Daniel Martínez

  / viernes 13 de diciembre de 2019

SNTE y aguinaldos

El de los aguinaldos es problema recurrente en el sector educativo en tanto el fondeo de recursos para trabajadores del sistema homologado (niveles medio superior y superior), el programa de inglés en la educación básica, y jubilados de todos los niveles y modalidades, nunca es una cuestión sencilla. Cada diciembre, los maestros salen a la calle a pelear porque la norma se cumpla mientras el gobierno de Morelos trata de rescatar recursos de diversas partidas para poder pagar millones de pesos que, por alguna extraña razón no son presupuestados a tiempo, o son regateados siempre para la entrega. Esto ocurre sin importar quién esté en el gobierno. Marco Adame, Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco sufrieron los mismos problemas que enfrentaron con mayor o menor destreza y fueron enfrentados con una fuerza proporcional de movilizaciones.

Pero hasta el momento, habrá que reconocerlo, ninguna de las marchas emprendidas por el magisterio de las modalidades en riesgo ha resultado en el pago inmediato de la prestación para los maestros y en cambio los tiempos de pago parecen depender más de las negociaciones entre el gobierno del estado y la sección 19 del SNTE con intervención, en algunas ocasiones, del gobierno federal y la dirigencia nacional del sindicato.

La actual dirigente seccional, Gabriela Bañón Estrada, lo aprendió sobre la marcha; cuando llegó a la representación magisterial, en la segunda quincena de diciembre del 2015, los homologados tomaron las calles para exigir el pago de la prestación que no llegaría sino semanas después, una vez concluidas las negociaciones con el gobierno estatal, el federal, y las dirigencias nacional y seccional del sindicato. Poco a poco, Bañón Estrada fue aprendiendo y se gestionaba con mayor oportunidad y mejor acceso la prestación.

La llegada de Cuauhtémoc Blanco al gobierno estatal no cambió mucho las cosas, incluso con la presencia de Eliacín Salgado en el Instituto de la Educación Básica a quien se consideraba un sindicalista comprometido especialmente con el sistema homologado. Los aguinaldos de quienes fueron olvidados u omitidos intencionalmente de los reglamentos para el pago de la prestación aún no son debidamente presupuestados o los recursos no son etiquetados en el ejercicio presupuestal, lo que deriva en la necesaria negociación final de diciembre en medio de movilizaciones, algunas convocadas por la propia organización sindical.

El acuerdo anunciado ayer entre el gobierno estatal y el SNTE para el pago de aguinaldos a los profesores del programa de inglés el 13 de diciembre; a los jubilados estatales, el 16 de diciembre; y a los jubilados federales y homologados, el 17 y 18 de diciembre, podría considerarse un logro en tanto adelanta entre 2 y 7 días el pago de la prestación que el gobierno estatal consideraba erogar hasta el día 20 del mismo mes, en el mejor de los casos. El diálogo funcionó más que las movilizaciones, como siempre, pero aún quedaría pendiente el ofrecer certeza jurídica y presupuestal al pago de la prestación a esos miles de docentes y tema urgente para el atribulado Congreso local.


Twitter: @martinellito

Correo: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

El de los aguinaldos es problema recurrente en el sector educativo en tanto el fondeo de recursos para trabajadores del sistema homologado (niveles medio superior y superior), el programa de inglés en la educación básica, y jubilados de todos los niveles y modalidades, nunca es una cuestión sencilla. Cada diciembre, los maestros salen a la calle a pelear porque la norma se cumpla mientras el gobierno de Morelos trata de rescatar recursos de diversas partidas para poder pagar millones de pesos que, por alguna extraña razón no son presupuestados a tiempo, o son regateados siempre para la entrega. Esto ocurre sin importar quién esté en el gobierno. Marco Adame, Graco Ramírez y Cuauhtémoc Blanco sufrieron los mismos problemas que enfrentaron con mayor o menor destreza y fueron enfrentados con una fuerza proporcional de movilizaciones.

Pero hasta el momento, habrá que reconocerlo, ninguna de las marchas emprendidas por el magisterio de las modalidades en riesgo ha resultado en el pago inmediato de la prestación para los maestros y en cambio los tiempos de pago parecen depender más de las negociaciones entre el gobierno del estado y la sección 19 del SNTE con intervención, en algunas ocasiones, del gobierno federal y la dirigencia nacional del sindicato.

La actual dirigente seccional, Gabriela Bañón Estrada, lo aprendió sobre la marcha; cuando llegó a la representación magisterial, en la segunda quincena de diciembre del 2015, los homologados tomaron las calles para exigir el pago de la prestación que no llegaría sino semanas después, una vez concluidas las negociaciones con el gobierno estatal, el federal, y las dirigencias nacional y seccional del sindicato. Poco a poco, Bañón Estrada fue aprendiendo y se gestionaba con mayor oportunidad y mejor acceso la prestación.

La llegada de Cuauhtémoc Blanco al gobierno estatal no cambió mucho las cosas, incluso con la presencia de Eliacín Salgado en el Instituto de la Educación Básica a quien se consideraba un sindicalista comprometido especialmente con el sistema homologado. Los aguinaldos de quienes fueron olvidados u omitidos intencionalmente de los reglamentos para el pago de la prestación aún no son debidamente presupuestados o los recursos no son etiquetados en el ejercicio presupuestal, lo que deriva en la necesaria negociación final de diciembre en medio de movilizaciones, algunas convocadas por la propia organización sindical.

El acuerdo anunciado ayer entre el gobierno estatal y el SNTE para el pago de aguinaldos a los profesores del programa de inglés el 13 de diciembre; a los jubilados estatales, el 16 de diciembre; y a los jubilados federales y homologados, el 17 y 18 de diciembre, podría considerarse un logro en tanto adelanta entre 2 y 7 días el pago de la prestación que el gobierno estatal consideraba erogar hasta el día 20 del mismo mes, en el mejor de los casos. El diálogo funcionó más que las movilizaciones, como siempre, pero aún quedaría pendiente el ofrecer certeza jurídica y presupuestal al pago de la prestación a esos miles de docentes y tema urgente para el atribulado Congreso local.


Twitter: @martinellito

Correo: dmartinez@elsoldecuernavaca.com.mx

lunes 23 de diciembre de 2019

La crisis que se asoma

viernes 20 de diciembre de 2019

Otro round: ayuntamientos y ambulantes

jueves 19 de diciembre de 2019

Libertad religiosa o imposición de cultos

miércoles 18 de diciembre de 2019

Impacto de los minisalarios

martes 17 de diciembre de 2019

Cuernavaca y los ausentes del diálogo

lunes 16 de diciembre de 2019

Alcaldes: la crisis que viene

viernes 13 de diciembre de 2019

SNTE y aguinaldos

jueves 12 de diciembre de 2019

Cuauh y Lobito, el diálogo…

miércoles 11 de diciembre de 2019

Violencia contra arte y cultura

martes 10 de diciembre de 2019

La oposición también ausente

Cargar Más