/ domingo 31 de mayo de 2020

Adiós a todo un señor

Las vueltas que da la vida

Queridos lectores, hoy escribo estas líneas con tristeza, les diré por qué. Conozco, o mejor dicho conocí a don Marcos Manuel Suárez Ruiz, desde que muy jovencita, casi una niña, de la mano de mi padre que se saludaba con el suyo.

Pero realmente fue cuando me inicié como reportera, que entré de lleno en contacto con él porque desde muy joven, don Marcos Manuel comenzó a ser un personaje. Amigo de toda la gente conocida e importante tanto en lo político como en lo empresarial, su padre fue uno de los más importantes en México, lo único que le faltó a Marcos Manuel fue ser aquí en Morelos, lo que siempre ambicionó: gobernador y vaya que cada vez que aspiró a ese cargo, ha de haber lamentado el no ser designado candidato por su partido el PRI al que a la postre, abandonó.

Y la verdad, hubiera sido un gran gobernador porque amaba a su estado. Siempre amable, respetuoso y muy caballeroso, con comentarios la mar de interesantes y una sabiduría que reflejaba su mirada tras los espejuelos que siempre portó, -¿cómo quiere que ponga en las notas, -le preguntaba yo-, licenciado o ingeniero?. “Usted siempre ponga licenciado o simplemente Marcos Manuel”, me contestaba. Don Marcos, cada vez que me buscaba vía telefónica, siempre era para algo interesante. “Doña Lya, venga por favor al Casino de la Selva, le quiero presentar al cantante argentino Facundo Cabral para que lo entreviste. Está hospedado aquí, la espero entre 3 y 4 de la tarde”. Y yo, bueno, era mi ídolo así es que feliz salía corriendo a entrevistarlo. Otro día, me dijo: “Le voy a pedir un favor que no le he pedido a nadie, entreviste a mi padre, no le ha concedido entrevista alguna a nadie, pero ya hablé con él y la espera en la terraza, arriba del boliche”. Al llegar, me condujo hasta donde estaba su padre y allí me dejó, con una entrañable mirada de amor hacia su padre, don Manuel. Y a éste, cuando le pregunté quién era su hijo favorito, entre otras preguntas, me respondió sin titubear: ¡Marcos!

Era un placer platicar con él, recuerdo una comida en casa de mi amigo Teodoro Lavín, allá entre Ocotepec y Santa María Ahuatepec, además de nosotros tres, estaba también don Jaime Morales Guillén. ¡Qué trío!, en esa ocasión no estaba un infaltable más a esas reuniones, el Doctor León López Bucio. Don Marcos, hombre culto y preparado, con la seguridad que una buena cuna da, pese a los importantes cargos que ostentó, nunca perdió su sencillez, al que no le bastó ser ingeniero, también se tituló de abogado, nunca dejó las aulas universitarias, en los últimos años, en la UAEM. No me da ninguna vergüenza confesar aquí frente a ustedes, que en mi peor época económica, fallecidos ya mis padres y con mis tres preciosos hijos que sacar adelante, una vez que me encontraba yo sin un centavo, me llamó a su oficina. Él era entonces, presidente del PRI en el Estado. Sabiendo que yo no solo no aceptaría dádiva alguna, era mi norma de conducta, me pidió que entrevistara yo para mi periódico, a todos los candidatos a presidentes municipales y diputados del estado y me preguntó que si me las podía pagar por adelantado. Yo le respondí feliz que sí, pero que por favor lo hiciera en un cheque a nombre de mi periódico. Se me quedó viendo con una mirada entrañable y así lo hizo. Llamé al periódico y les dije lo que llevaba pero que necesitaba yo mi comisión al momento mismo de entregar el cheque. Y sí, el director era Efraín Pacheco Cedillo y me lo cumplió. Nunca le agradecí lo suficiente ese detalle que él con su experiencia supo ver y que con gran finura me ayudó. Ese era Marcos Manuel Suárez Ruiz, por eso, cuando años después, comencé las entrevistas que darían origen a mi libro “Los Volcanes de Cuernavaca: Sergio Méndez Arceo, Gregorio Lemercier e Iván Illich” me pidió hacer, sabiendo que su padre y él fueron prácticamente los únicos empresarios en Morelos que jamás le dieron la espalda al entonces VII obispo de Cuernavaca, por eso a él fue de los primeros que entrevisté para mi libro. Que por cierto estas entrevistas se hicieron a petición expresa del inolvidable luchador social ya desaparecido, Ignacio Suárez Huape. Don Marcos fue uno de los que elegí para estar conmigo en el altar de la Nave Mayor de una Catedral pletórica de gente deseosa de escuchar hablar de nuevo de esa época fascinante, junto con don León García Soler, Javier Sicilia y los sacerdotes Julio Torres QEPD, José Luis Calvillo, Baltazar López Bucio y la religiosa Mónica Errejón y frente al Obispo de Saltillo Don Raul Vera, cuando al término de exposición de cada uno, comenzó la proyección de imágenes con la música de fondo de la película La Misión, en una pantalla de cuatro por tres, a un lado del altar, era tan maravilloso ver a don Sergio de joven, de seminarista, de obispo, cuando la remodelación de Catedral, guiando a teólogos de varias partes del mundo mostrándoles la nueva teología y con sus amigos, Fidel Castro Ruz, Luis Echeverría Álvarez y muchos más, que miré a mi lado donde estaba don Marcos y lo vi con un pañuelo secándose las lágrimas de la emoción. Descanse en Paz querido Marcos Manuel que bien lo puede hacer, fue ud. y lo seguirá siendo por siempre un gran personaje en Morelos que pasó como una estela dejando su halo de luz. Gracias por invitarme a cada uno de sus cumpleaños incluido el último de enero pasado y sentándonos junto a ud. en la mesa de honor a Teodoro y a mí, como vamos a extrañar mi familia y yo sus mexicanísimas y tradicionales tarjetas de Navidad que año tras año sin falta llegaban a la casa con sus buenos deseos.

