imagotipo

Prohibiciones a los titulares de la patria potestad en el manejo de los bienes de sus hijos menores de edad

  • Derecho Familiar

ENCICLOPEDIA JURÍDICA DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNAM / NUEVA EDICIÓN

VIGÉSIMA TERCERA PARTE
El numeral 436 ordena lo siguiente: Los que ejercen la patria potestad no pueden enajenar ni gravar de ningún modo los bienes inmuebles y los muebles preciosos que correspondan al hijo, sino por causa de absoluta necesidad o de evidente beneficio, y previa la autorización del Juez competente. Tampoco podrán celebrar contratos de arrendamiento por más de cinco años, ni recibir la renta anticipada por más de dos años; vender valores comerciales, industriales, títulos de rentas, acciones, frutos y ganados, por menor valor del que se cotice en la plaza el día de la venta; hacer donación de los bienes de los hijos o remisión voluntaria de los derechos de éstos; ni dar fianza en representación de los hijos.

Colacionando la emancipación derivada de matrimonio y atendiendo al decreto evocado, es importante subrayar que en cuanto a la extinción del derecho de usufructo, concedido a quienes ejercen la patria potestad, ha desaparecido y sólo se mantiene la hipótesis de la mayoría de edad de los hijos.
Respecto a las personas incapacitadas que de acuerdo con el artículo 450, fracción primera de la legislación en análisis, tienen incapacidad natural y legal por ser menores de edad, se les aplican en cuanto a los bienes que seande su propiedad todas las normas, preceptos y disposiciones estudiadas.

Los numerales del código en comento 451, 641 y 643, que aún siguen vigentes y que hablan de los menores emancipados por matrimonio, de la terminación de la patria potestad por esta razón y la de la capacidad restringida del menor emancipado por matrimonio, también deben ser abrogados porque su vigencia en la ley resulta obsoleta y contradictoria.

El artículo 451 del cuerpo normativo multicitado, ordena: “Los menores de edad emancipados por razón del matrimonio, tienen incapacidad legal para los actos que se mencionen en el artículo relativo al Capítulo I del Título Décimo de este Libro”58 y el 429 agrega: “Los bienes de la primera clase pertenecen en propiedad, administración y usufructo al hijo”.

Los que se refieren a la emancipación y mayoría de edad, el 641, expresan que: “El matrimonio del menor de dieciocho años produce de derecho la emancipación. Aunque el matrimonio se disuelva, el cónyuge emancipado, que sea menor, no recaerá en la patria potestad”. Y el 643: “El emancipado tiene la libre administración de sus bienes, pero siempre necesita durante su menor edad: “I. De la autorización judicial para la enajenación, gravamen o hipoteca de bienes raíces. ”II. De un tutor para negocios judiciales”.

Otras hipótesis en materia económica y bienes inmuebles o muebles preciosos que sean propiedad del menor le fincan una responsabilidad al juez familiar si no acata lo que expresamente determina el precepto 437 del Código Civil, que a la letra dice: Siempre que el Juez conceda licencia a los que ejercen la patria potestad, para enajenar un bien inmueble o un mueble precioso perteneciente al menor, tomarálas medidas necesarias para hacer que el producto de la venta se dedique al objetoa que se destinó, y para que el resto se invierta en la adquisición de un inmueble o se imponga con segura hipoteca en favor del menor. Al efecto, el precio de la venta se depositará en una institución de crédito, y la persona que ejerce la patria potestad no podrá disponer de él, sin orden judicial.

Considerando la trascendencia del derecho real de usufructo, que puede ser vitalicio, el Código Civil ordena cuatros casos de extinción de éste, que resume en tres fracciones del artículo 438 del Código Civil de la Ciudad de México, reformado de acuerdo con el decreto del 13 de julio de 2016 en cuanto a la primera fracción, quedando en los siguientes términos:
El derecho de usufructo concedido a las personas que ejercen la patria potestad, se extingue: I. Por la mayor edad de los hijos; II. Por la pérdida de la patria potestad; y III. Por renuncia.

RENDICIÓN DE CUENTAS DE LOS TITULARES DE LA PATRIA POTESTAD.
La ley equipara a los mandatarios y los obliga a rendir cuentas. En este sentido, el artículo 439 ordena que: “Las personas que ejercen la patria potestad tienen obligación de dar cuenta de la administración de los bienes de los hijos”. 64 La figura jurídica del tutor dativo, el que es nombrado por el juez familiar, surge en caso de conflicto entre los titulares de la patria potestad y los menores; en este sentido, el artículo 440 indica que: “En todos los casos en que las personas que ejercen la patria potestad tienen un interés opuesto al de los hijos, serán éstos representados, en juicio y fuera de él, por un tutor nombrado por el Juez para cada caso”.

