/ domingo 17 de enero de 2021

Sector cultural gasta millones en insumos de higiene

El sector cultural enfrenta las medidas sanitarias por la contingencia debido a la pandemia del Covid-19, en tiempos de recorte presupuestal en todas sus áreas

Para las instituciones culturales, la pandemia de Covid-19 representó, además de la parálisis de actividades presenciales, un nuevo gasto que no tenían previsto y debieron solventar con el ejercicio presupuestal 2020. En conjunto, la Secretaría de Cultura (SC), el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) gastaron más de tres millones de pesos en la compra de insumos de higiene y protección para su personal.

A través de una solicitud de información hecha por este diario, las dependencias culturales informaron que adquirieron entre junio y diciembre gel antibacterial, sanitizante, cubrebocas, caretas, guantes, tapetes sanitizantes, entre otros productos, con recursos propios, y hasta el momento no tienen una partida mensual destinada para estos insumos indispensables para el funcionamiento de los espacios como museos y teatros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vale recordar que la Secretaría de Cultura tuvo una reducción de su presupuesto 2020 al pasar de 13 mil 517 millones de pesos, autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, a 10 mil 681 millones, en un ajuste realizado a medio año por la Secretaría de Hacienda en el gasto aprobado para el Ramo 48, dedicado a la cultura. En tanto, el INBAL contó con 3 mil 259 millones y el INAH con 3 mil 171 millones de pesos.

De estos recursos, la SC detalló que las compras para atención del Covid-19 se hicieron en dos bloques: de agosto a septiembre y de octubre a diciembre de 2020. En el primer periodo, la adquisición fue por adjudicación directa de 14 productos y facturó 395 mil 977 pesos.

Se compraron 325 caretas, 25 cofias, 25 cubrebocas ZAP, 45 dispensadores, 224 galones de gel antibacterial, 12 botes de gel de 500 ml, 900 pares de guantes 1370, cubrebocas KN95, 20 oxímetros digitales, 43 cubetas de sanitizante, 60 tapetes, 29 termómetros digitales y dos mil 50 cubrebocas tricapa.

Para la compra del último trimestre del año, la Secretaría lanzó una licitación pública para adquirir 17 productos más, con un gasto total de un millón 644 mil 788 pesos. De este material destacan 513 cintas de marcaje amarillo, 100 atomizadores, 33 mil 576 cubrebocas lavables y dos mil batas quirúrgicas desechables con puño; además de insumos ya adquiridos previamente como gel y sanitizante.

En el informe, llama la atención que en la licitación pública, ocho productos se adquirieron de manera directa porque resultó desierto el concurso de compra; esto representó un costo más, de 695 mil 814 pesos. También detalla que los proveedores que han suministrado los productos de higiene son Monabu, Ángel Saucedo López, Creatividad y Espectáculos, Losequi, Rocketerías distribuidores y Corpo Imagen Textil, todos nacionales.

En el caso del INBAL, la compra de insumos representó un millón 577 mil 338 pesos de junio a diciembre, periodo en el que comenzó la reapertura paulatina de museos, teatros y centros de cultura, aunque a finales de año cerraron de nuevo.

El material adquirido va desde caretas, protectores, cubrebocas y guantes, hasta termómetros, despachadores de gel y material de limpieza. Los proveedores de estos insumos son Espacios Ledmex Sapi de C.V., que en su sitio web se anuncia como una empresa de producciones con servicios de pantallas led y publicidad móvil; también Negocios Aseret S.A. de C.V., y los particulares Frías Torres Santa y Ángel Roberto Pérez González.

De las adquisiciones, la mayor fue de 574 mil 633 pesos por el pago de gel antibacterial, despachadores empotrables y cubrebocas a la empresa Negocios Aseret en junio de 2020; en el mismo mes, esta empresa hizo otra venta al INBAL por 238 mil 959 por otra cantidad de los mismos insumos.

El INBAL informó que el material de higiene se repartió entre los recintos culturales de la Ciudad de México conforme reabrieron al público y la cantidad de producto entregado se hizo de acuerdo con el número de personal que labora en cada uno.

Por ejemplo, el Museo de Arte Moderno, el Museo Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros (los tres primeros en reactivarse en agosto pasado) recibieron cada uno, dos rollos de cinta de marcaje y tres galones de sanitizante; pero el MAM tuvo 258 cubrebocas de poliéster, mientras el Tamayo 97 y la Siqueiros sólo 50; lo mismo varía en las caretas: mientras el Arte Moderno recibió 35, el Tamayo cuatro y la Siquieros 10.

