/ viernes 20 de diciembre de 2019

Ocuilan, visitando al hermano

Tanto Mazatepec como Ocuilan son dos pueblos de origen y tradición indígena que se encuentran relacionados desde siglos atrás, las condiciones económicas y políticas los separaron

El presente artículo intenta mostrar las relaciones sociales que se ponen en juego en el cambio de mayordomía que hacen en Mazatepec, Morelos los pobladores Ocuilan, Estado de México el 30 noviembre. Así también, el significado que para estos tiene ir a visitar al hermano de su Cristo, relación que está sustentada sobre bases de hermandad y cohesión como grupo, la cual se ha construido a través del tiempo.


Te interesa:

Desde Morelos: La primera lluvia de estrellas del 2020

Muere en Morelos alcalde de Ocuilan tras caer aeroplano donde viajaba

Los túneles en el Jardín Borda

En Día de Reyes: ¡Cuidado con juguetes de dudosa procedencia!

Anuncian facilidades de pago del refrendo 2020


En dicha visita se exaltan las relaciones históricas que se mantienen entre estos dos pueblos, cuya hermandad se ve representada por la devoción al Señor del Calvario, el cual tiene un santuario en la cima de un cerro en Mazatepec y otro en uno de los barrios del pueblo de Ocuilan, razón por la cual los habitantes de este último asisten, año con año, a realizar el cambio de mayordomía en Mazatepec, aunque la fiesta a dicho Cristo se hace el quinto viernes de cuaresma en ambas poblaciones.

Tanto Mazatepec como Ocuilan son dos pueblos de origen y tradición indígena que se encuentran relacionados desde siglos atrás, las condiciones económicas y políticas los separaron. Brígida Von Mentz en su trabajo Pueblo de indios, mulatos y mestizos 1770-1870. Los campesinos y las transformaciones protoindustriales en el poniente de Morelos publicado en 1988, hace referencia a que el poniente de Morelos, no sólo guarda una estrecha relación con las poblaciones cerca de Toluca en el Estado de México, sino que también las tiene con Taxco en lo que ahora es Guerrero.

En el siglo XIX, dice esta misma autora en dicho trabajo que, después del desmembramiento del estado de México, estos pueblos que estaban relacionados por cuestiones económicas y políticas, se separan de esta manera Ocuilan y Mazatepec, quedan en estados diferentes. Uno como parte del Estado de México y otro de Morelos, sin embargo, las relaciones siguen siendo extremadamente estrechas y esto se ve reflejado en la veneración al Señor del Calvario.

Cada 30 de noviembre, los pobladores de los diferentes barrios del pueblo de Ocuilan llegan hasta la cima del cerro de “La loma” en Mazatepec para realizar el cambio de mayordomía. Este espacio que parece desértico durante en gran parte del año, se llena de vida. Llegan puestos de comida y camiones que se instalan cerca de la calzada que une al santuario del Señor del Calvario con la iglesia dedicada a San Lucas, santo patrono del pueblo.

Aunque no es la única fecha en la que se ve llegar gente hasta “La loma”, puesto que este espacio también es ocupado para la fiesta del quinto viernes de cuaresma en honor al Señor del Calvario, cabe destacar que el 30 de noviembre también se prepara este lugar para el recibimiento de los que llegan al cambio de mayordomía.

Llegada de la mayordomía.

Esperando el recibimiento.

El cambio de mayordomía

De uno a uno, a partir de las 11 am., empieza la llegada hasta a “La loma” en Mazatepec de aproximadamente 25 camiones en los que vienen los pobladores de los principales barrios de Ocuilan, Estado de México, entre los que destacan el de Santa Mónica y el de San Sebastián. El motivo es hacer el cambio de mayordomía en la casa del hermano de su Señor del Calvario, el cual se localiza, a decir de ellos, en una lomita ahí cerca de centro de Ocuilan.

Con la llegada de los camiones que viene de Ocuilan, también arriban una serie de comerciantes que, en su mayoría, son de Mazatepec. En estos puestos se instalan a lo largo de la calzada principal y venden, a los recién llegados, diferentes productos como cervezas solas o preparadas, comida, dulces típicos, refrescos, aguas de frutas, nieves, etc.