Queridos lectores, hoy escribo estas líneas con tristeza, les diré por qué. Conozco, o mejor dicho conocí a don Marcos Manuel Suárez Ruiz, desde que muy jovencita, casi una niña, de la mano de mi padre que se saludaba con el suyo.

Pero realmente fue cuando me inicié como reportera, que entré de lleno en contacto con él porque desde muy joven, don Marcos Manuel comenzó a ser un personaje. Amigo de toda la gente conocida e importante tanto en lo político como en lo empresarial, su padre fue uno de los más importantes en México, lo único que le faltó a Marcos Manuel fue ser aquí en Morelos, lo que siempre ambicionó: gobernador y vaya que cada vez que aspiró a ese cargo, ha de haber lamentado el no ser designado candidato por su partido el PRI al que a la postre, abandonó.

Y la verdad, hubiera sido un gran gobernador porque amaba a su estado. Siempre amable, respetuoso y muy caballeroso, con comentarios la mar de interesantes y una sabiduría que reflejaba su mirada tras los espejuelos que siempre portó, -¿cómo quiere que ponga en las notas, -le preguntaba yo-, licenciado o ingeniero?. “Usted siempre ponga licenciado o simplemente Marcos Manuel”, me contestaba. Don Marcos, cada vez que me buscaba vía telefónica, siempre era para algo interesante. “Doña Lya, venga por favor al Casino de la Selva, le quiero presentar al cantante argentino Facundo Cabral para que lo entreviste. Está hospedado aquí, la espero entre 3 y 4 de la tarde”. Y yo, bueno, era mi ídolo así es que feliz salía corriendo a entrevistarlo. Otro día, me dijo: “Le voy a pedir un favor que no le he pedido a nadie, entreviste a mi padre, no le ha concedido entrevista alguna a nadie, pero ya hablé con él y la espera en la terraza, arriba del boliche”. Al llegar, me condujo hasta donde estaba su padre y allí me dejó, con una entrañable mirada de amor hacia su padre, don Manuel. Y a éste, cuando le pregunté quién era su hijo favorito, entre otras preguntas, me respondió sin titubear: ¡Marcos!

