/ viernes 25 de febrero de 2022

Pinturas rupestres en Cuernavaca; testimonio del pasado

En varios puntos del estado se han hallado pinturas rupestres en lugares que pudieron servir de refugio de nuestros antepasados

En Cuernavaca, en las cercanías con el poblado de Buenavista del Monte, se han reportado hallazgos de pinturas rupestres, una de las manifestaciones culturales más importantes realizadas por las sociedades primitivas, precoloniales y coloniales para dejar evidencia de su existencia. A través de ellas se pueden comprender las formas de vida y dinámicas que tenían en aquellos tiempos.

En 2017 llegó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Morelos un documento por parte del antropólogo y fotógrafo Rafael Rodríguez Brito sobre el presunto hallazgo de pinturas rupestres en aquella localidad.

Fue el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García, por parte del INAH Morelos, el comisionado para verificar si realmente se trataba de pinturas rupestres. “Bajamos por una quebradita hasta el fondo de una barranca, y en una de las paredes se encontraban unos abrigos rocosos; es posible que esas cuevas hayan servido de refugio en algún momento a los autores de este tipo de manifestación o arte. Y en el techo de la covacha encontramos las huellas de unas manos que estaban hechas con la técnica al negativo”, expresó el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García.

Este tipo de evidencias gráfico rupestres, dijo, pueden ser muy antiguas, desde 8 mil años a. C., hasta unos mil años d. C, “es decir, estamos hablando de una larga data, porque en la historia se ha descubierto que varias sociedades han practicado este tipo de manifestaciones.

“No necesariamente significa que este descubrimiento pueda tener un fechamiento tan antiguo, son muy difíciles y muy costosas las técnicas de fechamiento; pero sí tenemos algunas maneras de fecharlas por métodos comparativos, pero no son exactos, son relativos. Sin embargo, vimos que estaban hechos con la técnica del aerógrafo, que es muy vieja, ésta trata de poner las manos hacia la parte donde van a ser impresas y con un hueso largo que todavía tenga el tejido esponjoso, se pone el bocado de pigmento (casi siempre sangre) en la boca, y por ese hueso se sopla, pareciendo un aerógrafo, que deja pintado el torso de la mano, y la huella de los dedos en la pared de forma perfecta”.

Destacó que este tipo de pigmentación es muy confiable, ya que se pueden sacar muchos datos más, que el simple hecho de decir que son pinturas rupestres y ya, sino otros procedimientos importantes para llegar a detalles más a fondo sobre la historia de estas manifestaciones artísticas.

“En la actualidad no sólo nos hemos dedicado a hacer las pruebas de fechamiento, sino también podemos hacer, por ejemplo, muestreos para realizar estudios de paleodermatoglifos en pintura rupestre, es decir, encontrar huellas dactilares o digitales que nos pueden llevar a aproximarnos si la persona que hizo esa manifestación era hombre o mujer y su edad. Ha sido toda una expectativa por el color de las pinturas, en lo personal considero que no son tan tardías, pero sin duda, estamos frente a un hermoso hallazgo en Morelos”.

Respecto a las condiciones en las que se encuentran estas pinturas rupestres, el arqueólogo detalló que “están un poco frágiles porque se encuentran a la intemperie y probablamente a la destrucción del medio, pero realmente son los agentes antrópicos los que más nos preocupan”.

Debido a que el arte rupestre es considerado un patrimonio arqueológico no monumental, resguarda parte importante de la historia y es fundamental que exista protección para su conservación, y así evitar que sean destruidas.

Aún no se sabe con exactitud a qué periodo o cultura pertenecen, pero debido a varias comparaciones con otros hallazgos, han podido sacar algunas conclusiones que por el momento sólo son hipótesis.

Para resolver estas cuestiones, y brindar datos con mayor precisión sobre estas pinturas rupestres, desde hace cuatro años, el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García y la arqueóloga María Judith Galicia Flores han estado realizando un importante proyecto de investigación.