Después de que empiezan a llegar los visitantes, la gente empieza a dispersarse. Algunos recorren la zona para estirar los pies y otros se apresuran a ir hasta el Santuario para ver de cerca al Cristo. Es así como poco a poco se conglomeran dentro de la iglesia para estar listos a escuchar la misa que han pactado previamente con el sacerdote de Mazatepec y que da inicio a las 12 pm.

Mientras el padre y sus ayudantes se alistan para celebrar la homilía y algunos de los visitantes se refrescan, la mayordomía que dejará el cargo se coloca en la entrada al atrio del Santuario con un estandarte con la imagen del Señor del Calvario de Ocuilan. Mientras tanto, los que recibirán el cargo, se empiezan a colocar en la puerta que da al interior de la iglesia.

Al sonar de las campanas que anuncian la misa y los cohetes que lanzan los que tienen la mayordomía en ese momento, la gente busca un espacio para acomodarse y escuchar la misa. En el 2018, esto se tuvo que hacer en el patio trasero del Santuario, en un pequeño pasillo techado, pues el sismo del 19 de septiembre de 2017 dejó daños internos y externos que aún no permitían celebrar la homilía dentro de la iglesia.

Este era fue el segundo año que tuvieron que hacer el cambio de mayordomía en este espacio adaptado por el párroco y sus ayudantes, pues los visitantes cuentan que durante el 2017 con motivo del sismo:

…tuvimos que escuchar misa afuera, ahí en un pasillo. Ni siquiera podíamos entrar a la iglesia porque aún estaba dañada, sólo nos dejaron entrar poco a poco, por grupos, a ver la imagen. Estaba bien dañada [el Santuario] por fuera y por dentro y por eso el padre dijo que lo hiciéramos afuera porque no podíamos entrar porque era riesgoso. Este año [2018] mínimo nos dejaron pasar (Rosa, 2018)

En punto de las 12 pm. los visitantes empezaron a caminar rumbo a el lugar donde se realizaría la misa. Frente a todos los asistentes, en las primeras filas, se colocaron los mayordomos salientes y los que ahora estarían frente al cargo. La homilía tuvo una duración de una hora y media, después de esto el párroco dio paso al cambio de mayordomía. Este acto parecía el más esperado por los asistentes quienes empezaron a tomar fotografías y a acercarse cada vez más al frente.

El cambio tuvo una duración de 10 minutos aproximadamente pues no sólo se hace entrega del estandarte, sino que quienes reciben la mayordomía hacen la promesa, frente a la gente de su pueblo y al párroco, de que cumplirán con el cargo de una manera responsable y honesta. Acto seguido la gente empieza a dispersarse rumbo a la calzada principal para comer, refrescarse o comprar dulces o souvenirs.

Algunos de los organizadores, quienes también se encargan de contratar los autobuses incluyen en el pago del camión, la comida y un paseo posterior por la región, ya sea a un lugar en específico como un balneario o zona arqueológica o se organizan y deciden en ese momento. Cabe recalcar que, a lo largo del año, no sólo visitan Mazatepec, sino que ellos también señalaron que asisten a otros pueblos en Morelos y en Puebla durante la cuaresma o en otras fechas con motivo de alguna fiesta patronal.

Entre los lugares que ellos señalaron como sus favoritos se encuentran Tepalcingo o Tlaltenango. Mientras que el quinto viernes de cuaresma se quedan en su pueblo para estar durante la fiesta al hermano del Señor del Calvario de Mazatepec, la cual dura tres días, dicen ellos.

Sin embargo, esto no los exime de faltar a la feria en Mazatepec, pues dicen ellos:

…aunque nuestra fiesta también es el mismo día que aquí, nosotros venimos a dejar velas y flores, pero no venimos todos los días como otros pueblos de la zona [la región donde se ubica Ocuilan]. Nosotros sólo pasamos, llegamos en la mañana y al medio día o por la tarde nos retiramos porque también tenemos compromiso con nuestro Cristo, pero cada 30 de noviembre venimos a visitarlo y a mostrarle que creemos en él, que le tenemos mucha fe (Anónimo, 2018).

Entrando para hacer el cambio.


Muestras de devoción.


