/ jueves 18 de julio de 2019

Dan el último adiós a Gabriel Ponzanelli

Ayer fueron velados los restos del escultor quien se destacó por su sobras monumentales

Autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria, Gabriel Ponzanelli (1942-2019), deja un vacío en la cultura y el quehacer plástico mexicano con su fallecimiento a causa del cáncer que padecía desde hace varios años.

El escultor quien murió a los 77 años de edad, fue velado ayer en una funeraria de Félix Cuevas en la Ciudad de México y autoridades culturales lamentaron su deceso a través de comunicados y en redes sociales donde se mencionó su importante legado.

De este, destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán. Justo sobre el camellón de esta avenida destaca el paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso, en tanto que la fuente y escultura emblema de Los coyotes se localiza en el Jardín Centenario de la Alcaldía Coyoacán, la cual fue construida a principios de los años ochenta.

En la misma zona del sur de la Ciudad de México están el monumento en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesús Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.

Varias entidades del país, además de países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Honduras, Líbano y España, donde creó una escultura de León Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.

Perteneciente a una dinastía de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se destacó como uno de los creadores más importantes del siglo XX. Su padre, Octavio Ponzanelli, sembró en él su gusto por el arte y así su vida transcurrió entre esculturas y otros objetos artísticos.

Ponzanelli decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.

Autor de numerosas obras y monumentos en bronce que se exhiben en nuestro país y en el extranjero, creados a lo largo de seis décadas de trayectoria, Gabriel Ponzanelli (1942-2019), deja un vacío en la cultura y el quehacer plástico mexicano con su fallecimiento a causa del cáncer que padecía desde hace varios años.

El escultor quien murió a los 77 años de edad, fue velado ayer en una funeraria de Félix Cuevas en la Ciudad de México y autoridades culturales lamentaron su deceso a través de comunicados y en redes sociales donde se mencionó su importante legado.

De este, destaca entre sus piezas emblemáticas la que se ubica en la Glorieta de los Coyotes en las avenidas Miguel Ángel de Quevedo y Universidad, en Coyoacán. Justo sobre el camellón de esta avenida destaca el paseo escultórico conformado por las obras El despertad, La bañista, La madre, La mestiza y El beso, en tanto que la fuente y escultura emblema de Los coyotes se localiza en el Jardín Centenario de la Alcaldía Coyoacán, la cual fue construida a principios de los años ochenta.

En la misma zona del sur de la Ciudad de México están el monumento en bronce de Frida Kahlo, en el Parque Frida, y el de Jesús Reyes Heroles, en la Casa de la Cultura.

El artista también elaboró el busto de Albert Einstein en la Facultad de Ciencias de la UNAM, y el monumento en bronce con 10 esculturas La eterna primavera, en Cuernavaca, Morelos. Otras piezas de gran relevancia son las que se ubican en el Teatro de la Ciudad San Francisco, en Pachuca, Hidalgo.

Varias entidades del país, además de países como Estados Unidos, Canadá, Suiza, Honduras, Líbano y España, donde creó una escultura de León Felipe, en Madrid, cuentan con obra de Ponzanelli.

Perteneciente a una dinastía de pintores y escultores, Gabriel Ponzanelli se destacó como uno de los creadores más importantes del siglo XX. Su padre, Octavio Ponzanelli, sembró en él su gusto por el arte y así su vida transcurrió entre esculturas y otros objetos artísticos.

Ponzanelli decidió estudiar en diversos lugares para perfeccionar su estilo, lo que dio paso a una diversidad de piezas: monumentos, bustos y, en particular, desnudos femeninos, entre los que destacan sus bellas figuras de bailarinas.

Local

Pena de muerte no resuelve la incidencia delictiva: Tomás Toral

Nunca será válida que quieran tener justicia a costa de un acto todavía más violento

Local

[Especial] El poder opinar

Las redes sociales han permitido a la sociedad expresarse libremente, pero ¿existen límites?

Policiaca

Choca en avenida Universidad

Se presume que el vehículo era conducido a exceso de velocidad

Policiaca

Ejecutan a hombre en Miacatlán

De acuerdo a los testigos, la víctima caminaba por la orilla de la carretera Alpuyeca-Grutas cuando fue alcanzado por los homicidas

Justicia

Ola de violencia en Oaxaca deja 15 muertos en las últimas 24 horas

Los homicidios se registran en el marco de la gira de trabajo del presidente Andrés Manuel López Obrador en el estado

Literatura

Muere la poeta Thelma Nava a los 87 años

La mexicana fue una de las poetas más reconocidas del siglo XX, acreedora del Premio Ramón López Velarde 1962

Sociedad

Se amotinan 400 indocumentados en la casa del migrante de Villahermosa

Acusan malos tratos por parte de elementos del INM que están comisionados en estas instalaciones además de que las personas y niños que se encuentran enfermos no reciben la atención médica adecuada

Policiaca

Logra Fiscalía Anticorrupción vincular a proceso a ex Director de Transporte

Noé "N" es acusado de Ejercicio Abusivo del Servicio Público, presuntamente otorgó permisos sin causa justificada y de forma ilegal

Doble Vía

Mujer pensó que sufría dolor renal pero ¡estaba dando a luz a trillizos!

La mujer estaba convencida que sus dolores se debían cálculos renales