imagotipo

Antídoto contra el desaliento

  • De Puño y Letra

El escritor e historiador Enrique Krauze recibió el pasado lunes, en el marco del 148 Aniversario de la Erección del Estado Libre y Soberano de Morelos, la venera “José María Morelos y Pavón, Morelense de Excelencia 2017”.

El también analista político y conferencista, miembro de El Colegio Nacional y la Academia de Historia, reconoció no haber nacido en la entidad, aunque desde hace 25 años habita en Cuernavaca.

Al hablar en nombre de los cuatro galardonados con la venera (la fundadora de la compañía de ballet Foramen, Beatriz Madrid; el medallista olímpico Ismael Hernández, y el violinista José Adolfo Alejo Solís), expresó: “Veo en Morelos una juventud que persiste, que no se doblega, que no se deja vencer por la desesperanza y el miedo. Los deseos de los morelenses son los deseos de todos los mexicanos: acceder a un Estado de derecho y a un país en el que volvamos a tener seguridad y paz, porque todo lo demás se nos dará por añadidura”.

No es casualidad que el autor de “La Presidencia Imperial” haya centrado su discurso en dos de los sentimientos que más acosan a los mexicanos y a muchos lugares del mundo: la desesperanza y el miedo.

Sobre el primero, no puede uno menos que pasar del enojo al azoro y de ahí a la impotencia ante casos de corrupción como los del ahora detenido, ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte. No es el único, pero personifica la impunidad de la clase gobernante que tanto lacera a la sociedad. En lo que va de esta administración federal, ocho ex gobernadores están siendo investigados, prófugos, vinculados a procesos o encarcelados por presuntas irregularidades financieras cometidas durante sus gobiernos. De éstos, seis se encuentran tras las rejas: los ex mandatarios de Veracruz, Javier Duarte y Flavino Ríos (interino); el de Tamaulipas, Tomás Yarrington; el de Michoacán, José de Jesús Reyna; de Sonora, Guillermo Padrés, y de Tabasco, Andrés Granier. En tanto, César Duarte, exmandatario de Chihuahua, se encuentra prófugo, y Rodrigo Medina, de Nuevo León, lleva a cabo el proceso en su contra en libertad. Y los que faltan. Mientras tanto, las campañas electorales como la del Estado de México, sacan lo peor de los partidos y sus abanderados.

Pero también hay zozobra en Venezuela y Turquía, con dirigentes mesiánicos que tienen al pueblo sumido en la pobreza, el atraso y la represión de las más elementales libertades. Y no sólo ahí. Europa está en alerta permanente por el alto número de actos terroristas que se han registrado, otros tanto que ha evitado y los que teme se susciten, ya no con aviones, sino mediante artefactos caseros, autos y camiones en lugar de aviones, y ciudadanos de sus propios países, en lugar de los satanizados árabes o musulmanes.

El miedo, por su parte, está latente en una nueva crisis nuclear que ha puesto al mundo al borde de una tercera guerra mundial. La necedad, torpeza e ignorancia de Donald Trump en cuanto a política exterior, ha llevado a una escalada de acciones y tensión internacional, entre Estados Unidos, Rusia, China y Corea del Norte. Siendo Siria el factor que ha polarizado a las potencias mundiales, la crisis humanitaria y delitos de lesa humanidad como el uso de gas sarín contra la población civil (incluso niños) han pasado a segundo término; hoy el riesgo es un intercambio de misiles, cuando no, de más “Madres de todas las Bombas”, como la utilizada por el Tío Sam en Afganistán. Es como una competencia a ver quién la tiene más larga, si el policía del mundo, Estados Unidos, o los dictadores asiáticos.

Miedo, cuando siguen matando periodistas (cuatro sólo en este mes) pero no matan la verdad, como cuando en plena temporada vacacional, son asesinadas 26 personas en Acapulco, pese a la presencia de marinos y militares. Miedo, que hace que se cancele la Feria de Cuernavaca por temor a más hechos violentos como en el que perdió la vida el organizador, en un atentado a plena luz del día en la céntrica avenida Plan de Ayala y rodeado de escoltas y policías. Miedo ante la indolencia e incapacidad de Cuauhtémoc Blanco, al frente de la Comuna y por más destituciones como la del alcalde de Cuautla, Raúl Tadeo Nava, por incumplimiento del pago de laudos que han quebrado los Ayuntamiento de Morelos, como el de 200 millones de pesos, que gran parte le heredó el hoy procesado ex edil, Jesús González Otero.

Miedo por ver hasta dónde llegará la pugna entre poderes, niveles de gobierno y ambiciosos líderes que no ven en la política más que una forma de riqueza y de poder desmedido. Contra todo eso llamó Krauze a no doblegarse, a resistir, sobre todo a los jóvenes.

También el lunes, pero en la sede del Poder Legislativo, se entregaron reconocimientos a sobresalientes ciudadanos, destacando, además de las Medallas de Honor a dos jóvenes (el medallista olímpico Ismael Hernández y Kevin Daniel Brito Soriano, en Tecnología) las del profesor Pablo Rubén Villalobos Hernández en Cultura y en Ciencias, el doctor Eduardo César Lazcano Ponce, por sus contribuciones a nivel internacional, en las que destacan aportaciones importantes a la evaluación de la inmunogenicidad, seguridad y eficacia en vacunas contra VPH, así como estrategias innovadoras de prevención secundaria de cáncer cervical, lo cual se ha enfocado en programas de prevención y control de este tipo de cáncer implementados como política pública. Este prestigiado científico, investigador es director adjunto del Centro de Investigación en Salud Poblacional (CISP) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

Por todas estas personas valiosas y dignas de emularse, el poeta y ensayista Octavio Paz, premio Nobel de Literatura y fallecido un día como hoy de 1998, aseguraba que el mexicano nunca se raja y expresó: “La resignación es una de nuestras virtudes populares. Más que el brillo de la victoria, nos conmueve la entereza ante la adversidad.”.

Hasta la próxima entrega, donde podrán seguir leyendo lo que hay en mi mente.

Comentarios: cfelix7@hotmail.com
Twitter: @CarlosFelix1