Más allá del Señor del Calvario. Relaciones entre Ocuilan y Mazatepec

Venir desde allá conlleva una larga tradición para la gente de este pueblo pues como ellos dicen:

Venimos nosotros del pueblo con nuestra devoción. El cristo de allá y éste fueron hermanos, por eso venimos a visitar a este Señor del Calvario. Cuando fue el sismo nuestra iglesia tuvo daños, pero aun así vinimos a verlo, no le fallamos ni un año, así como él no nos falla a nosotros, además aquí vemos a nuestros vecinos o amigos y convivimos con la gente del pueblo” (Anónimo, 2018).


Una de las cosas a destaca aquí es que el cambio de mayordomía que realizan en Mazatepec, Morelos los pobladores de Ocuilan, Estado de México, se hace año con año, sin embargo, la relación entre ambos pueblos no sólo es veneracional, sino que también se refuerza mediante intercambios comerciales y de productos como dice don Fernando (2018):

…me acuerdo cuando mi papá me traía. Caminábamos unas cuatro o cinco horas desde el pueblo hasta Tetecala. Nos veníamos por Palpan [Miacatlán], eran puras lomas y piedras. Traíamos todo lo que sacábamos de allá, había veces que veníamos a vender tejocotes. Los martes eran los días que llegábamos al tianguis que se hace en Tetecala, pero a veces cuando no acabábamos de vender caminábamos calle por calle vendiendo lo que traíamos. Nos veníamos en la noche y nos quedábamos en el casco de la hacienda de Miacatlán y de ahí el martes bien temprano nos poníamos a vender lo que trajéramos, yo caminé mucho con mi papá.

Esta fuerte relación se pone en evidencia también con los lazos de parentesco que se empiezan a formar entre la gente de Mazatepec y la que viene de Ocuilan, pues más allá de la veneración al Señor del Calvario, esta relación se sustenta en la amistad, el compadrazgo y matrimonio entre gente de uno como de otro pueblo. Dice don Lauro (2018):

…tenemos muchos amigos aquí en Mazatepec y compadres también. Algunas veces venimos con mi familia de rápido en el quinto viernes y los visitamos y también le traemos sus velas y flores al hermano [refiriéndose al Señor del Calvario en Mazatepec]. De algunos ya no sabemos pues los conocíamos por mi papá que nos traía desde niños aquí a Mazatepec, luego nosotros fuimos conociendo a más y pues por eso venimos.

Agradeciendo al hermano.


Conviviendo con los del pueblo.


Reflexiones finales

Aunque el motivo es presenciar el cambio de mayordomía y visitar al hermano, también los recién llegados lo toman como un momento de esparcimiento en el que se encuentran con vecinos y gente de su pueblo que, en su contexto diario, ven en pocas ocasiones. Esto refuerza sus lazos como pueblo, pues comparten alimentos y conviven con su gente.

Algo a destacar aquí es que las relaciones entre Ocuilan y Mazatepec no sólo son veneracionales, sino que también son económicas, políticas, sociales y culturales. La hermandad entre los dos Cristos muestra una interconexión que sobrepasa los límites establecidos por las fronteras estatales.

Para reforzar esta hermandad vienen y hacen el cambio de mayordomía a Mazatepec, sin embargo, esta se materializa mediante otros lazos que la gente crea con la gente que vive Mazatepec, pues también, a lo largo del tiempo han ido haciendo amigos, compadres o ha contraído matrimonio entre ellos.

Dra. Erandy Toledo Alvarado | Programa Etnografía de las Regiones Indígenas de México / Centro INAH-Morelos |

El presente artículo intenta mostrar las relaciones sociales que se ponen en juego en el cambio de mayordomía que hacen en Mazatepec, Morelos los pobladores Ocuilan, Estado de México el 30 noviembre. Así también, el significado que para estos tiene ir a visitar al hermano de su Cristo, relación que está sustentada sobre bases de hermandad y cohesión como grupo, la cual se ha construido a través del tiempo.


Te interesa:

Desde Morelos: La primera lluvia de estrellas del 2020

Muere en Morelos alcalde de Ocuilan tras caer aeroplano donde viajaba

Los túneles en el Jardín Borda

En Día de Reyes: ¡Cuidado con juguetes de dudosa procedencia!