Era un placer platicar con él, recuerdo una comida en casa de mi amigo Teodoro Lavín, allá entre Ocotepec y Santa María Ahuatepec, además de nosotros tres, estaba también don Jaime Morales Guillén. ¡Qué trío!, en esa ocasión no estaba un infaltable más a esas reuniones, el Doctor León López Bucio. Don Marcos, hombre culto y preparado, con la seguridad que una buena cuna da, pese a los importantes cargos que ostentó, nunca perdió su sencillez, al que no le bastó ser ingeniero, también se tituló de abogado, nunca dejó las aulas universitarias, en los últimos años, en la UAEM. No me da ninguna vergüenza confesar aquí frente a ustedes, que en mi peor época económica, fallecidos ya mis padres y con mis tres preciosos hijos que sacar adelante, una vez que me encontraba yo sin un centavo, me llamó a su oficina. Él era entonces, presidente del PRI en el Estado. Sabiendo que yo no solo no aceptaría dádiva alguna, era mi norma de conducta, me pidió que entrevistara yo para mi periódico, a todos los candidatos a presidentes municipales y diputados del estado y me preguntó que si me las podía pagar por adelantado. Yo le respondí feliz que sí, pero que por favor lo hiciera en un cheque a nombre de mi periódico. Se me quedó viendo con una mirada entrañable y así lo hizo. Llamé al periódico y les dije lo que llevaba pero que necesitaba yo mi comisión al momento mismo de entregar el cheque. Y sí, el director era Efraín Pacheco Cedillo y me lo cumplió. Nunca le agradecí lo suficiente ese detalle que él con su experiencia supo ver y que con gran finura me ayudó. Ese era Marcos Manuel Suárez Ruiz, por eso, cuando años después, comencé las entrevistas que darían origen a mi libro “Los Volcanes de Cuernavaca: Sergio Méndez Arceo, Gregorio Lemercier e Iván Illich” me pidió hacer, sabiendo que su padre y él fueron prácticamente los únicos empresarios en Morelos que jamás le dieron la espalda al entonces VII obispo de Cuernavaca, por eso a él fue de los primeros que entrevisté para mi libro. Que por cierto estas entrevistas se hicieron a petición expresa del inolvidable luchador social ya desaparecido, Ignacio Suárez Huape. Don Marcos fue uno de los que elegí para estar conmigo en el altar de la Nave Mayor de una Catedral pletórica de gente deseosa de escuchar hablar de nuevo de esa época fascinante, junto con don León García Soler, Javier Sicilia y los sacerdotes Julio Torres QEPD, José Luis Calvillo, Baltazar López Bucio y la religiosa Mónica Errejón y frente al Obispo de Saltillo Don Raul Vera, cuando al término de exposición de cada uno, comenzó la proyección de imágenes con la música de fondo de la película La Misión, en una pantalla de cuatro por tres, a un lado del altar, era tan maravilloso ver a don Sergio de joven, de seminarista, de obispo, cuando la remodelación de Catedral, guiando a teólogos de varias partes del mundo mostrándoles la nueva teología y con sus amigos, Fidel Castro Ruz, Luis Echeverría Álvarez y muchos más, que miré a mi lado donde estaba don Marcos y lo vi con un pañuelo secándose las lágrimas de la emoción. Descanse en Paz querido Marcos Manuel que bien lo puede hacer, fue ud. y lo seguirá siendo por siempre un gran personaje en Morelos que pasó como una estela dejando su halo de luz. Gracias por invitarme a cada uno de sus cumpleaños incluido el último de enero pasado y sentándonos junto a ud. en la mesa de honor a Teodoro y a mí, como vamos a extrañar mi familia y yo sus mexicanísimas y tradicionales tarjetas de Navidad que año tras año sin falta llegaban a la casa con sus buenos deseos.

Local

Este es el requisito que el IEBEM eliminó para aplicar la sana distancia

Ésta se suma a las recientes disposiciones de emitir vía electrónica documentación escolar oficial

Local

[Video] Resiste "Los Campesinos" ante la pandemia

Este importante restaurante en Cuernavaca ha reducido el número de empleados, ha modificado su horarios y el servicio, pero no se deja vencer ante la adversidad

Local

[Diversia] SCJN apoya la comunidad LGBTI+

Grandes avances en México a favor de la comunidad derivado de sentencias de la Suprema Corte

Finanzas

Se comprometen Pymes a seguir medidas sanitarias

Pequeñas y medianas empresas en Cuernavaca se comprometieron a acatar las indicaciones dictadas a nivel federal y estatal para la reapertura de actividades

Finanzas

Espera SNE más contrataciones

Ya se prepara la tercera Feria Virtual del Empleo y se espera ofertar un mayor número de vacantes

Finanzas

Retiran restricciones de compra en varios supermercados

Los clientes deben continuar respetando las restricciones de sana distancia y los filtros de entradas y salidas

Mundo

Asesinato del general iraní Soleimani fue ilegal: experta ONU

Una experta de la ONU en DH señaló que "a falta de una amenaza inminente que pusiera en peligro vidas, la manera de actuar de EU fue ilegal" y violaba la Carta de Naciones Unidas

Sociedad

"Desaparece" dinero de beneficiarios de Sembrando Vida

Coneval encontró que se descontaron mil 380 millones de pesos para crear un fondo del cual no tienen respaldo

Política

AMLO invita a varios empresarios a su reunión con Trump

Ricardo Salinas, Daniel Chávez, Carlos Hank, Bernardo Gómez y Olegario Vázquez acompañan al Presidente