/ miércoles 15 de enero de 2020

Aylin Contreras enaltece a México

La joven bailarina obtuvo dos galardones de bronce durante su participación en la competencia internacional Playa del Carmen Ballet and Contemporary Dance Competition

La bailarina mexicana Aylin Contreras, inició el 2020 poniendo en alto el nombre de México, representando al país en la competencia internacional Playa del Carmen Ballet and Contemporary Dance Competition celebrada el pasado 6 de enero, donde obtuvo dos galardones de bronce.

Representando a la Academia de Danza Doris Topete de Guadalajara, Jalisco, la talentosa joven, quien actualmente tiene 15 años, consiguió su primer galardón de bronce en la categoría “Senoir Contemporary” con la coreografía “Old Skin” de Carolina Lagunes; mientras que el segundo galardón lo obtuvo gracias a su participación en la categoría “Ensamble” (coreografía en grupo) con la danza “Llorona”, coreografía de Luisa Díaz, que además enaltece la música regional de nuestro país. Asimismo, destacó en la categoría “Senoir Classical Ballet”, formando parte del top 10 con la coreografía “Kitri 3er acto” de Ana Montserrat Martínez.

Fue un concurso muy variado, con personas de muchos países como Estados Unidos, Japón y Rumania; lo que significó un reto bastante grande, pero con la ayuda de mis maestros y mis padres, pude lograr algo que es muy importante y especial para mi carrera. Y al ser un concurso internacional, es muy especial para mí saber que los mexicanos podemos hacer grandes cosas, expresó Aylin Contreras con gran emoción.

Después de este grandioso logro, Aylin continúa su preparación, pues durante el primer semestre del año, estará participando en más competencias internacionales en la búsqueda de formar parte de escuelas mundialmente reconocidas y seguir desarrollando su talento.

El próximo 22 de enero, participará en una competencia en Miami, donde espera obtener el galardón de oro y una beca para continuar su preparación en una escuela de talla internacional. Además en febrero realizará una audición en Ciudad de México para reclutar talentos mexicanos y en abril una competencia en Quebec, Canadá.

A pesar de su corta edad, la joven ha sabido combinar y equilibrar perfectamente su carrera profesional como bailarina, con sus estudios escolares, pues actualmente cursa la preparatoria.

La danza requiere una preparación muy grande, tanto mental como físicamente en la alimentación, rutinas de ejercicio y levantarse temprano; además de las horas que tomo clases de ballet y hacer la escuela en línea. Ha sido de mucho esfuerzo, pero todo ha valido la pena porque realmente disfruto todo lo que hago.

Aylin comenzó su formación artística a los siete años de edad en Guadalajara, Jalisco, bajo la preparación de la profesora Dulce Silvera. Posteriormente perteneció a Releve Centro de Ballet Clásico, con la dirección de Héctor Hernández y actualmente su formación está a cargo de la Academia de Danza Doris Topete con el apoyo de la profesora Ana Montserrat Martínez.

La joven consiguió su primer galardón de bronce en la categoría Senoir Contemporary.

Cuando tenía siete años, era una niña que iba a la escuela y no tenía ninguna actividad extra; un día mi abuelito me llevó a una clase de ballet y quedé encantada, a partir de ahí nació mi gran amor por la danza, porque me gusta mucho sentirme libre en el escenario, a través de cada movimiento y poder interpretar distintos papeles.

Cabe destacar que cuando tenía 10 años, participó como bailarina invitada en el elenco de “El Cascanueces” con el Ballet de Jalisco, bajo la dirección de Dariusz Blajer, y la Secretaria de Cultura del Estado de Jalisco.

Fue una experiencia muy padre porque estaba más pequeña, y veía a los bailarines profesionales y me inspiraban mucho; y el hecho de tener la oportunidad de compartir una puesta en escena con ellos, fue algo increíble.

Aylin comenta uno de sus grandes sueños es abrir una escuela de danza o fundar una asociación para apoyar e impulsar al talento mexicano. Además hizo hincapié en la importancia de luchar por hacer realidad nuestros sueños.

Es importante siempre seguir nuestro corazón y perseguir nuestros objetos, pase lo que pase. No debemos dejar que nadie apague nuestros sueños. México necesita más apoyo para los talentos de las diversas disciplinas artísticas, tanto de manera económica como del público, porque realmente hay mucha gente que no es reconocida ni valorada como debe ser.

Redes sociales:

Instagram: @aylincontrerasd

Facebook: Aylin Contreras

La bailarina mexicana Aylin Contreras, inició el 2020 poniendo en alto el nombre de México, representando al país en la competencia internacional Playa del Carmen Ballet and Contemporary Dance Competition celebrada el pasado 6 de enero, donde obtuvo dos galardones de bronce.

Representando a la Academia de Danza Doris Topete de Guadalajara, Jalisco, la talentosa joven, quien actualmente tiene 15 años, consiguió su primer galardón de bronce en la categoría “Senoir Contemporary” con la coreografía “Old Skin” de Carolina Lagunes; mientras que el segundo galardón lo obtuvo gracias a su participación en la categoría “Ensamble” (coreografía en grupo) con la danza “Llorona”, coreografía de Luisa Díaz, que además enaltece la música regional de nuestro país. Asimismo, destacó en la categoría “Senoir Classical Ballet”, formando parte del top 10 con la coreografía “Kitri 3er acto” de Ana Montserrat Martínez.