Pero en Cuernavaca no ha sido el único lugar donde han realizado este tipo de hallazgos en el estado; “se han encontrado otras expresiones gráfico rupestres en el Sureste de Morelos, y muchos petrograbados con la hipótesis de que son muy tempranos. En Tepalcingo, encontramos estas pinturas sobre barrancas demasiado enigmáticas, porque qué hacen pinturas rupestres del post clásico en abrigos rocosos en lugares inhóspitos y poco accesibles; y ha sido una cantidad enorme de cuestionamientos en estos proyectos de investigación. Otros hallazgos que ya han sido estudiados arqueológicamente y publicados, como La Cueva del Gallo en Ticuman con más de 10 años de estudio. También ha habido hallazgos hacia Hueyapan, y hay una serie de abrigos rocosos muy vastos en Tepoztlán, la diferencia es que son más visitados por la gente y han sufrido vandalismo que las ha deteriorado. Y en Chalcatzingo, que si se pueden visitar porque el INAH lo tiene abierto con las condiciones y el personal necesario”.


➡️ Recibe GRATIS la información relevante en tu correo a través de nuestro Newsletter

Súmate a nuestro canal de Youtube

¿Qué está pasando entre Rusia y Ucrania?

En Cuernavaca, en las cercanías con el poblado de Buenavista del Monte, se han reportado hallazgos de pinturas rupestres, una de las manifestaciones culturales más importantes realizadas por las sociedades primitivas, precoloniales y coloniales para dejar evidencia de su existencia. A través de ellas se pueden comprender las formas de vida y dinámicas que tenían en aquellos tiempos.

En 2017 llegó al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Morelos un documento por parte del antropólogo y fotógrafo Rafael Rodríguez Brito sobre el presunto hallazgo de pinturas rupestres en aquella localidad.

Fue el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García, por parte del INAH Morelos, el comisionado para verificar si realmente se trataba de pinturas rupestres. “Bajamos por una quebradita hasta el fondo de una barranca, y en una de las paredes se encontraban unos abrigos rocosos; es posible que esas cuevas hayan servido de refugio en algún momento a los autores de este tipo de manifestación o arte. Y en el techo de la covacha encontramos las huellas de unas manos que estaban hechas con la técnica al negativo”, expresó el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García.

Este tipo de evidencias gráfico rupestres, dijo, pueden ser muy antiguas, desde 8 mil años a. C., hasta unos mil años d. C, “es decir, estamos hablando de una larga data, porque en la historia se ha descubierto que varias sociedades han practicado este tipo de manifestaciones.

“No necesariamente significa que este descubrimiento pueda tener un fechamiento tan antiguo, son muy difíciles y muy costosas las técnicas de fechamiento; pero sí tenemos algunas maneras de fecharlas por métodos comparativos, pero no son exactos, son relativos. Sin embargo, vimos que estaban hechos con la técnica del aerógrafo, que es muy vieja, ésta trata de poner las manos hacia la parte donde van a ser impresas y con un hueso largo que todavía tenga el tejido esponjoso, se pone el bocado de pigmento (casi siempre sangre) en la boca, y por ese hueso se sopla, pareciendo un aerógrafo, que deja pintado el torso de la mano, y la huella de los dedos en la pared de forma perfecta”.

Destacó que este tipo de pigmentación es muy confiable, ya que se pueden sacar muchos datos más, que el simple hecho de decir que son pinturas rupestres y ya, sino otros procedimientos importantes para llegar a detalles más a fondo sobre la historia de estas manifestaciones artísticas.

“En la actualidad no sólo nos hemos dedicado a hacer las pruebas de fechamiento, sino también podemos hacer, por ejemplo, muestreos para realizar estudios de paleodermatoglifos en pintura rupestre, es decir, encontrar huellas dactilares o digitales que nos pueden llevar a aproximarnos si la persona que hizo esa manifestación era hombre o mujer y su edad. Ha sido toda una expectativa por el color de las pinturas, en lo personal considero que no son tan tardías, pero sin duda, estamos frente a un hermoso hallazgo en Morelos”.

Respecto a las condiciones en las que se encuentran estas pinturas rupestres, el arqueólogo detalló que “están un poco frágiles porque se encuentran a la intemperie y probablamente a la destrucción del medio, pero realmente son los agentes antrópicos los que más nos preocupan”.

