imagotipo

Los municipios que vienen

  • Punto Crítico

Morelos tendrá cuatro nuevos municipios en 2019. La LIII Legislatura votó de forma unánime después de una accidentada sesión donde hubo manifestaciones de habitantes de Tetelcingo, los decretos que dicen que las comunidades de Coatetelco, Tetelcingo, Xoxocotla y Hueyapan dejarán de formar parte de Miacatlán, Cuautla, Puente de Ixtla y Tetela del Volcán respectivamente, para convertirse en los municipios 34, 35, 36 y 37; fueron remitidos al Poder Ejecutivo y serán publicados en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”, y a partir de ese punto habrá un plazo de 60 días para que se envíen al Congreso Local las listas de ciudadanos propuestos para formar Consejos Municipales, que serían la primera autoridad antes de ser convocadas elecciones. Dichos consejos permanecerán en el poder a partir del primer día de 2019 hasta el último de 2021.

Esto representa el reconocimiento de la identidad de esos pueblos, aunque la cosa no es tan simple como parece. En el marco del Encuentro Empresarial Coparmex 2017, Jorge Alejandro Chávez Presa, ex jefe de la Unidad de Política y Control Presupuestal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, dijo que existían dos lastres visualizados: uno en el centro de país y otro más en el sur, mencionando a Morelos como una economía estancada. Si esto resultara cierto, podríamos comparar los hechos anteriores con el nacimiento de cuatrillizos en una familia que ya era pobre y numerosa.

Es importante sentirnos orgullosos de las raíces de nuestro estado, pero también es primordial procurar el crecimiento adecuado y armonioso de estos nuevos integrantes, dando apoyo en el sector turístico, económico y educativo, a fin de fomentar la conservación de sus usos y costumbres y la difusión cultural y de riqueza patrimonial que hasta hoy no tienen, brindando los elementos para un desarrollo económico que tenga consecuencias positivas para los municipios vecinos.

No olvidemos rubros y problemáticas importantes como el trabajo infantil, el analfabetismo, la marginación, la inseguridad, la salud, por decir algunos; de lo contrario estos nuevos hermanitos crearían una dependencia de los mayores y no se logrará el fin perseguido.

Mucho camino queda por recorrer antes de que los consejos que se instalen a partir del 2019 organicen sus primeras elecciones. Habrá que escuchar las voces de todos los involucrados en este hecho histórico. La Asamblea de Pueblos sin duda tendrá una postura que tal vez no coincida con la de los legisladores. La desconfianza en las buenas intenciones de los que se encargan de gobernar y legislar es parte ya de la cultura nacional, pero sin duda, será solo así, mediante el diálogo, como se lograrán los acuerdos que construyan no sólo el futuro de estos nuevos municipios, sino el de todos los que conforman este bello estado.

Atendiendo de forma imparcial las necesidades de todos y cada uno de los municipios y comunidades morelenses, se lograrán los objetivos que se buscan para el desarrollo integral de nuestra entidad, allanando el camino y creando las bases necesarias. Esa sería una forma de prepararse para recibir a los municipios que vienen.