/ martes 26 de octubre de 2021

Adolescentes prefieren la interacción a través de internet

De acuerdo con una especialista, el celular y videojuegos pueden generar que se pierda el contacto con la realidad

El niño requiere mucho de la aprobación de los padres en la etapa preescolar y escolar, pero en la adolescencia busca la de sus pares, los cuales se multiplicaron en las redes sociales, señaló Diana Patricia Guízar Sánchez, académica del departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina.

Agregó que la comunicación con los adolescentes es clave. El problema es que toda la comunicación se ha vuelto virtual. “En esta pandemia me ha llamado la atención que muchos adolescentes, chavos que eran buenos en la parte social, resulta que a raíz de que llevan año y medio en pandemia han perdido habilidades para interactuar.

Indicó que lo dramático es sólo vivir en un mundo virtual y no estar en el mundo real. “No contestan llamadas ni hacen llamadas; de hecho, su interacción, al momento de hablar, no es la misma que cuando lo hacen en redes sociales. Les cuesta mucho trabajo porque son habilidades que uno va desarrollando”.

De tú a tú, sin ensayo

Guízar Sánchez acotó que la interacción uno a uno cuesta trabajo; hay la angustia de que el otro se pueda ir o aburrir si no hay un discurso ensayado. La interacción social requiere de muchas modificaciones, improvisaciones. “Lo que se observa en las redes sociales es que se tardó dos horas para tomarse la foto perfecta, estuvo ensayando todo el día en el video que está haciendo. Para una conversación social no ensayas. No es lo mismo el tú a tú, son habilidades que van perdiendo y no van desarrollando”.

Precisó que una forma indirecta en la que los adolescentes miden su popularidad o su valor es en el número de sus seguidores o de likes de sus publicaciones y de eso depende mucho el valor que tiene cada uno. “En el caso de mujeres, por ejemplo, es un poco más frecuente el ideal de perfección a nivel corporal. Hay un montón de filtros que se utilizan”.

Los filtros no son la realidad, comentó, pero los adolescentes pueden dejarse llevar. En Instagram vemos fotos de la comida, viajes y relaciones perfectas, de la familia feliz. “Se documenta lo que se quiere y rara vez en una red social pondrás momentos tristes, de desgracia. Normalmente son los felices, la imagen que quiero mostrar, y ellos se pueden ir con la idea de que eso es la realidad, buscan un ideal de perfección en todo: esta persona tiene el cuerpo perfecto, la cara perfecta, la casa perfecta, los amigos perfectos”.


La máscara

Es muy peligroso, subrayó, que tu personalidad, tu forma de ser y tu valor dependan del otro porque todos sabemos que la sociedad es muy cambiante. El riesgo es que yo exista a partir de que el otro me vea.

Añadió que el teléfono celular y los videojuegos pueden causar una adicción. Dependiendo de las características y de los antecedentes en familia, incluso, se puede perder el contacto con la realidad, pueden desconectarse y creer que lo que están viviendo en las redes sociales es la realidad y no lo de afuera

Guízar Sánchez recomendó hacer distintas actividades, ofrecer opciones: “vas a dejar el celular, pero vamos a ir a caminar, vamos a ir al parque, distraerse con juegos de mesa, así como evitar que tengan redes sociales antes de los 13 años”.

Con información de Daniel Francisco | UNAM


Súmate a nuestro canal de YouTube

El niño requiere mucho de la aprobación de los padres en la etapa preescolar y escolar, pero en la adolescencia busca la de sus pares, los cuales se multiplicaron en las redes sociales, señaló Diana Patricia Guízar Sánchez, académica del departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina.

Agregó que la comunicación con los adolescentes es clave. El problema es que toda la comunicación se ha vuelto virtual. “En esta pandemia me ha llamado la atención que muchos adolescentes, chavos que eran buenos en la parte social, resulta que a raíz de que llevan año y medio en pandemia han perdido habilidades para interactuar.

Indicó que lo dramático es sólo vivir en un mundo virtual y no estar en el mundo real. “No contestan llamadas ni hacen llamadas; de hecho, su interacción, al momento de hablar, no es la misma que cuando lo hacen en redes sociales. Les cuesta mucho trabajo porque son habilidades que uno va desarrollando”.