El resto de museos recibieron el material de higiene en septiembre y la cantidad dependió del número de personal; por ejemplo al Laboratorio Arte Alameda se le entregaron 65 cubrebocas, mientras que al Museo de Arte Carrillo Gil, 135. Entre los espacios contemplados para recibir los insumos también están el área de los murales y los filtros del Palacio de Bellas Artes, Cencropam y Cepromusic.

En tanto el INAH reportó un gasto de apenas 19 mil 724 pesos para la compra de insumos sólo para sus oficinas centrales entre abril y septiembre de 2020, y en el reporte se especifica que cada Centro de investigación, ubicado en los estados del país, hizo sus propias adquisiciones. En este caso, llama la atención que todos los proveedores se presentan con nombres propios y no como empresas registradas.

Un caso especial fue el Museo Nacional de Antropología que si bien depende del INAH hizo su propia inversión para adquirir materiales de higiene. El recinto facturó 38 mil 585 pesos en la compra termómetros, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectante, tapetes sanitizantes, guantes, caretas, gafas de seguridad, cintas de marcaje amarillas y despachadores de gel.

Ninguna de las tres instituciones reportó una segunda entrega de material a los recintos, sobre todo de los insumos desechables como cubrebocas y guantes, ni cuánto del presupuesto de 2021 se destinará para estos recursos indispensables en la reapertura de los espacios culturales prevista para el 10 de enero próximo.

Para las instituciones culturales, la pandemia de Covid-19 representó, además de la parálisis de actividades presenciales, un nuevo gasto que no tenían previsto y debieron solventar con el ejercicio presupuestal 2020. En conjunto, la Secretaría de Cultura (SC), el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) gastaron más de tres millones de pesos en la compra de insumos de higiene y protección para su personal.

A través de una solicitud de información hecha por este diario, las dependencias culturales informaron que adquirieron entre junio y diciembre gel antibacterial, sanitizante, cubrebocas, caretas, guantes, tapetes sanitizantes, entre otros productos, con recursos propios, y hasta el momento no tienen una partida mensual destinada para estos insumos indispensables para el funcionamiento de los espacios como museos y teatros.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Vale recordar que la Secretaría de Cultura tuvo una reducción de su presupuesto 2020 al pasar de 13 mil 517 millones de pesos, autorizados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, a 10 mil 681 millones, en un ajuste realizado a medio año por la Secretaría de Hacienda en el gasto aprobado para el Ramo 48, dedicado a la cultura. En tanto, el INBAL contó con 3 mil 259 millones y el INAH con 3 mil 171 millones de pesos.

De estos recursos, la SC detalló que las compras para atención del Covid-19 se hicieron en dos bloques: de agosto a septiembre y de octubre a diciembre de 2020. En el primer periodo, la adquisición fue por adjudicación directa de 14 productos y facturó 395 mil 977 pesos.

Se compraron 325 caretas, 25 cofias, 25 cubrebocas ZAP, 45 dispensadores, 224 galones de gel antibacterial, 12 botes de gel de 500 ml, 900 pares de guantes 1370, cubrebocas KN95, 20 oxímetros digitales, 43 cubetas de sanitizante, 60 tapetes, 29 termómetros digitales y dos mil 50 cubrebocas tricapa.

Para la compra del último trimestre del año, la Secretaría lanzó una licitación pública para adquirir 17 productos más, con un gasto total de un millón 644 mil 788 pesos. De este material destacan 513 cintas de marcaje amarillo, 100 atomizadores, 33 mil 576 cubrebocas lavables y dos mil batas quirúrgicas desechables con puño; además de insumos ya adquiridos previamente como gel y sanitizante.

En el informe, llama la atención que en la licitación pública, ocho productos se adquirieron de manera directa porque resultó desierto el concurso de compra; esto representó un costo más, de 695 mil 814 pesos. También detalla que los proveedores que han suministrado los productos de higiene son Monabu, Ángel Saucedo López, Creatividad y Espectáculos, Losequi, Rocketerías distribuidores y Corpo Imagen Textil, todos nacionales.

En el caso del INBAL, la compra de insumos representó un millón 577 mil 338 pesos de junio a diciembre, periodo en el que comenzó la reapertura paulatina de museos, teatros y centros de cultura, aunque a finales de año cerraron de nuevo.

El material adquirido va desde caretas, protectores, cubrebocas y guantes, hasta termómetros, despachadores de gel y material de limpieza. Los proveedores de estos insumos son Espacios Ledmex Sapi de C.V., que en su sitio web se anuncia como una empresa de producciones con servicios de pantallas led y publicidad móvil; también Negocios Aseret S.A. de C.V., y los particulares Frías Torres Santa y Ángel Roberto Pérez González.

De las adquisiciones, la mayor fue de 574 mil 633 pesos por el pago de gel antibacterial, despachadores empotrables y cubrebocas a la empresa Negocios Aseret en junio de 2020; en el mismo mes, esta empresa hizo otra venta al INBAL por 238 mil 959 por otra cantidad de los mismos insumos.

El INBAL informó que el material de higiene se repartió entre los recintos culturales de la Ciudad de México conforme reabrieron al público y la cantidad de producto entregado se hizo de acuerdo con el número de personal que labora en cada uno.

Por ejemplo, el Museo de Arte Moderno, el Museo Tamayo y la Sala de Arte Público Siqueiros (los tres primeros en reactivarse en agosto pasado) recibieron cada uno, dos rollos de cinta de marcaje y tres galones de sanitizante; pero el MAM tuvo 258 cubrebocas de poliéster, mientras el Tamayo 97 y la Siqueiros sólo 50; lo mismo varía en las caretas: mientras el Arte Moderno recibió 35, el Tamayo cuatro y la Siquieros 10.

El resto de museos recibieron el material de higiene en septiembre y la cantidad dependió del número de personal; por ejemplo al Laboratorio Arte Alameda se le entregaron 65 cubrebocas, mientras que al Museo de Arte Carrillo Gil, 135. Entre los espacios contemplados para recibir los insumos también están el área de los murales y los filtros del Palacio de Bellas Artes, Cencropam y Cepromusic.

En tanto el INAH reportó un gasto de apenas 19 mil 724 pesos para la compra de insumos sólo para sus oficinas centrales entre abril y septiembre de 2020, y en el reporte se especifica que cada Centro de investigación, ubicado en los estados del país, hizo sus propias adquisiciones. En este caso, llama la atención que todos los proveedores se presentan con nombres propios y no como empresas registradas.

Un caso especial fue el Museo Nacional de Antropología que si bien depende del INAH hizo su propia inversión para adquirir materiales de higiene. El recinto facturó 38 mil 585 pesos en la compra termómetros, cubrebocas, gel antibacterial, desinfectante, tapetes sanitizantes, guantes, caretas, gafas de seguridad, cintas de marcaje amarillas y despachadores de gel.

Ninguna de las tres instituciones reportó una segunda entrega de material a los recintos, sobre todo de los insumos desechables como cubrebocas y guantes, ni cuánto del presupuesto de 2021 se destinará para estos recursos indispensables en la reapertura de los espacios culturales prevista para el 10 de enero próximo.

Local

Denuncia amenazas consejero electoral

Javier Arias acudió a la Fiscalía General del Estado, luego de haber recibido mensajes intimidatorios

Local

Así la vacunación contra Covid-19 en adultos mayores

El primer día de vacunación para adultos mayores en Temixco resultó caótico, ya que no se brindó información detallada; se prevé que en los días siguientes mejore la logística

Local

El IEBEM buscará alternativas para escuelas privadas

Morelos deberá estar en semáforo verde para garantizar cero contagios en los planteles y así poder regresar en manera presencial

Doble Vía

Cómo ahorrar con tu tarjeta de despensa

Evitar gastos hormiga y planear un poco pueden ayudarte a optimizar tus recursos

Política

Senadores del PAN exigen renuncia del titular de la ASF

“Es una vergüenza tener a un auditor doblado al Ejecutivo’’, aseguraron

Seguridad

Titular del TSJ enfrenta denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción

El aspirante a una magistratura, Federico López Estrada, lo acusa de negar información y de acciones discrecionales

Turismo

El origen del icónico Acueducto de Morelia

Si te gusta el turismo cultural, te contamos de uno de los espacios arquitéctonicos obligados en Michoacán

Automotriz

Llega a México el Chevrolet Corvette 2021

Más divertido y emocionante, está a la venta en nuestro país la versión convertible del famoso deportivo

Local

Movilidad y Transporte opera solo con citas

Es inútil que se presenten a las instalaciones, puesto que de manera presencial solo se atiende a quienes van a recoger algún documento tras realizar su trámite