/ jueves 12 de julio de 2018

¿Por qué NASA podría quedarse sin astronautas en el espacio en 2019?

La soluciones para evitar esto no son sencillas: comprar puestos adicionales en el Soyuz no parece viable

Las dos compañías que tienen contrato con la NASA para llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), Boeing y SpaceX, no podrán cumplir el cronograma que tenían previsto y que anticipaba un primer viaje en 2019, según un reporte gubernamental.

Como consecuencia de esto, la NASA podría no tener ninguna manera de enviar astronautas al espacio a partir de noviembre de 2019, cuando los últimos astronautas estadounidenses regresen desde la EEI a la Tierra a través de la nave espacial rusa Soyuz.

La NASA detuvo sus lanzamientos espaciales en 2011, y desde entonces depende de naves rusas para llevar a sus astronautas al espacio. En 2014 le asignó a Boeing y SpaceX la tarea de desarrollar nuevos sistemas de lanzamiento que se podrían utilizar a partir de 2019. En estos momentos hay tres estadounidenses, un alemán y dos rusos en la EEI, donde el promedio de permanencia es de unos cinco a seis meses.

Pero la Oficina de Contraloría Gubernamental (GAO) confirmó en un reporte hecho público este miércoles que ambas compañías estaban retrasadas en sus programas.

Boeing no estará certificada hasta diciembre de 2019 y no en enero como estaba previsto, y SpaceX en enero de 2020 en vez de febrero de 2019.

La consecuencia es que la NASA se quedaría sin un medio de transporte espacial luego de que se venza su contrato con Soyuz en noviembre de 2019.

"NASA está explorando otras opciones, pero no cuenta con un plan B para evitar una interrupción (en los viajes)", se lee en el reporte.

El riesgo es que podrían pasar hasta nueve meses sin un estadounidense en el espacio, pues probablemente las dos compañías no puedan realizar estos viajes espaciales hasta agosto de 2020, según cálculos de la NASA.

Pero la política espacial estadounidense da por sentada una presencia continua, ininterrumpida, de este país en el espacio.

La soluciones para evitar esto no son sencillas: comprar puestos adicionales en el Soyuz no parece viable, pues se trata de un proceso que debe comenzar tres años antes del viaje programado.

Otra opción sería colocar astronautas en los vuelos de prueba de estas dos compañías, pero eso representaría un importante riesgo a la seguridad de los astronautas.


Las dos compañías que tienen contrato con la NASA para llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional (EEI), Boeing y SpaceX, no podrán cumplir el cronograma que tenían previsto y que anticipaba un primer viaje en 2019, según un reporte gubernamental.

Como consecuencia de esto, la NASA podría no tener ninguna manera de enviar astronautas al espacio a partir de noviembre de 2019, cuando los últimos astronautas estadounidenses regresen desde la EEI a la Tierra a través de la nave espacial rusa Soyuz.

La NASA detuvo sus lanzamientos espaciales en 2011, y desde entonces depende de naves rusas para llevar a sus astronautas al espacio. En 2014 le asignó a Boeing y SpaceX la tarea de desarrollar nuevos sistemas de lanzamiento que se podrían utilizar a partir de 2019. En estos momentos hay tres estadounidenses, un alemán y dos rusos en la EEI, donde el promedio de permanencia es de unos cinco a seis meses.

Pero la Oficina de Contraloría Gubernamental (GAO) confirmó en un reporte hecho público este miércoles que ambas compañías estaban retrasadas en sus programas.

Boeing no estará certificada hasta diciembre de 2019 y no en enero como estaba previsto, y SpaceX en enero de 2020 en vez de febrero de 2019.

La consecuencia es que la NASA se quedaría sin un medio de transporte espacial luego de que se venza su contrato con Soyuz en noviembre de 2019.

"NASA está explorando otras opciones, pero no cuenta con un plan B para evitar una interrupción (en los viajes)", se lee en el reporte.

El riesgo es que podrían pasar hasta nueve meses sin un estadounidense en el espacio, pues probablemente las dos compañías no puedan realizar estos viajes espaciales hasta agosto de 2020, según cálculos de la NASA.

Pero la política espacial estadounidense da por sentada una presencia continua, ininterrumpida, de este país en el espacio.

La soluciones para evitar esto no son sencillas: comprar puestos adicionales en el Soyuz no parece viable, pues se trata de un proceso que debe comenzar tres años antes del viaje programado.

Otra opción sería colocar astronautas en los vuelos de prueba de estas dos compañías, pero eso representaría un importante riesgo a la seguridad de los astronautas.


Local

Muere Leopoldo 'Polo' Tovar Enríquez

En redes sociales, excompañeros de labor en el Ayuntamiento de Cuernavaca, de Jiutepec han externado sus condolencias por el deceso.

Local

Ya son 118 casos positivos de Covid-19 en el sector educativo

Autoridades de Salud y Educación reiteran que ningún plantel debe cerrar por decisión unilateral

Seguridad

Municipios no actualizan sus Atlas de Riesgos

Este documento es necesario para verificar cuáles son las áreas de riesgo e implementar acciones para proteger a la población

Doble Vía

[Ocio] La pandemia no impidió nuevos récords mundiales

Con todo y restricciones sanitarias, habitantes de todo el mundo han logrado dejar su marca en el libro de Récords Guinness

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El arzobispo que se sirvió de Ocuituco

El franciscano tuvo graves diferencias con la Audiencia por el ejercicio de su cargo como “protector de los indios”

Local

Ejército Mexicano es reconocido por su labor humanitaria

Inauguran la exposición La Gran Fuerza de México, en la Plaza de Armas de Cuernavaca

Finanzas

Los cumpleaños abundan pero escasean fiestas y celebraciones

La contingencia sanitaria por el Covid-19 ha provocado que la mayor parte de los festejos se reduzcan de hasta 800 invitados a máximo 50

Seguridad

Municipios no actualizan sus Atlas de Riesgos

Este documento es necesario para verificar cuáles son las áreas de riesgo e implementar acciones para proteger a la población

Finanzas

Morelos gestiona mal las crisis por desastres naturales

Millones de pesos han sido destinados en la última década para ocuparse de catástrofes naturales en Morelos