/ sábado 23 de abril de 2022

Recuerdan la vida y obra de Carlos Fuentes en Fiesta del Libro

Así se recordó ayer al autor de Aura (1962) en la Fiesta del Libro y la Rosa, en el Centro Cultural Universitario

Carlos Fuentes (Panamá 1928-Ciudad de México, 2012) fue un tumulto literario, un fenómeno de la novela mexicana y un enamorado de la narrativa. Un hombre de generosidad extraordinaria, disciplina férrea y convencido desde la infancia que su oficio sería el de escritor, aunque alguna vez dijo a su esposa Silvia Lemus, que le hubiera gustado ser actor de cine, “un personaje de los malos”.

Así se recordó ayer al autor de Aura (1962) en la Fiesta del Libro y la Rosa, en el Centro Cultural Universitario, a propósito de los diez años de su muerte que se conmemora el 15 de mayo. En el acto de memoria participaron la escritora argentina Luisa Valenzuela, el novelista mexicano Hernán Lara Zavala y Silvia Lemus, quien bromeó al decir que escribirá un libro con todas las anécdotas sobre su esposo.

“Fuentes fue un hombre dedicado a la literatura, fue su amante verdadera; yo creo que tuvo muchas, pero ésta era la de verdad, estaba enamorado de ella. Un día antes de su muerte, subió a su oficina a escribir la novela Federico en su balcón y dejó en la paredes un esquema con las fechas, personajes y el título de su última novela, que entonces era El baile del centenario, fue lo último que hizo”, recordó Lemus.

La también periodista atribuyó la genialidad de Fuentes, además de su inteligencia innata, a su educación nómada durante la infancia que lo llevó a vivir y conocer diferentes países desde su natal Panamá hasta Ecuador, Uruguay, Brasil, Chile o Estados Unidos. Precisamente, a los dos años de edad llegó a Brasil donde su padre hizo amistad con Alfonso Reyes, y en el archivo familiar se guarda una fotografía de Reyes con Fuentes.

“Desde niño, por esos cambios constantes de ciudades, fue un niño globalizado, y esos cambios de países lo formaron de manera extraordinaria, la geografía que él iba recorriendo con sus padres le dio una personalidad extraordinaria, tan carismático, tan elegante y fascinante. Confieso que me fascinaba”, señaló su viuda.

Para Hernán Lara Zavala, también editor y ensayista, Fuentes fue un fenómeno en la literatura mexicana por atravesar toda la tradición de la novela, desde Mariano Azuela y Juan Rulfo, hasta construir un estilo propio, una voz inigualable para crear universos paralelos muy asentados en la realidad que observaba.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En una entrevista con Elena Poniatowska, donde parece que él hace el pacto con el diablo para ser escritor, ella le pregunta ‘¿tú qué quieres ser?’, y él responde ‘todo, quiero ser escritor, ser el más galán y pasar mi mano por la cintura de muchas mujeres, y sobre todo escribir’. Lo logró de una manera extraordinaria”, apuntó Lara Zavala.

En ello coincidió Luisa Valenzuela al revivir el momento en que compartió con el autor de La región más transparente una conferencia en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. “Ahí dijo que no hay vida sin novela ni novela sin vida, y eso significa que todo en la vida es un relato”, señaló.


Carlos Fuentes (Panamá 1928-Ciudad de México, 2012) fue un tumulto literario, un fenómeno de la novela mexicana y un enamorado de la narrativa. Un hombre de generosidad extraordinaria, disciplina férrea y convencido desde la infancia que su oficio sería el de escritor, aunque alguna vez dijo a su esposa Silvia Lemus, que le hubiera gustado ser actor de cine, “un personaje de los malos”.

Así se recordó ayer al autor de Aura (1962) en la Fiesta del Libro y la Rosa, en el Centro Cultural Universitario, a propósito de los diez años de su muerte que se conmemora el 15 de mayo. En el acto de memoria participaron la escritora argentina Luisa Valenzuela, el novelista mexicano Hernán Lara Zavala y Silvia Lemus, quien bromeó al decir que escribirá un libro con todas las anécdotas sobre su esposo.

