/ sábado 5 de diciembre de 2020

Joël Dicker rinde homenaje a su mentor, Bernard de Fallois

El autor sueco escribió El enigma de la habitación 622 para recordar al editor francés Bernard de Fallois, quien murió hace dos años 

Joël Dicker tenía 26 años cuando conoció a Bernard de Fallois, uno de los editores más prestigiosos de Francia y una leyenda de la literatura en Europa.

“Recuerdo que era un día caluroso en París, tenía una camisa y un traje para verme bien. Cuando entró a la habitación yo estaba sudando y empapado; él me volteó a ver y lucía perfecto, como si el calor de afuera no tuviera efecto sobre él. Me dijo, ‘¿sabes qué?, no me gustó mucho tu libro'. Y hora y media después me explicó por qué no lo iba a editar”.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Este primer encuentro “destruyó dos años de trabajo” del autor sueco cuando Bernard de Fallois le explicó por qué su libro no era interesante y no estaba bien escrito. Joël Dicker salió decepcionado y caminó por el Río Sena hasta llegar a una librería donde corroboró que toda la información que incluía en su historia era correcta: “Le tomé unas fotos le mandé toda esta información y por alguna razón un mes después me llamó diciéndome que publicarían mi libro”.

Ese libro era The final days of our fathers, la novela con la que Joël Dicker debutaría y se convertiría meses más tarde en uno de los escritores más vendidos de Europa. Fue así como comenzó una relación laboral entre el autor sueco y el editor francés y que se extendería hasta 2018, cuando Bernard de Fallois falleció.

A casi tres años de su muerte, Dicker ha querido recordar y rendir homenaje a su mentor con El enigma de la habitación 622, libro donde el autor se reencuentra con Bernard de Fallois a través de la ficción y tomando algunas de las vivencias personales que compartió con su editor.

“Conscientemente quería hacerle un homenaje, pero ponerlo en este libro tal vez fue una forma inconsciente de mantenerlo conmigo, viéndome y cuidando de mí y de mis hijos. El próximo libro que escriba será el primero sin Bernard porque no puedo traerlo de vuelta y debo aceptar que ya no está con nosotros; es una lección de vida dejar ir a tus mentores y poder caminar por ti mismo”, dijo.

El enigma de la habitación 622 rodea los recuerdos de Joël Dicker con Bernard de Fallois con una historia de ficción. La historia comienza con el propio Dicker convertido en personaje que se resguarda en un hotel de los Alpes para superar una ruptura amorosa, pronto termina investigando junto a Scarlett, una novelista en ciernes, el misterio de un cadáver que dos años antes apareció en la misma habitación donde ahora se hospeda.

“Al principio era sólo un pequeño libro sobre hechos reales de la vida y la historia entre él y yo, pero conforme lo fui escribiendo me di cuenta que nos estamos reuniendo en la novela y pensé que podía meter algo de ficción alrededor de la realidad, hacerle un homenaje a él a través de la ficción, por eso añadí toda esta historia ficticia”.

Este libro que fue presentado de manera virtual en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020. Es el sexto de Joël Dicker como autor y el primero que en el que toma experiencias personales para introducirlas en la historia.

Joël Dicker tenía 26 años cuando conoció a Bernard de Fallois, uno de los editores más prestigiosos de Francia y una leyenda de la literatura en Europa.

“Recuerdo que era un día caluroso en París, tenía una camisa y un traje para verme bien. Cuando entró a la habitación yo estaba sudando y empapado; él me volteó a ver y lucía perfecto, como si el calor de afuera no tuviera efecto sobre él. Me dijo, ‘¿sabes qué?, no me gustó mucho tu libro'. Y hora y media después me explicó por qué no lo iba a editar”.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Este primer encuentro “destruyó dos años de trabajo” del autor sueco cuando Bernard de Fallois le explicó por qué su libro no era interesante y no estaba bien escrito. Joël Dicker salió decepcionado y caminó por el Río Sena hasta llegar a una librería donde corroboró que toda la información que incluía en su historia era correcta: “Le tomé unas fotos le mandé toda esta información y por alguna razón un mes después me llamó diciéndome que publicarían mi libro”.