Debido a que el arte rupestre es considerado un patrimonio arqueológico no monumental, resguarda parte importante de la historia y es fundamental que exista protección para su conservación, y así evitar que sean destruidas.

Aún no se sabe con exactitud a qué periodo o cultura pertenecen, pero debido a varias comparaciones con otros hallazgos, han podido sacar algunas conclusiones que por el momento sólo son hipótesis.

Para resolver estas cuestiones, y brindar datos con mayor precisión sobre estas pinturas rupestres, desde hace cuatro años, el arqueólogo Pavel Carlos Leiva García y la arqueóloga María Judith Galicia Flores han estado realizando un importante proyecto de investigación.

Pero en Cuernavaca no ha sido el único lugar donde han realizado este tipo de hallazgos en el estado; “se han encontrado otras expresiones gráfico rupestres en el Sureste de Morelos, y muchos petrograbados con la hipótesis de que son muy tempranos. En Tepalcingo, encontramos estas pinturas sobre barrancas demasiado enigmáticas, porque qué hacen pinturas rupestres del post clásico en abrigos rocosos en lugares inhóspitos y poco accesibles; y ha sido una cantidad enorme de cuestionamientos en estos proyectos de investigación. Otros hallazgos que ya han sido estudiados arqueológicamente y publicados, como La Cueva del Gallo en Ticuman con más de 10 años de estudio. También ha habido hallazgos hacia Hueyapan, y hay una serie de abrigos rocosos muy vastos en Tepoztlán, la diferencia es que son más visitados por la gente y han sufrido vandalismo que las ha deteriorado. Y en Chalcatzingo, que si se pueden visitar porque el INAH lo tiene abierto con las condiciones y el personal necesario”.


➡️ Recibe GRATIS la información relevante en tu correo a través de nuestro Newsletter

Súmate a nuestro canal de Youtube

¿Qué está pasando entre Rusia y Ucrania?

Local

México está herido: obispo

Ramón Castro Castro llamó a los gobiernos a reconocer lo que está pasando en el país tras las jornadas violentas que se registraron la semana pasada

Seguridad

¿El CNIH será un elefante blanco?

Sin presupuesto y apoyo de fiscalías este centro no logrará su objetivo, advierten buscadoras

Seguridad

TSJ: Fallas jurídicas elevan la violencia en las familias

En lo que va del año se han reportado más de 3 mil delitos contra la familia; falta capacitación, reconoce el Tribunal Superior de Justicia

Cine

20 Años 20 Mujeres en el FICM | Astrid Rondero y Fernanda Valadez, una mancuerna poderosa del cine nacional

Astrid Rondero y Fernanda Valadez han presentado en el Festival Internacional de Cine de Morelia sus dos filmes: Los días más oscuros de nosotras y Sin señas particulares

Cultura

Cuestionario Proust: Karen Souza 

Ha destacado con su voz en la escena latinoamericana del jazz y la bossa nova actual, primero con el éxito de la saga de discos Jazz &... y posteriormente con sus propias producciones

Salud

Los beneficios de dejar el coche en casa 

Tanto nuestra salud como el planeta se ven beneficiados cuando utilizamos la bicicleta, caminamos o utilizamos otras alternativas para movernos por la ciudad

Ecología

Crisis climática agrava la mitad de enfermedades

Nature Climate Change publicó un estudio que se centra principalmente en las bacterias y los virus, así como en la respuesta a determinados peligros como la ola de calor o el aumento de las inundaciones

Tecnología

Urbvan: Moverse o morir

Una empresa de transporte masivo con tecnología que conecta a las organizaciones, los usuarios y los vehículos de terceros, para crear redes de movilidad para clientes constantes

Política

Necesitamos dientes para detener a los criminales: Alejandro Murat

El gobernador de Oaxaca y aspirante a la Presidencia de la República considera que el país requiere un nuevo sistema penal que permita encarcelar a una persona con el simple testimonio de una víctima o incluso, con la sola presunción de que es un delincuente