/ lunes 23 de mayo de 2022

Morena va por 6 de 6 el 5 de junio

Estamos a 14 días del proceso electoral que se realizará en seis estados del país para renovar igual número de gubernaturas. El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), le apuesta a obtener el triunfo en las 6 entidades federativas, para convertirse en la, irrefutable, primera fuerza política a nivel nacional.

De acuerdo a los últimos sondeos de opinión efectuados por distintas casas encuestadoras, el mayor porcentaje de la intensión del voto de los ciudadanos, va dirigido en favor de los candidatos y candidatas de Morena.

Las proyecciones electorales advierten que, en Oaxaca con Salomón Jara, en Hidalgo con Julio Menchaca, en Quintana Roo con Mara Lezama y en Tamaulipas con Américo Villarreal, Morena va arrasar electoralmente, pues la ventaja que se tiene sobre el PRI, PAN, PRD y MC es de dos a uno. En esos cuatro estados, la victoria es más que inminente.

Las acciones ilegales y arbitrarias que ha desplegado el actual gobernador panista de Tamaulipas, hapropiciado un aumento importante en las preferencias electorales en favor de Morena y de su candidato, el senador con licencia, Américo Villarreal.

Aún y con una mayor competencia político electoral, Morena también obtendrá el triunfo en Aguascalientes con Nora Ruvalcaba y en Durango con Alma Marina Vitela Rodríguez. Así que es totalmente previsible, que los ciudadanos de los seis estados del país le den la victoria a Morena, lo que de paso significaría un respaldo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y a la Cuarta Transformación.

Morena va por las 6 de 6 el próximo cinco de junio y de eso no hay duda. El triunfo de Morena tendrá distintos mensajes y lecturas políticas a partir del seis de junio. La contundencia con la que se ganara es un síntoma de la probación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero también se consolida el rechazo que exista hacia la alianza establecida entre el PAN, PRI y PRD, ideológicamente opuestos entre sí, pero que tienen como despropósito pragmático el retener y recuperar el poder.

La oposición esta echa bolas, porque son ideologíasradicalmente distintas y revueltas, que les antecede una negra historia y un atroz pasado del que no se pueden deslindar ni desvincular.

Después de las elecciones del 5 de junio y con los resultados positivos que obtendrá Morena, bajo la conducción de Mario Delgado, se vienen los preparativos para las elecciones del 2023, donde estarán en disputa las gubernaturas de Coahuila y Estado de México, este último bastión histórico del PRI.

Si el próximo año Morena triunfa en el Estado de México, entonces el candidato presidencial para el 2024, tendría una clara ventaja de retener el triunfo en favor del Movimiento de Regeneración Nacional.


Senadora Lucía Meza Guzmán

Redes sociales: @LucyMezaGzm




Estamos a 14 días del proceso electoral que se realizará en seis estados del país para renovar igual número de gubernaturas. El Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), le apuesta a obtener el triunfo en las 6 entidades federativas, para convertirse en la, irrefutable, primera fuerza política a nivel nacional.

De acuerdo a los últimos sondeos de opinión efectuados por distintas casas encuestadoras, el mayor porcentaje de la intensión del voto de los ciudadanos, va dirigido en favor de los candidatos y candidatas de Morena.

Las proyecciones electorales advierten que, en Oaxaca con Salomón Jara, en Hidalgo con Julio Menchaca, en Quintana Roo con Mara Lezama y en Tamaulipas con Américo Villarreal, Morena va arrasar electoralmente, pues la ventaja que se tiene sobre el PRI, PAN, PRD y MC es de dos a uno. En esos cuatro estados, la victoria es más que inminente.

Las acciones ilegales y arbitrarias que ha desplegado el actual gobernador panista de Tamaulipas, hapropiciado un aumento importante en las preferencias electorales en favor de Morena y de su candidato, el senador con licencia, Américo Villarreal.

Aún y con una mayor competencia político electoral, Morena también obtendrá el triunfo en Aguascalientes con Nora Ruvalcaba y en Durango con Alma Marina Vitela Rodríguez. Así que es totalmente previsible, que los ciudadanos de los seis estados del país le den la victoria a Morena, lo que de paso significaría un respaldo al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y a la Cuarta Transformación.

Morena va por las 6 de 6 el próximo cinco de junio y de eso no hay duda. El triunfo de Morena tendrá distintos mensajes y lecturas políticas a partir del seis de junio. La contundencia con la que se ganara es un síntoma de la probación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero también se consolida el rechazo que exista hacia la alianza establecida entre el PAN, PRI y PRD, ideológicamente opuestos entre sí, pero que tienen como despropósito pragmático el retener y recuperar el poder.

La oposición esta echa bolas, porque son ideologíasradicalmente distintas y revueltas, que les antecede una negra historia y un atroz pasado del que no se pueden deslindar ni desvincular.

Después de las elecciones del 5 de junio y con los resultados positivos que obtendrá Morena, bajo la conducción de Mario Delgado, se vienen los preparativos para las elecciones del 2023, donde estarán en disputa las gubernaturas de Coahuila y Estado de México, este último bastión histórico del PRI.

Si el próximo año Morena triunfa en el Estado de México, entonces el candidato presidencial para el 2024, tendría una clara ventaja de retener el triunfo en favor del Movimiento de Regeneración Nacional.


Senadora Lucía Meza Guzmán

Redes sociales: @LucyMezaGzm