Anuncian facilidades de pago del refrendo 2020


En dicha visita se exaltan las relaciones históricas que se mantienen entre estos dos pueblos, cuya hermandad se ve representada por la devoción al Señor del Calvario, el cual tiene un santuario en la cima de un cerro en Mazatepec y otro en uno de los barrios del pueblo de Ocuilan, razón por la cual los habitantes de este último asisten, año con año, a realizar el cambio de mayordomía en Mazatepec, aunque la fiesta a dicho Cristo se hace el quinto viernes de cuaresma en ambas poblaciones.

Tanto Mazatepec como Ocuilan son dos pueblos de origen y tradición indígena que se encuentran relacionados desde siglos atrás, las condiciones económicas y políticas los separaron. Brígida Von Mentz en su trabajo Pueblo de indios, mulatos y mestizos 1770-1870. Los campesinos y las transformaciones protoindustriales en el poniente de Morelos publicado en 1988, hace referencia a que el poniente de Morelos, no sólo guarda una estrecha relación con las poblaciones cerca de Toluca en el Estado de México, sino que también las tiene con Taxco en lo que ahora es Guerrero.

En el siglo XIX, dice esta misma autora en dicho trabajo que, después del desmembramiento del estado de México, estos pueblos que estaban relacionados por cuestiones económicas y políticas, se separan de esta manera Ocuilan y Mazatepec, quedan en estados diferentes. Uno como parte del Estado de México y otro de Morelos, sin embargo, las relaciones siguen siendo extremadamente estrechas y esto se ve reflejado en la veneración al Señor del Calvario.

Cada 30 de noviembre, los pobladores de los diferentes barrios del pueblo de Ocuilan llegan hasta la cima del cerro de “La loma” en Mazatepec para realizar el cambio de mayordomía. Este espacio que parece desértico durante en gran parte del año, se llena de vida. Llegan puestos de comida y camiones que se instalan cerca de la calzada que une al santuario del Señor del Calvario con la iglesia dedicada a San Lucas, santo patrono del pueblo.

Aunque no es la única fecha en la que se ve llegar gente hasta “La loma”, puesto que este espacio también es ocupado para la fiesta del quinto viernes de cuaresma en honor al Señor del Calvario, cabe destacar que el 30 de noviembre también se prepara este lugar para el recibimiento de los que llegan al cambio de mayordomía.

Llegada de la mayordomía.

Esperando el recibimiento.

El cambio de mayordomía

De uno a uno, a partir de las 11 am., empieza la llegada hasta a “La loma” en Mazatepec de aproximadamente 25 camiones en los que vienen los pobladores de los principales barrios de Ocuilan, Estado de México, entre los que destacan el de Santa Mónica y el de San Sebastián. El motivo es hacer el cambio de mayordomía en la casa del hermano de su Señor del Calvario, el cual se localiza, a decir de ellos, en una lomita ahí cerca de centro de Ocuilan.

Con la llegada de los camiones que viene de Ocuilan, también arriban una serie de comerciantes que, en su mayoría, son de Mazatepec. En estos puestos se instalan a lo largo de la calzada principal y venden, a los recién llegados, diferentes productos como cervezas solas o preparadas, comida, dulces típicos, refrescos, aguas de frutas, nieves, etc.

Después de que empiezan a llegar los visitantes, la gente empieza a dispersarse. Algunos recorren la zona para estirar los pies y otros se apresuran a ir hasta el Santuario para ver de cerca al Cristo. Es así como poco a poco se conglomeran dentro de la iglesia para estar listos a escuchar la misa que han pactado previamente con el sacerdote de Mazatepec y que da inicio a las 12 pm.

Mientras el padre y sus ayudantes se alistan para celebrar la homilía y algunos de los visitantes se refrescan, la mayordomía que dejará el cargo se coloca en la entrada al atrio del Santuario con un estandarte con la imagen del Señor del Calvario de Ocuilan. Mientras tanto, los que recibirán el cargo, se empiezan a colocar en la puerta que da al interior de la iglesia.

Al sonar de las campanas que anuncian la misa y los cohetes que lanzan los que tienen la mayordomía en ese momento, la gente busca un espacio para acomodarse y escuchar la misa. En el 2018, esto se tuvo que hacer en el patio trasero del Santuario, en un pequeño pasillo techado, pues el sismo del 19 de septiembre de 2017 dejó daños internos y externos que aún no permitían celebrar la homilía dentro de la iglesia.

