/ miércoles 23 de septiembre de 2020

¿Y el apoyo, AMLO?

Difícilmente podría confiarse en los nueve diputados federales y tres senadores, que representan a Morelos en el Congreso de la Unión para frenar el recorte que el presupuesto de egresos de la Federación contempla para Morelos en el 2021. Cinco diputados y dos senadores son del partido del presidente, dos curules más pertenecen al PES aliado del presidente; a la oposición pertenecen sólo dos diputados del PAN y un senador del PRI.

La postura acrítica de los legisladores morenistas y del PES respecto de las políticas federales es bastante conocida, mucho más si se considera que en la estrategia de muchos de ellos está no buscarse taches presidenciales, impedimento para lograr candidaturas o cargos en algún gabinete. Probablemente en esta lógica la senadora Lucy Meza informa desde los últimos días de septiembre que el recorte será… y no que hay una propuesta que tendría que ser discutida y modificada en su caso por las cámaras baja y alta, como se supondría de un discurso republicano.

Meza, senadora por Morena, asegura que dejarán de llegar al estado recursos por más de mil 400 millones de pesos, la mayor parte de ellos correspondientes a los ramos 28, 33, y a subsidios federales. Si a dicha baja en participaciones y la prácticamente total cancelación de la obra carretera, se suma la baja en recaudación municipal y de los ingresos propios del gobierno estatal previstas para el 2021, la perspectiva para el estado es, por lo menos, de espanto.

Y claro que la senadora hace recomendaciones al gobierno estatal, apretarse el cinturón, diseñar estrategias para enfrentar la crisis, y abocarse al combate de la inesguridad. Ninguna de las tres son fortalezas de un gobierno estatal cuyas más lustrosas apariciones han sido escándalos mediáticos.

En su reciente visita a Morelos, el presidente que propone un recorte de 1,413 millones de pesos a las participaciones del gobierno estatal y los 36 municipios de Morelos, dijo al gobernador que sufrirá con la suspensión de recursos federales: “no está sólo, tiene el apoyo del gobierno federal”. En efecto, Andrés Manuel López Obrador presumió su amistad con Cuauhtémoc Blanco, pero los hechos evidencian justamente lo contrario, López Obrador recorta por igual presupuesto a las entidades federativas y municipios para concentrarlo a nivel central y ejercer una suerte de facultad discrecional en la asignación de recursos con que podría someter a cualquier alcalde y a muchos gobernadores.

Así que el apoyo presidencial para el gobernador es mucho más simbólico que real, lo que para ellos es vital. Ni a López Obrador ni a Blanco Bravo parecen preocuparles demasiado los hechos, insertos en una cultura donde los símbolos son reales. Para Cuauhtémoc Blanco, una palmada del presidente vale más que mil 400 millones de pesos de presupuesto; por lo menos eso parece ya que no ha emitido queja mayor sobre el recorte al presupuesto, y en cambio su gabinete se ha dedicado a difundir ampliamente el “espaldarazo presidencial” al gober. ¿Alguien podría explicarles lo mal que está todo esto? ¿Alguien que defienda a Morelos desde alguna trinchera?



@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

Difícilmente podría confiarse en los nueve diputados federales y tres senadores, que representan a Morelos en el Congreso de la Unión para frenar el recorte que el presupuesto de egresos de la Federación contempla para Morelos en el 2021. Cinco diputados y dos senadores son del partido del presidente, dos curules más pertenecen al PES aliado del presidente; a la oposición pertenecen sólo dos diputados del PAN y un senador del PRI.

La postura acrítica de los legisladores morenistas y del PES respecto de las políticas federales es bastante conocida, mucho más si se considera que en la estrategia de muchos de ellos está no buscarse taches presidenciales, impedimento para lograr candidaturas o cargos en algún gabinete. Probablemente en esta lógica la senadora Lucy Meza informa desde los últimos días de septiembre que el recorte será… y no que hay una propuesta que tendría que ser discutida y modificada en su caso por las cámaras baja y alta, como se supondría de un discurso republicano.

Meza, senadora por Morena, asegura que dejarán de llegar al estado recursos por más de mil 400 millones de pesos, la mayor parte de ellos correspondientes a los ramos 28, 33, y a subsidios federales. Si a dicha baja en participaciones y la prácticamente total cancelación de la obra carretera, se suma la baja en recaudación municipal y de los ingresos propios del gobierno estatal previstas para el 2021, la perspectiva para el estado es, por lo menos, de espanto.

Y claro que la senadora hace recomendaciones al gobierno estatal, apretarse el cinturón, diseñar estrategias para enfrentar la crisis, y abocarse al combate de la inesguridad. Ninguna de las tres son fortalezas de un gobierno estatal cuyas más lustrosas apariciones han sido escándalos mediáticos.

En su reciente visita a Morelos, el presidente que propone un recorte de 1,413 millones de pesos a las participaciones del gobierno estatal y los 36 municipios de Morelos, dijo al gobernador que sufrirá con la suspensión de recursos federales: “no está sólo, tiene el apoyo del gobierno federal”. En efecto, Andrés Manuel López Obrador presumió su amistad con Cuauhtémoc Blanco, pero los hechos evidencian justamente lo contrario, López Obrador recorta por igual presupuesto a las entidades federativas y municipios para concentrarlo a nivel central y ejercer una suerte de facultad discrecional en la asignación de recursos con que podría someter a cualquier alcalde y a muchos gobernadores.

Así que el apoyo presidencial para el gobernador es mucho más simbólico que real, lo que para ellos es vital. Ni a López Obrador ni a Blanco Bravo parecen preocuparles demasiado los hechos, insertos en una cultura donde los símbolos son reales. Para Cuauhtémoc Blanco, una palmada del presidente vale más que mil 400 millones de pesos de presupuesto; por lo menos eso parece ya que no ha emitido queja mayor sobre el recorte al presupuesto, y en cambio su gabinete se ha dedicado a difundir ampliamente el “espaldarazo presidencial” al gober. ¿Alguien podría explicarles lo mal que está todo esto? ¿Alguien que defienda a Morelos desde alguna trinchera?



@martinellito

dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

ÚLTIMASCOLUMNAS