imagotipo

El Poder Legislativo

  • Los Miserables

De Oficialía de Partes del Poder Ejecutivo que daba tramite obediente a todas las iniciativas presidenciales, el Congreso de la Unión y los Congresos de los Estados confundieron la reforma política que les permitió ser un imaginario reflejo de la diversidad ideológica nacional hasta convertirse en el escenario donde se menosprecia al poder popular, se acota al Poder Ejecutivo y se legisla a favor de la sumisión del Poder Judicial ante los poderes fácticos.

La ausencia del pago de “conquistas laborales” de los incondicionales de los legisladores es el menor de los problemas que enfrenta, la información del reportero Israel Mariano en El Sol de Cuernavaca del 27 de diciembre, confirma la discrecionalidad histórica en el manejo de los recursos, el desorden financiero está documentado en las ultimas 2 décadas de la pluralidad cómplice en el órgano de gobierno integrado por todas las fuerzas políticas que no representan los intereses del pueblo.

Roban más en cada legislatura porque son más les legisladores que quieren robar, cuando todo lo gobernó el PRI ese fue el único partido que desvió recursos, las otras fuerzas políticas reclamaban participación en la toma de decisiones y prometían acabar con la corrupción y la impunidad que ejerció el PRI, la historia reciente los registra como socios y cómplices, todos exigen que se generalice la corrupción que aseguraron en su momento era de exclusividad tricolor. Crearon la modalidad de pago por evento.

Todos los gobiernos de todos los países enfrentan distintos niveles de corrupción, el mexicano no es excepción, la “dictadura perfecta” robo menos que la democracia imperfecta que además es ineficiente en la “construcción de acuerdos”.

El Poder Legislativo Morelenses no tiene memoria ni capacidad para continuar proyectos truncos de legislaturas anteriores, el gran ejemplo es la complejidad en la designación del hoy fiscal, antes procurador, cuando se legislo para que nombramiento fuera a través de una terna que el ejecutivo envía al legislativo y este elige, se advirtió que era una medida temporal, que el entonces procurador tenía que ser electo por el pueblo, entre candidatos que cumplieran con los requisitos legales.

Desde la designación del primer procurador en el primer gobierno panista, todos fueron sometidos por los diputados de los partidos de oposición y actuaron en complicidad con los grupos de litigantes que los “recomendaron” con alguna de las bancadas, hoy el poder judicial del estado de Morelos es un ejemplo de corrupción y de ineficiencia.

El poder legislativo es el más corrupto de todos los poderes y es el encargado de construir las leyes de combate a la corrupción y a la impunidad en todos los poderes, la pérdida de confianza contra los legisladores se manifiesta en el rechazo popular a los cabildos y los congresos.

Un importante número de representantes populares pedirá licencia para buscar candidaturas a diversos puestos de elección popular, las ruinas del viejo edificio de Matamoros, son reflejo corto de las ruinas legislativas que dejan los diputados que buscaran seguir sirviéndose del pueblo.