imagotipo

Asoman cambios en el Ayuntamiento

  • Nuevas Reglas

Una ventaja que tiene el alcalde Cuauhtémoc Blanco es que aún hay un buen grupo de población que asegura que las fallas en la administración municipal de Cuernavaca no son responsabilidad suya. “No lo dejan trabajar”, dicen quienes le defienden aún. Pero Cuauhtémoc es un tipo que por lo menos tiene visión de cancha, y a lo mejor por eso mismo sabe cómo viene la ofensiva rival, pero también puede identificar dónde falla su propio equipo.

Y las fallas son múltiples, al grado que en lo simbólico y en lo operativo, ya se hace un recuento de daños de lo que ha sido un bimestre infernal para Blanco Bravo y sus aspiraciones, legítimas o no, de continuar una carrera política en Morelos.
Se cuenta por ejemplo que ha sido un error de cálculo treparse al tren de la Marcha por Morelos, convocada por el atribulado rector de la UAEM, Alejandro Vera. A final de cuentas, Vera se colgó el acto, redujo las demandas a sus aspiraciones, y se consolidó como el único protagonista del movimiento. Blanco dejó de caminar por eso. No estuvo en la Secretaría de Gobernación por lo mismo: no estuvo ni en las palabras del rector o de Javier Sicilia. A Cuauhtémoc lo eliminaron, se tomaron varias fotos, lo usaron como el figurín, y a final de cuentas lo desecharon. Esto, para la personalidad del ex ídolo del futbol, es una afrenta mucho más grande que la que pudo haber contra políticos.

Otro error que se reconoce es el del enfrentamiento directo con el gobernador, Graco Ramírez. Hechos todos los cálculos, el gobernador se quedará hasta el final de su mandato y no será una figura con la que convenga enfrentarse directamente. Cuauhtémoc debe regresar a ser el de antes, el simpático, bromista, optimista, que tan bien cayó a su grupo de electores; el papel de víctima del sistema no funcionará mucho tiempo más.

La otra parte es lo operativo. Y ahí también hay errores, tantos que se esperan cambios en por lo menos dos secretarías y otras tantas direcciones la semana entrante. El socavón en el Paso Exprés despertó a muchos sobre las fallas enormes que han cometido espacios del Ayuntamiento y que han generado responsabilidades que podrían llegar a lo penal. La corrupción en algunos espacios del Ayuntamiento se mantiene y ha empezado a generar molestias enormes entre empresarios que son extorsionados constantemente por inspectores. Dicen que el Cuauh tomará cartas en el asunto. Veremos.

Twitter: @martinellito

Correo electrónico: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx