Jacinto Hernández Luna

  / sábado 7 de septiembre de 2019

López Obrador: hombre de palabra

A simple vista la frase que encabeza esta nota es intrascendente si no le damos su verdadera dimensión. Pregúntese usted asimismo si en su vida cotidiana, social, cultural, política, familiar se considera usted hombre de palabra; es decir promete y cumple o promete y nunca cumple; frente a esto compraríamos a Andrés Manuel con lo más próximo que es el Presidente de Estados Unidos, este sujeto se caracteriza por lo contrario a Andrés Manuel, aquél no hay una sola de sus promesas o de sus palabras que cumpla; permanentemente ante la falta de oficio político y de convicción está falseando y deshonrando su palabra; probablemente esto lo haga perder la reelección y en su caso llevarlo al fracaso.

Andrés Manuel cumple y hace historia. La utopía con la que se inició hoy es una realidad. Prometió y lo está cumpliendo; ha levantado comentarios negativos, pero hay que considerar que encontró la corrupción en su máxima expresión y que era necesario para empezar cerrar las llaves de los recursos económicos y volver como ahora se está planeando, a distribuir el presupuesto para el año 2020, con la proyección de que lo que prometió lo cumpla. Tenemos la convicción de los que votamos por él y seguramente quienes están en contra o no lo hicieron, hoy están teniendo una sorpresa, porque reitero la frase Andrés Manuel es hombre de palabra y está cumpliendo; no sólo como un tema de publicidad de campaña sino como una realidad. La proyección de estadista Andrés Manuel crece precisamente porque día a día y en todos los niveles, de arriba hasta abajo y de abajo hasta arriba cumple su palabra, y ahí lo tenemos con los programas sociales, los programas para los jóvenes, para los adultos mayores, y sobre todo con la permanente preocupación diaria, cotidiana, de que a través de las conferencias mañaneras nos está señalando los mejores caminos y ponderando los logros de su gobierno.

Cumplir cuando uno empeña su palabra lo proyecta más como hombre o como mujer, dependiendo de quien lo haya hecho; porque en este caso también quienes han empeñado su palabra como mujeres, en este caso como Yeidckol Polevnsky actual Secretaria General de MORENA, encargada de la Presidencia del Partido, como bien lo ha declarado recientemente hay que cerrar la puerta en su partido a los arribistas, a los cirqueros, a los politiqueros, a los que ya los calificó López Obrador acertadamente, y desde nuestra perspectiva puso orden en el gallinero, porque ahora sí el candidato o la candidata que en su momento tendrá que cumplir con su palabra será elegido en una encuesta, que ha dado tan importantes resultados a MORENA, y sobre todo para los mexicanos, no debemos de olvidar que igualmente en su tiempo cuando una competencia entre Ebrard y Andrés Manuel, una encuesta decidió que Andrés Manuel tenía más preferencias en esa encuesta, el pueblo no se equivocó y lo eligió a él Presidente. Igualmente tenemos que considerar que el equipo de López Obrador debe cumplir su palabra. No sólo el Presidente, sino quienes lo acompañan, porque como él lo señaló desde antes, con el ejemplo se gobierna, y si tenemos un Presidente que promete y cumple; lo menos que podemos esperar de sus integrantes, de su equipo, es que hagan lo mismo; igualmente tenemos el ejemplo ahora de otros funcionarios como el actual secretario de turismo Miguel Torruco, que igualmente al aceptar desempeñar la cartera señalada, está cumpliendo a carta cabal con lo que se le asignó como presupuesto y poniendo un ejemplo de hacer más con menos, y sobre todo cumplir la palabra, que el país siga creciendo en turismo y siga recibiendo a los turistas que lo han hecho durante tanto tiempo.

Regreso antes de terminar a la premisa fundamental, cumplir la palabra enaltece al hombre. Cumplir la promesa le da sentido a la vida, en este caso del Presidente y a la nuestra, como mexicanos, porque no estamos como ocurrió en el pasado durante tanto tiempo, con la esperanza de que algo pase, sino que en el país está ocurriendo diaria y cotidianamente, minuto a minuto, porque el Presidente así está gobernando; cierro esta colaboración subrayando que ante el fracaso que tuvo MORENA en la Cámara de Diputados para que Muñoz Ledo no dejara la posición de Presidente de la misma, Andrés Manuel en su momento le dijo y externó y lo hizo público a los diputados de MORENA que era importante cumplir los compromisos, y que si se había honrado la palabra de que debería presidir el PAN la Cámara de Diputados, él sugirió; los diputados lo rechazaron, Muñoz Ledo incluso con micrófono abierto le mentó la madre a quien quiso o no oír, y finalmente hoy se cumple la palabra, y enaltecemos la figura y las promesas de Andrés Manuel, para nosotros el mejor Presidente que hemos tenido hasta este momento en México.