Ese libro era The final days of our fathers, la novela con la que Joël Dicker debutaría y se convertiría meses más tarde en uno de los escritores más vendidos de Europa. Fue así como comenzó una relación laboral entre el autor sueco y el editor francés y que se extendería hasta 2018, cuando Bernard de Fallois falleció.

A casi tres años de su muerte, Dicker ha querido recordar y rendir homenaje a su mentor con El enigma de la habitación 622, libro donde el autor se reencuentra con Bernard de Fallois a través de la ficción y tomando algunas de las vivencias personales que compartió con su editor.

“Conscientemente quería hacerle un homenaje, pero ponerlo en este libro tal vez fue una forma inconsciente de mantenerlo conmigo, viéndome y cuidando de mí y de mis hijos. El próximo libro que escriba será el primero sin Bernard porque no puedo traerlo de vuelta y debo aceptar que ya no está con nosotros; es una lección de vida dejar ir a tus mentores y poder caminar por ti mismo”, dijo.

El enigma de la habitación 622 rodea los recuerdos de Joël Dicker con Bernard de Fallois con una historia de ficción. La historia comienza con el propio Dicker convertido en personaje que se resguarda en un hotel de los Alpes para superar una ruptura amorosa, pronto termina investigando junto a Scarlett, una novelista en ciernes, el misterio de un cadáver que dos años antes apareció en la misma habitación donde ahora se hospeda.

“Al principio era sólo un pequeño libro sobre hechos reales de la vida y la historia entre él y yo, pero conforme lo fui escribiendo me di cuenta que nos estamos reuniendo en la novela y pensé que podía meter algo de ficción alrededor de la realidad, hacerle un homenaje a él a través de la ficción, por eso añadí toda esta historia ficticia”.

Este libro que fue presentado de manera virtual en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara 2020. Es el sexto de Joël Dicker como autor y el primero que en el que toma experiencias personales para introducirlas en la historia.

Seguridad

Habitantes de Hueyapan endurecen las protestas

Un contingente cerró la vialidad en la carretera México-Cuautla; responsabilizan al Gobierno del Estado de lo que pueda pasar si no se entabla el diálogo 

Local

No perder de vista la verdadera lucha de las mujeres: IMM

Tan solo de marzo a diciembre de 2010 más de 8 mil mujeres vivieron violencia en el estado

Local

Mujeres exigen cerrar el paso a violentadores

En el Impepac, integrantes del Observatorio de Paridad Electoral exigen poner un alto a la violencia política

Local

Cuernavaca fomenta la cultura de la no violencia contra la mujer

Este 8 de marzo se dieron a conocer las 50 líneas de acción que a su vez se distribuyeron en cuatro tareas específicas de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia, entre las distintas dependencias del gobierno municipal

Seguridad

Habitantes de Hueyapan endurecen las protestas

Un contingente cerró la vialidad en la carretera México-Cuautla; responsabilizan al Gobierno del Estado de lo que pueda pasar si no se entabla el diálogo 

Local

Desde la UAEM piden romper el pacto patriarcal

Se compromete el rector Gustavo Urquiza a generar una política de “cero tolerancia” y fortalecer mecanismos de denuncia y prevención del hostigamiento sexual

Local

Mujeres exigen cerrar el paso a violentadores

En el Impepac, integrantes del Observatorio de Paridad Electoral exigen poner un alto a la violencia política

Local

No somos cuotas de género ni las juanitas: Mujer Nunca Permitas

En los próximos días, la asociación firmará un pacto de igualdad y género con los partidos políticos

Seguridad

Afuera de la FGE acusan doble victimización en casos de desaparecidas

El colectivo “Regresando a Casa Morelos” acusa la falta de resultados y políticas públicas eficaces para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer y desaparición de personas