El interés del legislador del Código Civil de la Ciudad de México, en cuanto a los bienes del menor, faculta al juez familiar a intervenir e imputa de manera unilateral deberes a los tutores dativos o al Ministerio Público, en su caso, si se da el supuesto de derroche o dilapidación de los bienes del menor.

Al respecto, el numeral 441 ordena que: Los Jueces tienen facultad de tomar las medidas necesarias para impedir que, por la mala administración de quienes ejercen la patria potestad, los bienes del hijo se derrochen o se disminuyan. Estas medidas se tomarán a instancias de las personas interesadas, del menor cuando hubiere cumplido catorce años, o del Ministerio Público en todo caso.

El numeral 442 del Código Civil de la Ciudad de México debe modificarse para estar en congruencia con el decreto mencionado porque deben entregar a sus hijos todos los bienes y frutos que les pertenezcan al llegar a su mayor edad; el supuesto jurídico de la emancipación por matrimonio debe abrogarse porque ya no existe en la legislación civil analizada. El texto actual del artículo citado manda: “Las personas que ejerzan la patria potestad deben entregar a sus hijos, luego que éstos se emancipen o lleguen a la mayor edad, todos los bienes y frutos que les pertenecen”.

SUPUESTOS DE TERMINACIÓN, PÉRDIDA, SUSPENSIÓN, LIMITACIÓN Y RECUPERACIÓN DE LA PATRIA POTESTAD
Reordenaremos la sistemática del Código Civil para la Ciudad de México en este tema para hablar, en primer lugar, de la terminación de la patria potestad, después de su pérdida y recuperación, los casos de limitación, de su irrenunciabilidad y las excusas para no ejercerla.

Terminación De las cinco hipótesis que el numeral 443 establece para que la patria potestad se termine, la que es consecuencia de la emancipación derivada del matrimonio de un menor de dieciocho y mayor de dieciséis años debe abrogarse, en atención al decreto publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 13 de julio de 2016,68 la cual prescribe que para casarse los contrayentes deben haber cumplido cuando menos dieciocho años de edad; para mejor información de quienes me honran leyendo esta obra el artículo mencionado indica que a patria potestad se acaba:
I. Con la muerte del que la ejerce, si no hay otra persona en quien recaiga;
II. Con la emancipación derivada del matrimonio; (esta fracción debe abrogarse);
III. Por la mayor edad del hijo;
IV. Con la adopción del hijo; y
V. Cuando el que ejerce la patria potestad de un menor, lo entregue a una institución pública o privada de asistencia social legalmente constituida, para ser dado en adopción de conformidad con lo dispuesto por el artículo 901 Bis del Código de Procedimientos Civiles.

Por la alusión hecha al final de este precepto transcribiremos a continuaciónel 901 bis del Código de Procedimientos Civiles para la Ciudad deMéxico:
La institución pública o privada de asistencia social que reciba a un menorpara ser dado en adopción, deberá, en forma inmediata, presentar porescrito solicitud ante Juez Familiar, haciendo de su conocimiento esta circunstancia,acompañando a dicha solicitud el acta de nacimiento del menor.

El Juez bajo su más estricta y personal responsabilidad ordenará, de manerainmediata, en un plazo que no exceda de cinco días hábiles, la comparecenciadel representante legal de la institución y de la persona o las personas queejerzan la patria potestad, con la intervención del Ministerio Público. A efectode que la comparecencia se lleve a cabo de manera pronta, el juez dictarálas medidas de apremio a que se refiere el artículo 973 del presente código,que estime más eficaces, sin seguir orden alguno. Ratificada que sea por laspartes dicha solicitud, se declarará de oficio la terminación de la patria potestady la tutela del menor quedará a cargo de la Institución.70

El numeral aludido en el precepto anterior prescribe: “El juez tendrá lasmás amplias facultades de dirección procesal para decidir en forma pronta yexpedita lo que en derecho convenga. Para hacer cumplir sus determinacionesel Juez puede hacer uso de las medidas de apremio que se mencionan enel artículo 73 de este Código, en los términos que ahí se especifican”.

/Julián Güitrón
Profesor de Carrera, con 50 años de Cátedra ininterrumpida en Derecho Civil y Derecho Familiar, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México.