/ domingo 25 de abril de 2021

Un mejor mañana

La tecnología avanza a pasos agigantados. Algunas personas recordarán los primeros teléfonos móviles y la red de 1G, que solo permitía hablar. Años más tarde, llegó la tecnología 2G, que introdujo los SMS, y, poco a poco, nuestro teléfono se convirtió en una herramienta de comunicación cada vez más amplia. La conexión a internet ocurrió por vez primera gracias a la red 3G y, después, llegó la banda ancha conocida como 4G, que trajo consigo la reproducción de vídeos en tiempo real (o streaming) y la realidad aumentada.

Todo lo que hoy es posible realizar a través de nuestro smartphone habría sido impensable años atrás y, ahora, con la llegada de la red 5G (la quinta generación de redes móviles que conocemos), se abre una nueva ventana de oportunidades, pues se prevé como un avance significativo en términos de velocidad.

El 5G permitirá navegar hasta a 10 GBps (gigabytes por segundo), es decir, 10 veces más rápido que las principales ofertas de fibra óptica del mercado actual. Además, la latencia (el tiempo de respuesta de la red) también experimentará un avance significativo. Según los operadores, esta podría reducirse de los 20 milisegundos actuales a 5 milisegundos, un período casi imperceptible para los humanos, lo cual nos permitirá conectarnos prácticamente en tiempo real con objetos cotidianos.

Ahora más que nunca, es importante que México —aprovechando su pertenencia geográfica— continúe apostando por desarrollar una estrategia de acercamiento, integración y proyección hacia la región; sobre todo a través del impulso de una política económica acompañada de una ardua promoción del comercio, la inversión, la infraestructura y el desarrollo tecnológico —particularmente en áreas de inteligencia artificial, comercio electrónico y tecnología 5G— al constituirse claves para coadyuvar a una reactivación económica rápida, sostenible e incluyente del país.

No hay duda, actualmente las herramientas digitales son uno de los pilares del progreso de cualquier país en el mundo. Ésta ofrece ventajas comparativas para las naciones que han impulsado su desarrollo. Durante la pandemia los países con mayor desarrollo tecnológico han sido capaces de hacer frente a la contingencia sanitaria con menores consecuencias económicas y menores contagios. El momento histórico nos demanda enfocar nuestra atención en el tema.

De acuerdo con el INEGI, en México el 70% de la población hace uso de internet, pero sólo el 44% de las familias mexicanas tienen acceso a una computadora. Se incrementa la falta de acceso a internet y a un equipo de cómputo entre comunidades urbanas y rurales: se reporta uso de internet del 76% y el 47%, respectivamente.

El reto, entonces, es aumentar el acceso a la tecnología con políticas públicas a las que tengan acceso todas y todos, incluso en los lugares más remotos del país. La tecnología puede ser una herramienta fundamental en la etapa de recuperación de la pandemia, pero debemos impulsar su desarrollo equitativo, democrático y plural. Estas herramientas nos deben permitir promover una sociedad más inclusiva con la población más rezagada.

Desde la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, reconocemos que este es un tema importante para el desarrollo de la nación, por lo que reitero mi compromiso institucional de promover programas y proyectos que faciliten la transferencia de experiencias y conocimientos teóricos, metodológicos, técnicos e instrumentales para acercarnos a un mejor quehacer legislativo. Confío en que la tecnología nos llevará a un mejor mañana para todas y todos.


Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

La tecnología avanza a pasos agigantados. Algunas personas recordarán los primeros teléfonos móviles y la red de 1G, que solo permitía hablar. Años más tarde, llegó la tecnología 2G, que introdujo los SMS, y, poco a poco, nuestro teléfono se convirtió en una herramienta de comunicación cada vez más amplia. La conexión a internet ocurrió por vez primera gracias a la red 3G y, después, llegó la banda ancha conocida como 4G, que trajo consigo la reproducción de vídeos en tiempo real (o streaming) y la realidad aumentada.

Todo lo que hoy es posible realizar a través de nuestro smartphone habría sido impensable años atrás y, ahora, con la llegada de la red 5G (la quinta generación de redes móviles que conocemos), se abre una nueva ventana de oportunidades, pues se prevé como un avance significativo en términos de velocidad.

El 5G permitirá navegar hasta a 10 GBps (gigabytes por segundo), es decir, 10 veces más rápido que las principales ofertas de fibra óptica del mercado actual. Además, la latencia (el tiempo de respuesta de la red) también experimentará un avance significativo. Según los operadores, esta podría reducirse de los 20 milisegundos actuales a 5 milisegundos, un período casi imperceptible para los humanos, lo cual nos permitirá conectarnos prácticamente en tiempo real con objetos cotidianos.

Ahora más que nunca, es importante que México —aprovechando su pertenencia geográfica— continúe apostando por desarrollar una estrategia de acercamiento, integración y proyección hacia la región; sobre todo a través del impulso de una política económica acompañada de una ardua promoción del comercio, la inversión, la infraestructura y el desarrollo tecnológico —particularmente en áreas de inteligencia artificial, comercio electrónico y tecnología 5G— al constituirse claves para coadyuvar a una reactivación económica rápida, sostenible e incluyente del país.

No hay duda, actualmente las herramientas digitales son uno de los pilares del progreso de cualquier país en el mundo. Ésta ofrece ventajas comparativas para las naciones que han impulsado su desarrollo. Durante la pandemia los países con mayor desarrollo tecnológico han sido capaces de hacer frente a la contingencia sanitaria con menores consecuencias económicas y menores contagios. El momento histórico nos demanda enfocar nuestra atención en el tema.

De acuerdo con el INEGI, en México el 70% de la población hace uso de internet, pero sólo el 44% de las familias mexicanas tienen acceso a una computadora. Se incrementa la falta de acceso a internet y a un equipo de cómputo entre comunidades urbanas y rurales: se reporta uso de internet del 76% y el 47%, respectivamente.

El reto, entonces, es aumentar el acceso a la tecnología con políticas públicas a las que tengan acceso todas y todos, incluso en los lugares más remotos del país. La tecnología puede ser una herramienta fundamental en la etapa de recuperación de la pandemia, pero debemos impulsar su desarrollo equitativo, democrático y plural. Estas herramientas nos deben permitir promover una sociedad más inclusiva con la población más rezagada.

Desde la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Senado, reconocemos que este es un tema importante para el desarrollo de la nación, por lo que reitero mi compromiso institucional de promover programas y proyectos que faciliten la transferencia de experiencias y conocimientos teóricos, metodológicos, técnicos e instrumentales para acercarnos a un mejor quehacer legislativo. Confío en que la tecnología nos llevará a un mejor mañana para todas y todos.


Lucy Meza, senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 09 de mayo de 2021

El 6 de junio

Lucía Meza

domingo 02 de mayo de 2021

Elecciones y pandemia

Lucía Meza

domingo 25 de abril de 2021

Un mejor mañana

Lucía Meza

martes 30 de marzo de 2021

Población en riesgo

Lucía Meza

domingo 21 de marzo de 2021

Caos y desorganización

Lucía Meza

lunes 15 de marzo de 2021

Seguimos avanzando

Lucía Meza

domingo 07 de marzo de 2021

En pie de lucha

Lucía Meza

Cargar Más