“Fuentes fue un hombre dedicado a la literatura, fue su amante verdadera; yo creo que tuvo muchas, pero ésta era la de verdad, estaba enamorado de ella. Un día antes de su muerte, subió a su oficina a escribir la novela Federico en su balcón y dejó en la paredes un esquema con las fechas, personajes y el título de su última novela, que entonces era El baile del centenario, fue lo último que hizo”, recordó Lemus.

La también periodista atribuyó la genialidad de Fuentes, además de su inteligencia innata, a su educación nómada durante la infancia que lo llevó a vivir y conocer diferentes países desde su natal Panamá hasta Ecuador, Uruguay, Brasil, Chile o Estados Unidos. Precisamente, a los dos años de edad llegó a Brasil donde su padre hizo amistad con Alfonso Reyes, y en el archivo familiar se guarda una fotografía de Reyes con Fuentes.

“Desde niño, por esos cambios constantes de ciudades, fue un niño globalizado, y esos cambios de países lo formaron de manera extraordinaria, la geografía que él iba recorriendo con sus padres le dio una personalidad extraordinaria, tan carismático, tan elegante y fascinante. Confieso que me fascinaba”, señaló su viuda.

Para Hernán Lara Zavala, también editor y ensayista, Fuentes fue un fenómeno en la literatura mexicana por atravesar toda la tradición de la novela, desde Mariano Azuela y Juan Rulfo, hasta construir un estilo propio, una voz inigualable para crear universos paralelos muy asentados en la realidad que observaba.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“En una entrevista con Elena Poniatowska, donde parece que él hace el pacto con el diablo para ser escritor, ella le pregunta ‘¿tú qué quieres ser?’, y él responde ‘todo, quiero ser escritor, ser el más galán y pasar mi mano por la cintura de muchas mujeres, y sobre todo escribir’. Lo logró de una manera extraordinaria”, apuntó Lara Zavala.

En ello coincidió Luisa Valenzuela al revivir el momento en que compartió con el autor de La región más transparente una conferencia en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. “Ahí dijo que no hay vida sin novela ni novela sin vida, y eso significa que todo en la vida es un relato”, señaló.


Seguridad

Fiscalía determina que no hubo disparos en Plaza Fórum

Uriel Carmona Gándara destacó que los morelenses pueden visitar tranquilamente las plazas del estado, por lo que no puede haber una psicosis social

Local

Dan un mundo mágico a niños con cáncer

El objetivo es mostrar la magia de la esperanza, alegría y amor para niños y niñas con cáncer y enfermedades terminales

Local

La corrupción no termina por decreto: Santiago Nieto

México era campeón en gracias al grupo Atlacomulco, pero ahora se han reducido en 75% las recomendaciones sobre presuntas irregularidades emitidas por la Auditoría Superior

Gossip

Thunder: La frescura de seguir siendo heavy

La banda inglesa de hard rock habla de su nuevo disco, el número 14 de su carrera, y de cómo han llegado hasta aquí después de tantos años juntos, haciendo lo que más les gusta

Exposiciones

Objetos inusuales de comunicación

La exposición "Comunicación curiosa" que se exhibe en el El Museo de la Comunicación de Berlín, incluye desde un coco con sellos postales hasta radios del tamaño de una cáscara de nuez

Gossip

Cuestionario Proust: Nadia

La cantante y conductora se sometió a nuestro interrogatorio... Mira lo que nos dijo

Tecnología

Cualquiera puede ser el próximo “hackeado”

A propósito del Día Mundial de las Redes Sociales, profesionales en ciberseguridad advierten que uno de cada cinco usuarios de estas plataformas será atacado en las próximas 24 horas

Realeza

Hoy la princesa Diana cumpliría 61 años, aquí sus momentos más icónicos

A casi 25 años de su fallecimiento (31 de agosto), su figura sigue siendo recordada y admirada por el mundo

Gossip

Siempre tuvo una actitud positiva: así recuerdan colegas a Fernando del Solar

Por su sonrisa y la fortaleza con la que encaró el cáncer que le arrebató la vida, permanecerá en la memoria de quienes lo conocieron