Araceli Mendoza

  / jueves 11 de junio de 2020

"G e n e r o s o"

La generosidad es una virtud que difícilmente se puede apreciar en los demás con objetividad. En el momento de juzgar los actos de otras personas estaremos, normalmente, centrado la atención en el que recibe o en las características de la aportación y decimos que “generoso”. Sin embargo, esa aportación seguramente no le ha costado ningún esfuerzo.

Desconocemos el motivo del acto: Es decir, podemos identificar distintos medios o maneras para poder llevar a cabo un acto de generosidad, pero un acto será muestra de generosidad o no, de acuerdo con la intensidad con que se viva la virtud y la rectitud de los motivos.

Hacer algo a favor de otras personas puede significar muchas cosas distintas: por ejemplo, dar cosas dar tiempo, prestar posesiones, o recibir, y todos estos actos suponen una decisión.

Un acto que sería peligroso, consiste en dar objetos tangibles . Un ejemplo sería un padre que regalase muchas cosas a sus hijos en compensación por no pasar tiempo con ellos.

También, decimos se puede dar tiempo. De hecho se podría definir la disponibilidad como “generosidad del propio tiempo” Y ser generoso con el tiempo significa estar dispuesto a sacrificar para el bien de los demás algo que se guarda para la propia utilización. Las personas suelen valorar el tiempo por su rentabilidad, por los resultados que pueden ver claramente a corto plazo, y en consecuencia, establecen criterios de poco valor intrínseco. Es decir, valoran el tiempo por la cantidad de dinero que puede ganar o por el número de contactos profesionales que pueden conseguir.

El dar interesado es muy diferente. No suele conducir al desarrollo de la virtud de la generosidad. Significa que la persona está pensando, en primer lugar en las consecuencias para él, y en segundo lugar, muy en segundo lugar, en las consecuencias para la otra persona. El dar interesado conduce más bien al egoísmo. Hoy con todo y la pandemia el mundo gira alrededor de los jóvenes, son egocéntricos y fácil de manipular.

La generosidad nunca debe llevar a satisfacer los caprichos de los demás . Y por eso se trata de actuar prudentemente. Ya sabemos que ninguna virtud tiene sentido sin el apoyo de la prudencia. Se trata de una actitud de servicio, pero un servicio llevado a cabo mediante decisiones prudentes. Hace falta una información adecuada sobre nuestra propia situación y sobre la de la otra persona. Hace falta saber lo que se persigue y decidir y actuar congruentemente.

Uno de los problemas principales de los adolescentes es que no pone límite a sus posibilidades de ser generosos. Están preocupados por los demás, por la gente que está siendo violentada, maltratada, pero no saben relacionar sus propias posibilidades con esta realidad. Reconocen la necesidad de los demás en general, en términos abstractos, pero no se dan cuenta de que el generoso los utiliza para sus propios intereses. Tienden a clasificar a las personas y así reducen su atención real a un grupo de amigos, mientras hablan de servicio hacia un mundo lejano.

Por otra parte, el adolescente necesita experiencias necesita comprobar su posibilidad de actuar autónomamente. Y si los padres no encuentran unos cauces para estas inquietudes es posible que se despisten encontrando la “solución”; en las drogas, en manifestaciones siendo un vándalos anarquistas. Si qué pena por ellos y por sus familiares, estoy segura que muchos al día siguiente cargan con culpa. Pero estos son los jóvenes del proyecto de la 4T, “Jóvenes Construyendo el Futuro” sí los llamados “Ninis”, estos que se les entrega “generosamente” la cantidad de $3, 600 a $3,748 con este dinero entregado mes a mes sin prudencia, hoy están empoderados. Tan empoderados que tiran las vallas protectoras, dan patadas a las vallas como si sus piernas fueran de acero en una manifestación de odio terrible, lanzan piedras contra los periodistas, rocían gasolina a un ser humano (policía). No disculpo a la policía pero no es posible ver a estos jóvenes destruyendo todo a su paso robando mercancía de las tiendas muy lamentable. Pero la 4T, satisfaciendo caprichos. Que no te confunda la generosidad de alguien, que no le importa las personas niños o adultos con cáncer, que no le importa usar cubrebocas, que te invita a salir del confinamiento cuando el Subsecretario de Salud dice que estamos en lo más peligroso de la pandemia, dice no a las pruebas, son un despilfarro el “generoso” mal intencionado; a ustedes los necesita porque serán los que en el 2024 decidirán si votan por su partido, que bueno que se siente inmortal, lo mismo hizo con los Adultos Mayores cuando fue Jefe de Gobierno les dío para que creyeran en él. Hoy no ha cumplido con su promesa de campaña están olvidados y los pobres más pobres que nunca.


quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

La generosidad es una virtud que difícilmente se puede apreciar en los demás con objetividad. En el momento de juzgar los actos de otras personas estaremos, normalmente, centrado la atención en el que recibe o en las características de la aportación y decimos que “generoso”. Sin embargo, esa aportación seguramente no le ha costado ningún esfuerzo.

Desconocemos el motivo del acto: Es decir, podemos identificar distintos medios o maneras para poder llevar a cabo un acto de generosidad, pero un acto será muestra de generosidad o no, de acuerdo con la intensidad con que se viva la virtud y la rectitud de los motivos.

Hacer algo a favor de otras personas puede significar muchas cosas distintas: por ejemplo, dar cosas dar tiempo, prestar posesiones, o recibir, y todos estos actos suponen una decisión.

Un acto que sería peligroso, consiste en dar objetos tangibles . Un ejemplo sería un padre que regalase muchas cosas a sus hijos en compensación por no pasar tiempo con ellos.

También, decimos se puede dar tiempo. De hecho se podría definir la disponibilidad como “generosidad del propio tiempo” Y ser generoso con el tiempo significa estar dispuesto a sacrificar para el bien de los demás algo que se guarda para la propia utilización. Las personas suelen valorar el tiempo por su rentabilidad, por los resultados que pueden ver claramente a corto plazo, y en consecuencia, establecen criterios de poco valor intrínseco. Es decir, valoran el tiempo por la cantidad de dinero que puede ganar o por el número de contactos profesionales que pueden conseguir.

El dar interesado es muy diferente. No suele conducir al desarrollo de la virtud de la generosidad. Significa que la persona está pensando, en primer lugar en las consecuencias para él, y en segundo lugar, muy en segundo lugar, en las consecuencias para la otra persona. El dar interesado conduce más bien al egoísmo. Hoy con todo y la pandemia el mundo gira alrededor de los jóvenes, son egocéntricos y fácil de manipular.

La generosidad nunca debe llevar a satisfacer los caprichos de los demás . Y por eso se trata de actuar prudentemente. Ya sabemos que ninguna virtud tiene sentido sin el apoyo de la prudencia. Se trata de una actitud de servicio, pero un servicio llevado a cabo mediante decisiones prudentes. Hace falta una información adecuada sobre nuestra propia situación y sobre la de la otra persona. Hace falta saber lo que se persigue y decidir y actuar congruentemente.

Uno de los problemas principales de los adolescentes es que no pone límite a sus posibilidades de ser generosos. Están preocupados por los demás, por la gente que está siendo violentada, maltratada, pero no saben relacionar sus propias posibilidades con esta realidad. Reconocen la necesidad de los demás en general, en términos abstractos, pero no se dan cuenta de que el generoso los utiliza para sus propios intereses. Tienden a clasificar a las personas y así reducen su atención real a un grupo de amigos, mientras hablan de servicio hacia un mundo lejano.

Por otra parte, el adolescente necesita experiencias necesita comprobar su posibilidad de actuar autónomamente. Y si los padres no encuentran unos cauces para estas inquietudes es posible que se despisten encontrando la “solución”; en las drogas, en manifestaciones siendo un vándalos anarquistas. Si qué pena por ellos y por sus familiares, estoy segura que muchos al día siguiente cargan con culpa. Pero estos son los jóvenes del proyecto de la 4T, “Jóvenes Construyendo el Futuro” sí los llamados “Ninis”, estos que se les entrega “generosamente” la cantidad de $3, 600 a $3,748 con este dinero entregado mes a mes sin prudencia, hoy están empoderados. Tan empoderados que tiran las vallas protectoras, dan patadas a las vallas como si sus piernas fueran de acero en una manifestación de odio terrible, lanzan piedras contra los periodistas, rocían gasolina a un ser humano (policía). No disculpo a la policía pero no es posible ver a estos jóvenes destruyendo todo a su paso robando mercancía de las tiendas muy lamentable. Pero la 4T, satisfaciendo caprichos. Que no te confunda la generosidad de alguien, que no le importa las personas niños o adultos con cáncer, que no le importa usar cubrebocas, que te invita a salir del confinamiento cuando el Subsecretario de Salud dice que estamos en lo más peligroso de la pandemia, dice no a las pruebas, son un despilfarro el “generoso” mal intencionado; a ustedes los necesita porque serán los que en el 2024 decidirán si votan por su partido, que bueno que se siente inmortal, lo mismo hizo con los Adultos Mayores cuando fue Jefe de Gobierno les dío para que creyeran en él. Hoy no ha cumplido con su promesa de campaña están olvidados y los pobres más pobres que nunca.


quehaydenuevoviejo760@yahoo.com.mx

jueves 02 de julio de 2020

"Contrabando"

jueves 25 de junio de 2020

Invento de 101

jueves 18 de junio de 2020

"Amor Perdido"

jueves 11 de junio de 2020

"G e n e r o s o"

jueves 12 de marzo de 2020

"Campiología"

jueves 05 de marzo de 2020

"Conspiración"

jueves 27 de febrero de 2020

El circo

jueves 20 de febrero de 2020

"T Negro"

jueves 13 de febrero de 2020

"Retos Mortales"

jueves 06 de febrero de 2020

"Monarca"

Cargar Más