/ jueves 10 de octubre de 2019

Los Animales, enfermos de la Peste

¡Que Hay de Nuevo… Viejo!

Una enfermedad aterradora, enfermedad enviada por el Cielo irritado para castigar los crímenes de la Tierra, la peste, para darle su nombre propio, capaz de poblar en un día el Aqueronte, diezmaba a los animales.

No todos morían, pero todos eran atacados. Nadie pensaba en buscarse la vida, tan de cerca amenazada; nada les excitaba el apetito: ni el Lobo ni la Raposa acechaban a la inocente víctima; ni buscaba la Tórtola a su dulce compañera; concluyó el amor, y con él toda alegría.

Tuvo consejo el León y hablo así: amigos míos, que por nuestros pecados nos manda Dios tan gran calamidad. Sacrifiquese a la cólera celeste el más culpable, y quizás obtenga la salvación común. La historia nos refiere sacrificios análogos en casos parecidos.

No ocultemos nada, pues; examine su conciencia cada cual, sin consideración alguna. En cuanto a mí, confieso que, dando rienda suelta a mi voracidad, he inmolado no pocos carneros. ¿Qué mal me habían hecho? Ninguno. Y hasta me ocurrió alguna vez comerme también al pastor.

Me sacrificaré, pues, si es necesario; pero creo del caso que todos hagan confesión general, lo mismo que yo; lo mismo que yo; porque importa mucho que, con arreglo a justicia sea el más culpable el que perezca.

“Señor, prosiguió el Zorro, sois un rey demasiado bueno. Excesivos son vuestros escrúpulos. ¿Pues, que? Comer carneros, gente de poco más o menos, raza abyecta y estúpida. ¿es quizás pecado? ¿Qué ha de ser?

Sobrado los honrasteis, Señor, al hincarles el colmillo. En cuanto al pastor, bien pude decirse, que merecía aquel fin, porque era uno de esos pretenciosos que alardean de un imperio quimérico sobre los animales “.

Así habló el Zorro, y no faltaron aduladores para el aplauso. Nadie se atrevió a profundizar los excesos más graves del Tigre, el Oso y otros próceres de esa calaña: todos los animales pendencieros, hasta el simple Mastín eran unos santos.

Llegó el turno al Jumento: “Si mal no recuerdo, una mañana, al pasar por la pradera de un convento, el apetito, la ocasión, la hierba fresca, y algún diablo que me tentaba, hiciéronme alargar el cuello y probar el forraje. Poco fue lo que comí; pero la verdad es que yo no tenía derecho alguno…”

No le dejaron acabar: todos se echaron sobre el pobre animal.

Un Lobo, algo letrado, probó en razonada arenga que era indispensable inmolar a aquella maldita bestia, culpable de todo. Su pecadillo juzgóse crimen digno de la horca. ¡Probar la hierba ajena! ¡Que atrocidad! Con la muerte podía expiar tan sólo el atentado. Y no tuvo más remedio que sufrirla.

Según seáis, fuerte o débil, el fallo del Tribunal de los hombres os hará blanco o negro.

Una fabula para meditar sobre acontecimientos, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.


Email: quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

Una enfermedad aterradora, enfermedad enviada por el Cielo irritado para castigar los crímenes de la Tierra, la peste, para darle su nombre propio, capaz de poblar en un día el Aqueronte, diezmaba a los animales.

No todos morían, pero todos eran atacados. Nadie pensaba en buscarse la vida, tan de cerca amenazada; nada les excitaba el apetito: ni el Lobo ni la Raposa acechaban a la inocente víctima; ni buscaba la Tórtola a su dulce compañera; concluyó el amor, y con él toda alegría.

Tuvo consejo el León y hablo así: amigos míos, que por nuestros pecados nos manda Dios tan gran calamidad. Sacrifiquese a la cólera celeste el más culpable, y quizás obtenga la salvación común. La historia nos refiere sacrificios análogos en casos parecidos.