De tú a tú, sin ensayo

Guízar Sánchez acotó que la interacción uno a uno cuesta trabajo; hay la angustia de que el otro se pueda ir o aburrir si no hay un discurso ensayado. La interacción social requiere de muchas modificaciones, improvisaciones. “Lo que se observa en las redes sociales es que se tardó dos horas para tomarse la foto perfecta, estuvo ensayando todo el día en el video que está haciendo. Para una conversación social no ensayas. No es lo mismo el tú a tú, son habilidades que van perdiendo y no van desarrollando”.

Precisó que una forma indirecta en la que los adolescentes miden su popularidad o su valor es en el número de sus seguidores o de likes de sus publicaciones y de eso depende mucho el valor que tiene cada uno. “En el caso de mujeres, por ejemplo, es un poco más frecuente el ideal de perfección a nivel corporal. Hay un montón de filtros que se utilizan”.

Los filtros no son la realidad, comentó, pero los adolescentes pueden dejarse llevar. En Instagram vemos fotos de la comida, viajes y relaciones perfectas, de la familia feliz. “Se documenta lo que se quiere y rara vez en una red social pondrás momentos tristes, de desgracia. Normalmente son los felices, la imagen que quiero mostrar, y ellos se pueden ir con la idea de que eso es la realidad, buscan un ideal de perfección en todo: esta persona tiene el cuerpo perfecto, la cara perfecta, la casa perfecta, los amigos perfectos”.


La máscara

Es muy peligroso, subrayó, que tu personalidad, tu forma de ser y tu valor dependan del otro porque todos sabemos que la sociedad es muy cambiante. El riesgo es que yo exista a partir de que el otro me vea.

Añadió que el teléfono celular y los videojuegos pueden causar una adicción. Dependiendo de las características y de los antecedentes en familia, incluso, se puede perder el contacto con la realidad, pueden desconectarse y creer que lo que están viviendo en las redes sociales es la realidad y no lo de afuera

Guízar Sánchez recomendó hacer distintas actividades, ofrecer opciones: “vas a dejar el celular, pero vamos a ir a caminar, vamos a ir al parque, distraerse con juegos de mesa, así como evitar que tengan redes sociales antes de los 13 años”.

Con información de Daniel Francisco | UNAM


Súmate a nuestro canal de YouTube

frontpage

Con carteles visibilizan la violencia contra la mujer

Muestran datos estadísticos sobre violencia y que esto quien pase lo lea y se lo grabe en su mente

Finanzas

Alcaldes no tienen sus finanzas sanas: Cuauhtémoc Blanco

Acusa el gobernador que la probable destitución en ayuntamientos se dará porque no “trabajan como se debe”

Local

Centro Morelense de las Artes reactiva mercado navideño

Instalan mercado para ofrecer las obras de creadores en el Centro Morelense de las Artes

Doble Vía

[Mundo Geek] Servicios de salud están a un clic de distancia

Actualmente, a través de aplicaciones, como IMSS Digital, puedes acceder a diversos servicios médicos

Cultura

Presentaciones en el Foro del Andén rompen tabúes

Con el Circuito Nacional de Artes Escénicas en Espacios Independientes, presenta obras con temas cada vez más polémicos

Gossip

Enrique Guzmán regresa a los escenarios

Este sábado el artista se presenta en el Salón la Maraka de la Ciudad de México, junto con Los Rebeldes del Rock

Gossip

Humor e ingenio en la nueva temporada de LOL

Eugenio Derbez regresa para la tercera y más atrevida temporada del reality que reúne a los comediantes del momento en una misma casa 

Literatura

Los niños tienen su propia fiesta en la FIL

Un espacio independiente ofrece diversas actividades y más de cinco mil libros infantiles a la venta

Gossip

Pedro Coronel regresa a su casa, el Palacio de Bellas Artes

Este año se cumple el centenario del pintor y escultor, con la exposición Pedro Coronel. 100 años, una ruta infinita