/ martes 23 de noviembre de 2021

Zona de turbulencia

El agitado ambiente político sigue dando tela para cortar, analicemos uno de los tantos desencuentros semanales:

Un inédito choque sin precedente se dio al interior del Instituto Nacional Electoral, producto tal vez de la nada discreta animadversión entre el titular del ejecutivo y el consejero presidente casi desde el inicio de la presente administración, resulta que en plena sesión del Consejo General del INE, el representante de Morena Eurípides Flores, fijó un posicionamiento sobre un tema no contemplado en el orden del día, en referencia al recorte presupuestal y a lo que llamó “fake news” por parte de Lorenzo Córdova, el morenista habló de dispendio y de un proyecto mediante el cual el INE pretende otorgar 10 plazas de asesores con un costo anual de más de 21 millones de pesos, argumentando el rechazo al presupuesto solicitado por parte el Instituto Nacional Electoral fue naturalmente rechazado desde el congreso.

Estas declaraciones en plena sesión pública sacaron de sus casillas a Córdova Vianello que llamó a una moción de procedimiento solicitando a Eurípides Flores ceñirse a la legalidad y sujetarse al reglamento lo cual generó un intenso debate, derivando en la petición del consejero presidente a su encargado de apoyo técnico para cortar el audio al representante morenista en medio de una argumentación, hecho que tuvo cierto tufo a censura.

Es interesante analizar aquí algunos puntos, existe un evidente distanciamiento de Lorenzo Córdova con su propia línea discursiva, la negativa a dejar los sueldos escandalosamente onerosos para servidores públicos tal y como lo mandatan la Constitución y la Ley Federal de Remuneraciones desnuda un doble discurso cuando la frase que más sale de su boca es precisamente el respeto a la Carta Magna y a las leyes que de ella emanan, por lo tanto no me resultó raro escuchar al consejero presidente decir a Eurípides Flores: Podría decirle a la ciudadanía cuánto cobran los asesores de Morena a los que el INE les paga ¿o no se acuerda? Y así con una pregunta fuera también del orden del día, Córdova señaló una falta cometiendo otra en incongruente posicionamiento.

Lorenzo Córdova Vianello se encuentra entrampado, es necesario fije postura sobre sus aspiraciones políticas sospechosas y también legítimas pero más importante entienda que él no es el INE únicamente trabaja como su representante, secuestrado por su propia soberbia ha puesto al Instituto en una encrucijada de frente a la tormenta electoral que se avecina, existe un discurso de sustancial recorte, pero el Instituto recibirá en 2022 un presupuesto incluso mayor al dispuesto en 2021, 143 millones de pesos más; empero no concedido el incremento de casi cinco mil millones de pesos; mas el presidente del órgano ha sido muy inteligente en la forma de plantear la negativa ante la opinión pública.

Organizar o no la consulta no es una decisión que pueda circunscribirse a la voluntad de Lorenzo Córdova como parece dar a entender en el discurso, lo cual por cierto resulta excesivo, las obligaciones y el rol del Instituto no deben relegarse a un tema financiero, sobre todo cuando no se han recortado los altos presupuestos manejados en ejercicios anteriores.

A pesar de la festejada comparecencia ante el Congreso y todas la porras a favor, lo cierto es que el INE recibió un golpe demoledor, si acaso se tomaron en cuenta bases técnicas para negar esos miles de millones solicitados, eso se verá más adelante ya que la novela terminará en la Suprema Corte, tal y como lo ha anunciado el representante del órgano electoral un escenario también sin precedentes tal y como nos hemos acostumbrado en tiempos recientes debido a la zona de turbulencia que existe entre Andrés Manuel López Obrador y Lorenzo Córdova Vianello, la historia pondrá a cada uno en su lugar ¿nuestra incipiente democracia se encuentra en riesgo? Ya veremos.


