/ domingo 23 de mayo de 2021

Rescatan la criticada novela de Lupe Marín

La UNAM reedita La única, un retrato del ambiente cultural de los años 30, marcado por el machismo

En 1938, Guadalupe Marín (Jalisco, 1895-Ciudad de México, 1981) publicó su novela La única, una historia ficticia sobre Marcela, una mujer que bien podría ser ella misma. Sin embargo, los comentarios destructivos de José Juan Tablada y Salvador Novo hundieron el libro en un baúl, sin mayor fortuna crítica. Más de siete décadas después, la historia vuelve a ver la luz a través de la colección Vindictas. Novela y Memoria, de Libros UNAM.

“Fue una autopublicación porque Lupe Marín pagó con su propio dinero para imprimir la novela que de hecho se hizo en una imprenta no en una editorial, tal vez por eso hay pocos ejemplares originales. Además creo que fue mal entendida en su momento, a mí me parece que es una buena novela, tiene valores literarios que tal vez en ese tiempo no eran apreciados como esa soltura que tiene cuando escribe”, afirma Anaclara Muro, autora del prólogo a la nueva edición.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista Muro precisa que en la trama una mujer llamada Marcela, narra su vida dentro del mundo cultural, sus encuentros con artistas y relaciones con diferentes personas. La mayor molestia de Tablada y Novo, apunta, fue la mención que se hace a personajes como Diego Rivera y Jorge Castro, ambos esposos de Marín, y de otros hombres de la época.

De hecho Tablada definió la novela como un chismorreo: “Me parece que su comentario es ilógico porque realmente todas las historias y otros textos de esa época son chismes, con un tratamiento literario diferente. En este caso como es una obra de una mujer que se va construyendo como un espejo muy directo del contexto, se lee como un chisme, pero creo que es de las cosas más ricas de este libro, la manera como va construyendo un universo del ambiente cultural”, señala.

En la novela se mencionan personajes como Diego Rivera y al entonces secretario de Educación, Narciso Bassols, aunque no directamente, pero es fácil distinguirlos. Por ejemplo, Marín describe al muralista como un pintor grande y alto que hace berrinches por todo. Lo mismo menciona a su también esposo el poeta Jorge Cuesta y a una serie de artistas, incluso internacionales, con los que ella tiene contacto durante su vida como modelo y musa.

Así la protagonista, situada en el México revolucionario, narra experiencias como el matrimonio, divorcio y unión libre, que son mal vistas por los demás personajes. Entonces viaja sola a Nueva York y a París, donde expresa sus opiniones con ganas de romper el estereotipo de la mujer dependiente y débil. Este perfil rebelde es lo que realmente incomodó a los críticos y lectores de la época, apunta Muro.

Lo interesante del relato, continúa, no son las críticas sino su cuestionamiento sobre cómo los distintos personajes femeninos se construyen a partir de su posición de musa, no de creadora. La novela plantea cómo la mujer es más reconocida por ser bonita y se convierte en objeto de deseo de pintores varones, sin importar su propia creación artística. Marín da voz a esas mujeres representadas en ella misma.

“A mí me pareció interesante porque en esa época hay una especie de estigma con las mujeres que fueron creadoras porque ellas aunque sí escribían o pintaban eran más conocidas por ser musas como ocurrió justo con Marín. Para los críticos no importaba su práctica artística sino para quiénes habían posado y Marín rompe con esa idea, se sale del canon, se rebela contra esa imagen”, dice de quien posó para Frida Kahlo, Diego Rivera y Juan Soriano.

Tal vez por las críticas, Marín sólo escribió una segunda novela titulada Un día patrio, y se dedicó a la cocina, la costura y otros oficios, aunque Muro cree posible que haya textos inéditos en el archivo personal de la autora. La única está disponible en formato físico y electrónico en libros.unam.mx.

En 1938, Guadalupe Marín (Jalisco, 1895-Ciudad de México, 1981) publicó su novela La única, una historia ficticia sobre Marcela, una mujer que bien podría ser ella misma. Sin embargo, los comentarios destructivos de José Juan Tablada y Salvador Novo hundieron el libro en un baúl, sin mayor fortuna crítica. Más de siete décadas después, la historia vuelve a ver la luz a través de la colección Vindictas. Novela y Memoria, de Libros UNAM.