Fue un concurso muy variado, con personas de muchos países como Estados Unidos, Japón y Rumania; lo que significó un reto bastante grande, pero con la ayuda de mis maestros y mis padres, pude lograr algo que es muy importante y especial para mi carrera. Y al ser un concurso internacional, es muy especial para mí saber que los mexicanos podemos hacer grandes cosas, expresó Aylin Contreras con gran emoción.

Después de este grandioso logro, Aylin continúa su preparación, pues durante el primer semestre del año, estará participando en más competencias internacionales en la búsqueda de formar parte de escuelas mundialmente reconocidas y seguir desarrollando su talento.

El próximo 22 de enero, participará en una competencia en Miami, donde espera obtener el galardón de oro y una beca para continuar su preparación en una escuela de talla internacional. Además en febrero realizará una audición en Ciudad de México para reclutar talentos mexicanos y en abril una competencia en Quebec, Canadá.

A pesar de su corta edad, la joven ha sabido combinar y equilibrar perfectamente su carrera profesional como bailarina, con sus estudios escolares, pues actualmente cursa la preparatoria.

La danza requiere una preparación muy grande, tanto mental como físicamente en la alimentación, rutinas de ejercicio y levantarse temprano; además de las horas que tomo clases de ballet y hacer la escuela en línea. Ha sido de mucho esfuerzo, pero todo ha valido la pena porque realmente disfruto todo lo que hago.

Aylin comenzó su formación artística a los siete años de edad en Guadalajara, Jalisco, bajo la preparación de la profesora Dulce Silvera. Posteriormente perteneció a Releve Centro de Ballet Clásico, con la dirección de Héctor Hernández y actualmente su formación está a cargo de la Academia de Danza Doris Topete con el apoyo de la profesora Ana Montserrat Martínez.

La joven consiguió su primer galardón de bronce en la categoría Senoir Contemporary.

Cuando tenía siete años, era una niña que iba a la escuela y no tenía ninguna actividad extra; un día mi abuelito me llevó a una clase de ballet y quedé encantada, a partir de ahí nació mi gran amor por la danza, porque me gusta mucho sentirme libre en el escenario, a través de cada movimiento y poder interpretar distintos papeles.

Cabe destacar que cuando tenía 10 años, participó como bailarina invitada en el elenco de “El Cascanueces” con el Ballet de Jalisco, bajo la dirección de Dariusz Blajer, y la Secretaria de Cultura del Estado de Jalisco.

Fue una experiencia muy padre porque estaba más pequeña, y veía a los bailarines profesionales y me inspiraban mucho; y el hecho de tener la oportunidad de compartir una puesta en escena con ellos, fue algo increíble.

Aylin comenta uno de sus grandes sueños es abrir una escuela de danza o fundar una asociación para apoyar e impulsar al talento mexicano. Además hizo hincapié en la importancia de luchar por hacer realidad nuestros sueños.

Es importante siempre seguir nuestro corazón y perseguir nuestros objetos, pase lo que pase. No debemos dejar que nadie apague nuestros sueños. México necesita más apoyo para los talentos de las diversas disciplinas artísticas, tanto de manera económica como del público, porque realmente hay mucha gente que no es reconocida ni valorada como debe ser.

Redes sociales:

Instagram: @aylincontrerasd

Facebook: Aylin Contreras

Local

En Cuernavaca: Dos negocios son suspendidos por incumplir medidas sanitarias

Apoyamos la reactivación económica, pero respetando la legalidad: Barquín Granados 

Local

Así aprovechan el cambio de horario en Cuernavaca

Algunas personas aseguran que en la mañana pueden realizar más actividades

Local

“Usen cubrebocas”, pide niño hijo de enfermera

En un sentido mensaje que se vuelve viral en redes sociales, el menor expresa el dolor y miedo a la pandemia

Local

Será presencial Festival Miquixtli en la Heroica

El programa de actividades contempla que los eventos se realicen con capacidad reducida, además, habrá otros virtuales

Finanzas

La inversión española no se va de México: Antonio Basagoiti

Mejorar el clima de negocios en México puede acelerar la llegada de capital europeo, dice Antonio Basagoiti

Sociedad

Maquilas de la frontera, en alerta roja por rebrote de Covid

En la compañía DataProducts en Mexicali, se han registrado 22 personas contagiadas

Finanzas

ASA le quita a Interjet el crédito para comprar turbosina

Desde abril, la aerolínea tiene que pagar por adelantado el combustible, debido a su deuda con la paraestatal

Política

El PRI no está muerto: Alejandro Moreno

El presidente del partido destacó las victorias electorales que tuvieron en Coahuila e Hidalgo

Sociedad

Aumenta migración de mujeres por violencia de género

De acuerdo con datos de la Comar, la mayoría procede de países como Honduras, El Salvador y Guatemala