El agitado ambiente político sigue dando tela para cortar, analicemos uno de los tantos desencuentros semanales:

Un inédito choque sin precedente se dio al interior del Instituto Nacional Electoral, producto tal vez de la nada discreta animadversión entre el titular del ejecutivo y el consejero presidente casi desde el inicio de la presente administración, resulta que en plena sesión del Consejo General del INE, el representante de Morena Eurípides Flores, fijó un posicionamiento sobre un tema no contemplado en el orden del día, en referencia al recorte presupuestal y a lo que llamó “fake news” por parte de Lorenzo Córdova, el morenista habló de dispendio y de un proyecto mediante el cual el INE pretende otorgar 10 plazas de asesores con un costo anual de más de 21 millones de pesos, argumentando el rechazo al presupuesto solicitado por parte el Instituto Nacional Electoral fue naturalmente rechazado desde el congreso.

Estas declaraciones en plena sesión pública sacaron de sus casillas a Córdova Vianello que llamó a una moción de procedimiento solicitando a Eurípides Flores ceñirse a la legalidad y sujetarse al reglamento lo cual generó un intenso debate, derivando en la petición del consejero presidente a su encargado de apoyo técnico para cortar el audio al representante morenista en medio de una argumentación, hecho que tuvo cierto tufo a censura.

Es interesante analizar aquí algunos puntos, existe un evidente distanciamiento de Lorenzo Córdova con su propia línea discursiva, la negativa a dejar los sueldos escandalosamente onerosos para servidores públicos tal y como lo mandatan la Constitución y la Ley Federal de Remuneraciones desnuda un doble discurso cuando la frase que más sale de su boca es precisamente el respeto a la Carta Magna y a las leyes que de ella emanan, por lo tanto no me resultó raro escuchar al consejero presidente decir a Eurípides Flores: Podría decirle a la ciudadanía cuánto cobran los asesores de Morena a los que el INE les paga ¿o no se acuerda? Y así con una pregunta fuera también del orden del día, Córdova señaló una falta cometiendo otra en incongruente posicionamiento.

Lorenzo Córdova Vianello se encuentra entrampado, es necesario fije postura sobre sus aspiraciones políticas sospechosas y también legítimas pero más importante entienda que él no es el INE únicamente trabaja como su representante, secuestrado por su propia soberbia ha puesto al Instituto en una encrucijada de frente a la tormenta electoral que se avecina, existe un discurso de sustancial recorte, pero el Instituto recibirá en 2022 un presupuesto incluso mayor al dispuesto en 2021, 143 millones de pesos más; empero no concedido el incremento de casi cinco mil millones de pesos; mas el presidente del órgano ha sido muy inteligente en la forma de plantear la negativa ante la opinión pública.

Organizar o no la consulta no es una decisión que pueda circunscribirse a la voluntad de Lorenzo Córdova como parece dar a entender en el discurso, lo cual por cierto resulta excesivo, las obligaciones y el rol del Instituto no deben relegarse a un tema financiero, sobre todo cuando no se han recortado los altos presupuestos manejados en ejercicios anteriores.

A pesar de la festejada comparecencia ante el Congreso y todas la porras a favor, lo cierto es que el INE recibió un golpe demoledor, si acaso se tomaron en cuenta bases técnicas para negar esos miles de millones solicitados, eso se verá más adelante ya que la novela terminará en la Suprema Corte, tal y como lo ha anunciado el representante del órgano electoral un escenario también sin precedentes tal y como nos hemos acostumbrado en tiempos recientes debido a la zona de turbulencia que existe entre Andrés Manuel López Obrador y Lorenzo Córdova Vianello, la historia pondrá a cada uno en su lugar ¿nuestra incipiente democracia se encuentra en riesgo? Ya veremos.


ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 10 de mayo de 2022

La otra frontera

Michelle Onofre

martes 12 de abril de 2022

A pesar de todo y de todos

Punto Crítico

Michelle Onofre

martes 29 de marzo de 2022

La batalla siguiente

Michelle Onofre

martes 15 de marzo de 2022

La raíz del mal

Michelle Onofre

martes 01 de marzo de 2022

¿Ya no puedo más?

Michelle Onofre

Cargar Más