“Fue una autopublicación porque Lupe Marín pagó con su propio dinero para imprimir la novela que de hecho se hizo en una imprenta no en una editorial, tal vez por eso hay pocos ejemplares originales. Además creo que fue mal entendida en su momento, a mí me parece que es una buena novela, tiene valores literarios que tal vez en ese tiempo no eran apreciados como esa soltura que tiene cuando escribe”, afirma Anaclara Muro, autora del prólogo a la nueva edición.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

En entrevista Muro precisa que en la trama una mujer llamada Marcela, narra su vida dentro del mundo cultural, sus encuentros con artistas y relaciones con diferentes personas. La mayor molestia de Tablada y Novo, apunta, fue la mención que se hace a personajes como Diego Rivera y Jorge Castro, ambos esposos de Marín, y de otros hombres de la época.

De hecho Tablada definió la novela como un chismorreo: “Me parece que su comentario es ilógico porque realmente todas las historias y otros textos de esa época son chismes, con un tratamiento literario diferente. En este caso como es una obra de una mujer que se va construyendo como un espejo muy directo del contexto, se lee como un chisme, pero creo que es de las cosas más ricas de este libro, la manera como va construyendo un universo del ambiente cultural”, señala.

En la novela se mencionan personajes como Diego Rivera y al entonces secretario de Educación, Narciso Bassols, aunque no directamente, pero es fácil distinguirlos. Por ejemplo, Marín describe al muralista como un pintor grande y alto que hace berrinches por todo. Lo mismo menciona a su también esposo el poeta Jorge Cuesta y a una serie de artistas, incluso internacionales, con los que ella tiene contacto durante su vida como modelo y musa.

Así la protagonista, situada en el México revolucionario, narra experiencias como el matrimonio, divorcio y unión libre, que son mal vistas por los demás personajes. Entonces viaja sola a Nueva York y a París, donde expresa sus opiniones con ganas de romper el estereotipo de la mujer dependiente y débil. Este perfil rebelde es lo que realmente incomodó a los críticos y lectores de la época, apunta Muro.

Lo interesante del relato, continúa, no son las críticas sino su cuestionamiento sobre cómo los distintos personajes femeninos se construyen a partir de su posición de musa, no de creadora. La novela plantea cómo la mujer es más reconocida por ser bonita y se convierte en objeto de deseo de pintores varones, sin importar su propia creación artística. Marín da voz a esas mujeres representadas en ella misma.

“A mí me pareció interesante porque en esa época hay una especie de estigma con las mujeres que fueron creadoras porque ellas aunque sí escribían o pintaban eran más conocidas por ser musas como ocurrió justo con Marín. Para los críticos no importaba su práctica artística sino para quiénes habían posado y Marín rompe con esa idea, se sale del canon, se rebela contra esa imagen”, dice de quien posó para Frida Kahlo, Diego Rivera y Juan Soriano.

Tal vez por las críticas, Marín sólo escribió una segunda novela titulada Un día patrio, y se dedicó a la cocina, la costura y otros oficios, aunque Muro cree posible que haya textos inéditos en el archivo personal de la autora. La única está disponible en formato físico y electrónico en libros.unam.mx.

Local

Muere Leopoldo 'Polo' Tovar Enríquez

En redes sociales, excompañeros de labor en el Ayuntamiento de Cuernavaca, de Jiutepec han externado sus condolencias por el deceso.

Local

Ya son 118 casos positivos de Covid-19 en el sector educativo

Autoridades de Salud y Educación reiteran que ningún plantel debe cerrar por decisión unilateral

Seguridad

Municipios no actualizan sus Atlas de Riesgos

Este documento es necesario para verificar cuáles son las áreas de riesgo e implementar acciones para proteger a la población

Doble Vía

[Ocio] La pandemia no impidió nuevos récords mundiales

Con todo y restricciones sanitarias, habitantes de todo el mundo han logrado dejar su marca en el libro de Récords Guinness

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El arzobispo que se sirvió de Ocuituco

El franciscano tuvo graves diferencias con la Audiencia por el ejercicio de su cargo como “protector de los indios”

Local

Ejército Mexicano es reconocido por su labor humanitaria

Inauguran la exposición La Gran Fuerza de México, en la Plaza de Armas de Cuernavaca

Finanzas

Los cumpleaños abundan pero escasean fiestas y celebraciones

La contingencia sanitaria por el Covid-19 ha provocado que la mayor parte de los festejos se reduzcan de hasta 800 invitados a máximo 50

Seguridad

Municipios no actualizan sus Atlas de Riesgos

Este documento es necesario para verificar cuáles son las áreas de riesgo e implementar acciones para proteger a la población

Finanzas

Morelos gestiona mal las crisis por desastres naturales

Millones de pesos han sido destinados en la última década para ocuparse de catástrofes naturales en Morelos