56 años los que la Arena Isabel fungió como casa y plataforma de más de 60 luchadores, entre los que destacan: “Chamaco” Valaguez, el Barón Siniestro, Zaratustra, Ráfaga Moreno, Tartú, apoyados por el empresario Ramón Cué, mismo que creó El Cuadrilátero, el primer medio impreso en la entidad, era una especie de crónica que redactaba y narraba todo lo que pasaba dentro y fuera del ring.



Han pasado 13 años desde la desaparición de la gloriosa Arena Isabel. Este recinto que se ubicaba sobre bulevar Juárez fue testigo de largas filas de familias completas que cada jueves y domingo acudían a ver a sus ídolos de la lucha libre. Este santuario dijo adiós en 2009, luego de que tener su mayor auge en la década de los 90.

Y eso lo recuerda muy bien el Canelo Casas, hijo del reconocido réferi de lucha libre Pepe Casas y sobrino del luchador profesional el Negro Casas. Entre sus anécdotas cuenta que de niño vivía en la Ciudad de México, pero cada domingo viajaba a Cuernavaca para acompañar a su familia y, desde las gradas de la Arena Isabel, apoyarla. Ya en la adolescencia se mudó a la ciudad de la eterna primavera.

“Mi tío, el Negro, era de los luchadores que durante los 80 y 90 tuvo una época de oro en la lucha; en la Arena Isabel luchó muchas veces; recuerdo haber visto al Perro Aguayo, Fishman, Mil Máscaras y Angres Gigante”. Fue gracias a la tradición luchística de su familia que decidió subirse al ring de la Arena Isabel todos los domingos, de 2005 a 2009.

El Canelo Casas despidió la Arena Isabel un viernes 11 de diciembre de 2009, y lo recuerda con mucha nostalgia. "Ese día fue el Hijo del Santo y se llenó como en los buenos tiempos. Era la despedida de Pierroth y para mí significó mucho; ese día se vencieron las tarimas y se rompió el ring; parecía como si el supiera que era su última gala".

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

¿Cómo era la Arena Isabel?

Si no tuviste la fortuna de ir a este emblemático lugar te contamos cómo era, y si fuiste de los afortunados, seguro lo recuerdas más o menos así:

En la cornisa, el gran letrero que decía "Arena Isabel" en letras rojas. Sobre la banqueta, a borde de la calle, había más de tres puestos que vendían máscaras, pero no sólo eso, también podías percibir el olor a antojitos mexicanos, patitas de pollo en bolsas de plástico con salsa y su limón, mollejitas, pepitas tostadas, cacahuates y unos tacos dorados que ni el mejor restaurante de la ciudad podía ofrecerte.

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

Una vez que ingresabas al lugar, había un túnel que dividía el camino hacia los palcos y las gradas. Una vez que tomabas tu lugar podías observar el cuadrilátero, imponente, ahí, en cuestión de minutos, grandes luchadores darían un espectáculo inolvidable cada jueves y domingo.

“De la parte de abajo salía un olor como a madera húmeda siempre. Era mágico ver de fondo el ring iluminado, muy enigmático, ese lugar imponía porque estaba hecho para eso”, recuerda el Canelo.

Cortesía | Mario Ráfaga Moreno

Fueron 56 años los que la Arena Isabel fungió como casa y plataforma de más de 60 luchadores, entre los que destacan: “Chamaco” Valaguez, el Barón Siniestro, Zaratustra, Ráfaga Moreno, Tartú, apoyados por el empresario Ramón Cué, mismo que creó El Cuadrilátero, el primer medio impreso en la entidad, era una especie de crónica que redactaba y narraba todo lo que pasaba dentro y fuera del ring.



Local

Tráfico hoy en Cuernavaca | Marcha de maestros complica la vialidad en el Centro

Docentes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación Sección 19 marchan en demanda de calidad en el servicio del ISSSTE y provocan problema vial

Elecciones 2024

Descarta INE Morelos presencia policiaca en casillas el 2 de junio

El delegado del INE en Morelos aceptó que no solicitarán la presencia de elementos policiacos en las casillas el próximo 2 de junio para evitar inhibir o presionar a los ciudadanos

Local

Morelenses perciben mayor corrupción en el actual sexenio

Datos del World Justice Proyect ubican a la entidad morelense en el penúltimo lugar en el rubro "ausencia de corrupción". Ciudadanos perciben más actos irregulares de servidores públicos

Local

Poder Judicial se mantendrá atento a elecciones

"El Poder Judicial estará atento a la elección por si hubiera un asunto que se tuviera que atender", declaró el magistrado presidente del TSJ, Jorge Gamboa

Cultura

Roberto Abad presenta su libro 'El hombre crucigrama'

Como parte de las actividades de la Fiesta del Libro y la Rosa 2024, Roberto Abad presentó su libro "El hombre crucigrama" en Cuernavaca

Círculos

INE Morelos reconoce 46 años de trayectoria de Froylán Trujillo

El INE Morelos reconoció a Froylán Trujillo, fotógrafo fundador de "El Sol de Cuernavaca", por sus 45 años de carrera