Este era fue el segundo año que tuvieron que hacer el cambio de mayordomía en este espacio adaptado por el párroco y sus ayudantes, pues los visitantes cuentan que durante el 2017 con motivo del sismo:

…tuvimos que escuchar misa afuera, ahí en un pasillo. Ni siquiera podíamos entrar a la iglesia porque aún estaba dañada, sólo nos dejaron entrar poco a poco, por grupos, a ver la imagen. Estaba bien dañada [el Santuario] por fuera y por dentro y por eso el padre dijo que lo hiciéramos afuera porque no podíamos entrar porque era riesgoso. Este año [2018] mínimo nos dejaron pasar (Rosa, 2018)

En punto de las 12 pm. los visitantes empezaron a caminar rumbo a el lugar donde se realizaría la misa. Frente a todos los asistentes, en las primeras filas, se colocaron los mayordomos salientes y los que ahora estarían frente al cargo. La homilía tuvo una duración de una hora y media, después de esto el párroco dio paso al cambio de mayordomía. Este acto parecía el más esperado por los asistentes quienes empezaron a tomar fotografías y a acercarse cada vez más al frente.

El cambio tuvo una duración de 10 minutos aproximadamente pues no sólo se hace entrega del estandarte, sino que quienes reciben la mayordomía hacen la promesa, frente a la gente de su pueblo y al párroco, de que cumplirán con el cargo de una manera responsable y honesta. Acto seguido la gente empieza a dispersarse rumbo a la calzada principal para comer, refrescarse o comprar dulces o souvenirs.

Algunos de los organizadores, quienes también se encargan de contratar los autobuses incluyen en el pago del camión, la comida y un paseo posterior por la región, ya sea a un lugar en específico como un balneario o zona arqueológica o se organizan y deciden en ese momento. Cabe recalcar que, a lo largo del año, no sólo visitan Mazatepec, sino que ellos también señalaron que asisten a otros pueblos en Morelos y en Puebla durante la cuaresma o en otras fechas con motivo de alguna fiesta patronal.

Entre los lugares que ellos señalaron como sus favoritos se encuentran Tepalcingo o Tlaltenango. Mientras que el quinto viernes de cuaresma se quedan en su pueblo para estar durante la fiesta al hermano del Señor del Calvario de Mazatepec, la cual dura tres días, dicen ellos.

Sin embargo, esto no los exime de faltar a la feria en Mazatepec, pues dicen ellos:

…aunque nuestra fiesta también es el mismo día que aquí, nosotros venimos a dejar velas y flores, pero no venimos todos los días como otros pueblos de la zona [la región donde se ubica Ocuilan]. Nosotros sólo pasamos, llegamos en la mañana y al medio día o por la tarde nos retiramos porque también tenemos compromiso con nuestro Cristo, pero cada 30 de noviembre venimos a visitarlo y a mostrarle que creemos en él, que le tenemos mucha fe (Anónimo, 2018).

Entrando para hacer el cambio.


Muestras de devoción.


Más allá del Señor del Calvario. Relaciones entre Ocuilan y Mazatepec

Venir desde allá conlleva una larga tradición para la gente de este pueblo pues como ellos dicen:

Venimos nosotros del pueblo con nuestra devoción. El cristo de allá y éste fueron hermanos, por eso venimos a visitar a este Señor del Calvario. Cuando fue el sismo nuestra iglesia tuvo daños, pero aun así vinimos a verlo, no le fallamos ni un año, así como él no nos falla a nosotros, además aquí vemos a nuestros vecinos o amigos y convivimos con la gente del pueblo” (Anónimo, 2018).