No ocultemos nada, pues; examine su conciencia cada cual, sin consideración alguna. En cuanto a mí, confieso que, dando rienda suelta a mi voracidad, he inmolado no pocos carneros. ¿Qué mal me habían hecho? Ninguno. Y hasta me ocurrió alguna vez comerme también al pastor.

Me sacrificaré, pues, si es necesario; pero creo del caso que todos hagan confesión general, lo mismo que yo; lo mismo que yo; porque importa mucho que, con arreglo a justicia sea el más culpable el que perezca.

“Señor, prosiguió el Zorro, sois un rey demasiado bueno. Excesivos son vuestros escrúpulos. ¿Pues, que? Comer carneros, gente de poco más o menos, raza abyecta y estúpida. ¿es quizás pecado? ¿Qué ha de ser?

Sobrado los honrasteis, Señor, al hincarles el colmillo. En cuanto al pastor, bien pude decirse, que merecía aquel fin, porque era uno de esos pretenciosos que alardean de un imperio quimérico sobre los animales “.

Así habló el Zorro, y no faltaron aduladores para el aplauso. Nadie se atrevió a profundizar los excesos más graves del Tigre, el Oso y otros próceres de esa calaña: todos los animales pendencieros, hasta el simple Mastín eran unos santos.

Llegó el turno al Jumento: “Si mal no recuerdo, una mañana, al pasar por la pradera de un convento, el apetito, la ocasión, la hierba fresca, y algún diablo que me tentaba, hiciéronme alargar el cuello y probar el forraje. Poco fue lo que comí; pero la verdad es que yo no tenía derecho alguno…”

No le dejaron acabar: todos se echaron sobre el pobre animal.

Un Lobo, algo letrado, probó en razonada arenga que era indispensable inmolar a aquella maldita bestia, culpable de todo. Su pecadillo juzgóse crimen digno de la horca. ¡Probar la hierba ajena! ¡Que atrocidad! Con la muerte podía expiar tan sólo el atentado. Y no tuvo más remedio que sufrirla.

Según seáis, fuerte o débil, el fallo del Tribunal de los hombres os hará blanco o negro.

Una fabula para meditar sobre acontecimientos, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.


Email: quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

Local

“No todo Morelos está ardiendo”: Ortíz Guarneros

Cuernavaca, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco, Emiliano Zapata, Yautepec, toda la zona conurbada hasta Cuautla

Policiaca

Hallan cadáver a un costado del mercado Adolfo López Mateos

El cuerpo del hoy occiso se encuentra en calidad de desconocido

Local

[VIDEO] Rechaza Ayuntamiento daño al parque Melchor Ocampo

Asegura el alcalde que no se tirará un solo árbol en el rescate del parque y lamenta la ambición de líderes que rechazan el proyecto El Sol de Cuernavaca

Futbol

Sebastián Córdova, la nueva joya Águila que brilla

El canterano azulcrema vive un gran presente con América y apunta a ser la próxima exportación a Europa

Círculos

Lo último en diseño de lámparas se presentó en la segunda edición de la Maison Diez Company

Con el fin de promover las tendencias en iluminación a nivel mundial y llegar al mercado mexicano en este tipo de industria

Círculos

Cena de gala en pro de las mujeres 

Mariana Baños celebró 20 años de impulsar y apoyar a las mexicanas en situación vulnerable a través de los programas y acciones de la Fundación Origen 

Gossip

Los Derbez, de estreno por reality De Viaje a través de Amazon

La familia se lanzó a Marruecos para filmar el show, donde confiesan que pasaron momentos difíciles al convivir todos juntos

Deportes

México pinta de colores al Gran Premio de la F1

Catrinas, folclor y misticismo han estado en todas las ediciones del Gran Premio

Gossip

Paris Hilton muestra su pasión por la música

La empresaria y socialité visitó nuestro país para promocionar su nueva fragancia Electrify, inspirada en su faceta de Dj