imagotipo

Regreso de semana mayor

  • Punto Crítico

La semana santa nos trajo un periodo de descanso, esparcimiento o reflexión; pero en el acontecer de México dejó una carga de noticias que darán mucho material para opinar y para no abrumarlo a su llegada al hogar o al trabajo, haremos un resumen.

Quizá tuvo la fortuna de pasear en estos días, olvidarse un poco de la inseguridad de nuestro estado e hizo muy bien, porque en ese aspecto Morelos no descansó.

Mas si usted escogió como destino el puerto de Acapulco, habrá constatado que el problema no es exclusivo de nosotros; en plena costera Miguel Alemán, el crimen organizado despidió a los vacacionistas con una balacera, dos fallecidos y cinco lesionados; dos eran turistas.

En otro contexto, habrá que informarle al presidente Enrique Peña Nieto que la prueba de fuego (así la calificó él) del Paso Exprés Tlahuica no fue superada. Por el contrario, se convirtió en un gigantesco estacionamiento; es necesario adecuarlo, pues de exprés no tiene nada y de tlahuica menos, al reducir los accesos para visitar nuestra ciudad.

Otro hecho que sacudió a la opinión pública fue la detención de Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz tras casi 200 días en fuga; ocurrió en Guatemala y, por favor, no sea usted excesivamente suspicaz pensando en la casualidad de la noticia con importantes momentos electorales en algunas entidades.

Si por el contrario se quedó en esta bella ciudad, donde había un intento por llevar sano esparcimiento y cultura con eventos en el Jardín Borda, que por cierto luce descuidado y disculpe mi ignorancia ¿podría alguien decirme quién se encarga del mantenimiento de la flora? O, corrigiendo ¿quién no se está encargando?

Ahora bien, el turismo llenó Cuernavaca; sin embargo, Cuauhtémoc Blanco no se dio cuenta de eso, ya que salió a pasear al vecino país del norte y fue captado muy preocupado en un juego de beisbol de ligas mayores.

Tal vez el alcalde se enteró que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca dejaría sin el vital líquido al primer cuadro de la ciudad en plena semana mayor y quiso evitar los sufrimientos que los cuernavacenses tuvimos que aceptar.

En conclusión, se trata de un presidente municipal que dice no lo dejan trabajar, acusa a un Gobernador de intereses turbios y él mismo muestra desintereses claro.

El señor Cuauhtémoc ha negado su contratación para ser candidato y la ciudadanía le cree; pero no puede negar ahora, que fue elegido para ser presidente municipal, entonces le toca hacer su trabajo, sólo eso.