Una de las cosas a destaca aquí es que el cambio de mayordomía que realizan en Mazatepec, Morelos los pobladores de Ocuilan, Estado de México, se hace año con año, sin embargo, la relación entre ambos pueblos no sólo es veneracional, sino que también se refuerza mediante intercambios comerciales y de productos como dice don Fernando (2018):

…me acuerdo cuando mi papá me traía. Caminábamos unas cuatro o cinco horas desde el pueblo hasta Tetecala. Nos veníamos por Palpan [Miacatlán], eran puras lomas y piedras. Traíamos todo lo que sacábamos de allá, había veces que veníamos a vender tejocotes. Los martes eran los días que llegábamos al tianguis que se hace en Tetecala, pero a veces cuando no acabábamos de vender caminábamos calle por calle vendiendo lo que traíamos. Nos veníamos en la noche y nos quedábamos en el casco de la hacienda de Miacatlán y de ahí el martes bien temprano nos poníamos a vender lo que trajéramos, yo caminé mucho con mi papá.

Esta fuerte relación se pone en evidencia también con los lazos de parentesco que se empiezan a formar entre la gente de Mazatepec y la que viene de Ocuilan, pues más allá de la veneración al Señor del Calvario, esta relación se sustenta en la amistad, el compadrazgo y matrimonio entre gente de uno como de otro pueblo. Dice don Lauro (2018):

…tenemos muchos amigos aquí en Mazatepec y compadres también. Algunas veces venimos con mi familia de rápido en el quinto viernes y los visitamos y también le traemos sus velas y flores al hermano [refiriéndose al Señor del Calvario en Mazatepec]. De algunos ya no sabemos pues los conocíamos por mi papá que nos traía desde niños aquí a Mazatepec, luego nosotros fuimos conociendo a más y pues por eso venimos.

Agradeciendo al hermano.


Conviviendo con los del pueblo.


Reflexiones finales

Aunque el motivo es presenciar el cambio de mayordomía y visitar al hermano, también los recién llegados lo toman como un momento de esparcimiento en el que se encuentran con vecinos y gente de su pueblo que, en su contexto diario, ven en pocas ocasiones. Esto refuerza sus lazos como pueblo, pues comparten alimentos y conviven con su gente.

Algo a destacar aquí es que las relaciones entre Ocuilan y Mazatepec no sólo son veneracionales, sino que también son económicas, políticas, sociales y culturales. La hermandad entre los dos Cristos muestra una interconexión que sobrepasa los límites establecidos por las fronteras estatales.

Para reforzar esta hermandad vienen y hacen el cambio de mayordomía a Mazatepec, sin embargo, esta se materializa mediante otros lazos que la gente crea con la gente que vive Mazatepec, pues también, a lo largo del tiempo han ido haciendo amigos, compadres o ha contraído matrimonio entre ellos.

Dra. Erandy Toledo Alvarado | Programa Etnografía de las Regiones Indígenas de México / Centro INAH-Morelos |

Local

Busca gobierno fondos internacionales para apoyar a empresas locales

En abril se perdieron 4 mil empleos; esta semana 200 trabajadores regresaron a sus labores en la industria automotriz

Local

Medicamentos, insumos médicos y equipo de protección personal arriban a Morelos

Se recibieron aproximadamente 20 toneladas de medicamentos, insumos médicos y equipo de protección personal, informó Sedena

Local

Participa el alcalde Villalobos en entrevista con la revista “Alcaldes de México”

Contempla el flujo peatonal en un solo sentido y afluencia en espacios públicos por días de la semana de grupos sociales, para evitar contagios, con capacitación ante la Nueva Normalidad

Local

Buscan implementar educación ambiental

La diputada Erika García Zaragoza presentará una iniciativa que contempla la materia en todos los niveles de educación

Local

Solicitan información sobre predio que Cuatla puso a su nombre

Lazaro Becerro, delegado de Tetelcingo asegura que existe un convenio con el gobierno del estado

Local

Busca gobierno fondos internacionales para apoyar a empresas locales

En abril se perdieron 4 mil empleos; esta semana 200 trabajadores regresaron a sus labores en la industria automotriz

Local

Niega Congreso más gasto por aumento de diputados

Los legisladores afirman que se trata de una iniciativa para garantizar el cumplimiento de la paridad de género en un 50 y 50 por ciento

Justicia

Absuelven a excoordinadora de penales federales por fuga de El Chapo

Celina Oseguera enfrentaba el proceso judicial desde hace casi 5 años

Gossip

"Dónde estás Trump?", cuestiona 'La Roca' en crisis racial en EU

"No soy presidente de EU, pero soy un hombre y un padre que se preocupa profundamente por su familia, sus hijos y el mundo en el que viven", indicó el actor