/ martes 30 de marzo de 2021

Población en riesgo

La semana pasada, escribí sobre el desorden y la falta de medidas de sanidad implementadas durante el proceso de vacunación de las y los adultos mayores en Morelos. Ahora, Cuernavaca se suma a la lista de municipios que han iniciado la jornada de aplicación a este sector poblacional, que se encuentra en especial riesgo de complicaciones por covid-19.

Sin embargo, hay una característica que persistente en todos los espacios en que se lleva a cabo esta actividad: el desorden, que pone en riesgo a las personas mayores. En las jornadas de vacunación contra la covid-19 que se han realizado en distintos municipios del Estado de Morelos, ha imperado la desorganización por parte de la delegación de la Secretaría de Bienestar y de los Servicios Médicos del Estado.

Se puede dar cuenta de ello a partir de diversos aspectos. En primer lugar, al hecho de que se generan largas filas, durante varias horas, donde se somete a los adultos mayores a las inclemencias del sol y, a partir de ello, se crean conglomeraciones de personas que podrían provocar brotes de contagios, sobre todo porque los adultos mayores son acompañados de su familia. Esto se explica a partir de que se notifica a las personas dos días antes de la jornada de vacunación, sin horarios personalizados, y esto ocasiona que los adultos mayores lleguen desde la madrugada a los centros de aplicación de la vacuna.

Asimismo, se ha observado que en todos los municipios donde se han aplicado las vacunas contra la covid-19, han faltado dosis del medicamento. Es decir, a pesar de las exhaustivas jornadas de espera y el riesgo de contagio al que las y los adultos mayores se han sometido, muchas personas se han quedado sin vacunar.

Ahora bien, en lo que respecta a Cuernavaca, los problemas persisten. Las vacunas son insuficientes y no se elaboró una logística para recibir a las personas. Prueba de ello es lo ocurrido en nuestra Máxima Casa de estudios, donde se estableció un punto de vacunación que provocó un congestionamiento vehicular. La ubicación retirada y la falta de preparación fueron los detonantes del caos. A ello hay que sumar la insuficiencia de puntos de aplicación de la vacuna. Se debieron instalar más de 10 centros de vacunación para garantizar su cobertura; no obstante, solo se instalaron 4 módulos y la mayoría de ellos en la periferia.

En resumen, el principal problema de las jornadas de vacunación en Morelos ha sido la falta de organización. No se han llevado a cabo los preparativos necesarios para una aplicación efectiva de este medicamento, con pleno cuidado de la salud de las y los adultos mayores. Esto es preocupante, pues si no se tienen lo necesario para que las jornadas de vacunación sean espacios seguros, estas actividades podrían contradecir su propósito principal, que es el de salvaguardar la salud de las personas mayores.

Semana Santa

No cabe duda de que Morelos es una entidad paradisiaca por su posición geográfica, sus maravillas climáticas, su riqueza natural y cultural, y la hospitalidad de nuestra gente. Por ello, no es sorpresa que sea destino turístico importante a nivel nacional. Esto, en situaciones ordinarias, representa una actividad económica de gran importancia para nuestra tierra y nuestra gente; lamentablemente, hoy también significa un riesgo que debe mitigarse.

En este sentido, podemos esperar la llegada de un número importante de visitantes y personas de paso en esta Semana Santa. Ante este panorama, será necesario que los negocios estén preparados para recibir con seguridad sanitaria a las y los que vengan; para que el beneficio económico no se dé a costa de la seguridad de nuestra gente. Vamos por una Semana Santa que beneficie a Morelos, a partir del cuidado de todas y todos.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

La semana pasada, escribí sobre el desorden y la falta de medidas de sanidad implementadas durante el proceso de vacunación de las y los adultos mayores en Morelos. Ahora, Cuernavaca se suma a la lista de municipios que han iniciado la jornada de aplicación a este sector poblacional, que se encuentra en especial riesgo de complicaciones por covid-19.

Sin embargo, hay una característica que persistente en todos los espacios en que se lleva a cabo esta actividad: el desorden, que pone en riesgo a las personas mayores. En las jornadas de vacunación contra la covid-19 que se han realizado en distintos municipios del Estado de Morelos, ha imperado la desorganización por parte de la delegación de la Secretaría de Bienestar y de los Servicios Médicos del Estado.

Se puede dar cuenta de ello a partir de diversos aspectos. En primer lugar, al hecho de que se generan largas filas, durante varias horas, donde se somete a los adultos mayores a las inclemencias del sol y, a partir de ello, se crean conglomeraciones de personas que podrían provocar brotes de contagios, sobre todo porque los adultos mayores son acompañados de su familia. Esto se explica a partir de que se notifica a las personas dos días antes de la jornada de vacunación, sin horarios personalizados, y esto ocasiona que los adultos mayores lleguen desde la madrugada a los centros de aplicación de la vacuna.

Asimismo, se ha observado que en todos los municipios donde se han aplicado las vacunas contra la covid-19, han faltado dosis del medicamento. Es decir, a pesar de las exhaustivas jornadas de espera y el riesgo de contagio al que las y los adultos mayores se han sometido, muchas personas se han quedado sin vacunar.

Ahora bien, en lo que respecta a Cuernavaca, los problemas persisten. Las vacunas son insuficientes y no se elaboró una logística para recibir a las personas. Prueba de ello es lo ocurrido en nuestra Máxima Casa de estudios, donde se estableció un punto de vacunación que provocó un congestionamiento vehicular. La ubicación retirada y la falta de preparación fueron los detonantes del caos. A ello hay que sumar la insuficiencia de puntos de aplicación de la vacuna. Se debieron instalar más de 10 centros de vacunación para garantizar su cobertura; no obstante, solo se instalaron 4 módulos y la mayoría de ellos en la periferia.

En resumen, el principal problema de las jornadas de vacunación en Morelos ha sido la falta de organización. No se han llevado a cabo los preparativos necesarios para una aplicación efectiva de este medicamento, con pleno cuidado de la salud de las y los adultos mayores. Esto es preocupante, pues si no se tienen lo necesario para que las jornadas de vacunación sean espacios seguros, estas actividades podrían contradecir su propósito principal, que es el de salvaguardar la salud de las personas mayores.

Semana Santa

No cabe duda de que Morelos es una entidad paradisiaca por su posición geográfica, sus maravillas climáticas, su riqueza natural y cultural, y la hospitalidad de nuestra gente. Por ello, no es sorpresa que sea destino turístico importante a nivel nacional. Esto, en situaciones ordinarias, representa una actividad económica de gran importancia para nuestra tierra y nuestra gente; lamentablemente, hoy también significa un riesgo que debe mitigarse.

En este sentido, podemos esperar la llegada de un número importante de visitantes y personas de paso en esta Semana Santa. Ante este panorama, será necesario que los negocios estén preparados para recibir con seguridad sanitaria a las y los que vengan; para que el beneficio económico no se dé a costa de la seguridad de nuestra gente. Vamos por una Semana Santa que beneficie a Morelos, a partir del cuidado de todas y todos.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
martes 30 de marzo de 2021

Población en riesgo

Lucía Meza

domingo 21 de marzo de 2021

Caos y desorganización

Lucía Meza

lunes 15 de marzo de 2021

Seguimos avanzando

Lucía Meza

domingo 07 de marzo de 2021

En pie de lucha

Lucía Meza

domingo 28 de febrero de 2021

Hermandad latinoamericana

Lucía Meza

domingo 14 de febrero de 2021

Ingobernabilidad en Morelos

Lucía Meza

Cargar Más