/ jueves 9 de abril de 2020

Una vez más, fundamentalmente son ellas...

Quienes hayan tenido necesidad de salir a la calle durante estos días de aislamiento acatando voluntariamente el #Quédateencasa por motivo de la contingencia del virus COVID-19, seguramente habrán notado algo: sólo una de cada cuatro personas son mujeres.

Independientemente del motivo que hayan tenido para salir de sus casas, es decir, por cuestiones laborales, abastecimiento de alimentos, por alguna emergencia, visita de algún familiar, pasear a las mascotas, realizar trámites personales o simplemente para dar una vuelta desestresante en auto, lo que puede verse en los espacios públicos es que hay pocas mujeres. Incluso, mucho menos mujeres solas, que las acompañadas por sus parejas o familiares.

En estos momentos no tengo ningún respaldo estadístico para poder confirmar esta apreciación, ya que sólo derivada de un ejercicio de observación. Sin embargo, aún sin los datos creo que la posible explicación es fundamentalmente porque las mujeres tienen un mayor nivel de conciencia, preocupación y ocupación ante las adversidades.

No estoy sugiriendo la idea machista de que las mujeres “deben” estar en su casa ahora más que nunca; sino todo lo contrario, la enorme importancia de las mujeres para enfrentar esta contingencia “al pie del cañón” en todos y cada uno de estos últimos días.

Tampoco quiero menospreciar el papel de muchos hombres que han sido copartícipes, pero el que no haya niñas, niños o adolescentes en la calle o que pocos hombres salgan de sus casas en mucho es por la importancia que las mujeres le han puesto a las medidas de cuidado para mantenernos siempre alertas y no relajar nuestras acciones.

No todos los casos son iguales, existen muchas realidades. De acuerdo con el INEGI, el 72 por ciento de los hogares son nucleares y 26 por ciento ampliado. Pero de los nucleares, el 29 por ciento de los hogares tienen una jefatura femenina; en el caso de Morelos la cifra es del 32 por ciento. Las mujeres tienen una enorme responsabilidad de cuidado.

Estoy seguro que vamos a salir de esta contingencia y en mucho lo haremos gracias a las mujeres, que desde el primer momento han seguido las medidas de cuidado para evitar la propagación del virus en sus familias.

Hace un mes en este espacio comentaba cómo las mujeres que paralizaron el país con el 9M nos daban una gran lección cultural, ahora lo vuelven a hacer con sus acciones en esta pandemia porque queda claro que fundamentalmente son ellas las que están cuidándonos.

Podrá ser el miedo al contagio al inicio, pero estoy seguro que ellas tienen claro que hay un propósito ético mayor: la vida, pero digna y saludable.


Twitter/Facebook: @CzarArenas

Quienes hayan tenido necesidad de salir a la calle durante estos días de aislamiento acatando voluntariamente el #Quédateencasa por motivo de la contingencia del virus COVID-19, seguramente habrán notado algo: sólo una de cada cuatro personas son mujeres.

Independientemente del motivo que hayan tenido para salir de sus casas, es decir, por cuestiones laborales, abastecimiento de alimentos, por alguna emergencia, visita de algún familiar, pasear a las mascotas, realizar trámites personales o simplemente para dar una vuelta desestresante en auto, lo que puede verse en los espacios públicos es que hay pocas mujeres. Incluso, mucho menos mujeres solas, que las acompañadas por sus parejas o familiares.

En estos momentos no tengo ningún respaldo estadístico para poder confirmar esta apreciación, ya que sólo derivada de un ejercicio de observación. Sin embargo, aún sin los datos creo que la posible explicación es fundamentalmente porque las mujeres tienen un mayor nivel de conciencia, preocupación y ocupación ante las adversidades.

No estoy sugiriendo la idea machista de que las mujeres “deben” estar en su casa ahora más que nunca; sino todo lo contrario, la enorme importancia de las mujeres para enfrentar esta contingencia “al pie del cañón” en todos y cada uno de estos últimos días.

Tampoco quiero menospreciar el papel de muchos hombres que han sido copartícipes, pero el que no haya niñas, niños o adolescentes en la calle o que pocos hombres salgan de sus casas en mucho es por la importancia que las mujeres le han puesto a las medidas de cuidado para mantenernos siempre alertas y no relajar nuestras acciones.

No todos los casos son iguales, existen muchas realidades. De acuerdo con el INEGI, el 72 por ciento de los hogares son nucleares y 26 por ciento ampliado. Pero de los nucleares, el 29 por ciento de los hogares tienen una jefatura femenina; en el caso de Morelos la cifra es del 32 por ciento. Las mujeres tienen una enorme responsabilidad de cuidado.

Estoy seguro que vamos a salir de esta contingencia y en mucho lo haremos gracias a las mujeres, que desde el primer momento han seguido las medidas de cuidado para evitar la propagación del virus en sus familias.

Hace un mes en este espacio comentaba cómo las mujeres que paralizaron el país con el 9M nos daban una gran lección cultural, ahora lo vuelven a hacer con sus acciones en esta pandemia porque queda claro que fundamentalmente son ellas las que están cuidándonos.

Podrá ser el miedo al contagio al inicio, pero estoy seguro que ellas tienen claro que hay un propósito ético mayor: la vida, pero digna y saludable.


Twitter/Facebook: @CzarArenas

miércoles 01 de julio de 2020

¿Qué aporta el FRENA a la política?

miércoles 17 de junio de 2020

¡La ciencia y la tecnología nos salvará!

miércoles 03 de junio de 2020

Infancias Encerradas en Morelos

miércoles 27 de mayo de 2020

Linchamientos en tiempos del Covid-19

miércoles 20 de mayo de 2020

La UNAM y el Poli versus el Covid-19

jueves 14 de mayo de 2020

La tecnología en tiempos de pandemia

jueves 30 de abril de 2020

La primera semana del Covid en fase 3

Cargar Más