Director de la Programación Digital de la Revista de Derecho Familiar “Pater Familias” de la UNAM. Politólogo Autodidacta.

jhernandez366@hotmail.com

A simple vista la frase que encabeza esta nota es intrascendente si no le damos su verdadera dimensión. Pregúntese usted asimismo si en su vida cotidiana, social, cultural, política, familiar se considera usted hombre de palabra; es decir promete y cumple o promete y nunca cumple; frente a esto compraríamos a Andrés Manuel con lo más próximo que es el Presidente de Estados Unidos, este sujeto se caracteriza por lo contrario a Andrés Manuel, aquél no hay una sola de sus promesas o de sus palabras que cumpla; permanentemente ante la falta de oficio político y de convicción está falseando y deshonrando su palabra; probablemente esto lo haga perder la reelección y en su caso llevarlo al fracaso.

Andrés Manuel cumple y hace historia. La utopía con la que se inició hoy es una realidad. Prometió y lo está cumpliendo; ha levantado comentarios negativos, pero hay que considerar que encontró la corrupción en su máxima expresión y que era necesario para empezar cerrar las llaves de los recursos económicos y volver como ahora se está planeando, a distribuir el presupuesto para el año 2020, con la proyección de que lo que prometió lo cumpla. Tenemos la convicción de los que votamos por él y seguramente quienes están en contra o no lo hicieron, hoy están teniendo una sorpresa, porque reitero la frase Andrés Manuel es hombre de palabra y está cumpliendo; no sólo como un tema de publicidad de campaña sino como una realidad. La proyección de estadista Andrés Manuel crece precisamente porque día a día y en todos los niveles, de arriba hasta abajo y de abajo hasta arriba cumple su palabra, y ahí lo tenemos con los programas sociales, los programas para los jóvenes, para los adultos mayores, y sobre todo con la permanente preocupación diaria, cotidiana, de que a través de las conferencias mañaneras nos está señalando los mejores caminos y ponderando los logros de su gobierno.

Cumplir cuando uno empeña su palabra lo proyecta más como hombre o como mujer, dependiendo de quien lo haya hecho; porque en este caso también quienes han empeñado su palabra como mujeres, en este caso como Yeidckol Polevnsky actual Secretaria General de MORENA, encargada de la Presidencia del Partido, como bien lo ha declarado recientemente hay que cerrar la puerta en su partido a los arribistas, a los cirqueros, a los politiqueros, a los que ya los calificó López Obrador acertadamente, y desde nuestra perspectiva puso orden en el gallinero, porque ahora sí el candidato o la candidata que en su momento tendrá que cumplir con su palabra será elegido en una encuesta, que ha dado tan importantes resultados a MORENA, y sobre todo para los mexicanos, no debemos de olvidar que igualmente en su tiempo cuando una competencia entre Ebrard y Andrés Manuel, una encuesta decidió que Andrés Manuel tenía más preferencias en esa encuesta, el pueblo no se equivocó y lo eligió a él Presidente. Igualmente tenemos que considerar que el equipo de López Obrador debe cumplir su palabra. No sólo el Presidente, sino quienes lo acompañan, porque como él lo señaló desde antes, con el ejemplo se gobierna, y si tenemos un Presidente que promete y cumple; lo menos que podemos esperar de sus integrantes, de su equipo, es que hagan lo mismo; igualmente tenemos el ejemplo ahora de otros funcionarios como el actual secretario de turismo Miguel Torruco, que igualmente al aceptar desempeñar la cartera señalada, está cumpliendo a carta cabal con lo que se le asignó como presupuesto y poniendo un ejemplo de hacer más con menos, y sobre todo cumplir la palabra, que el país siga creciendo en turismo y siga recibiendo a los turistas que lo han hecho durante tanto tiempo.

Regreso antes de terminar a la premisa fundamental, cumplir la palabra enaltece al hombre. Cumplir la promesa le da sentido a la vida, en este caso del Presidente y a la nuestra, como mexicanos, porque no estamos como ocurrió en el pasado durante tanto tiempo, con la esperanza de que algo pase, sino que en el país está ocurriendo diaria y cotidianamente, minuto a minuto, porque el Presidente así está gobernando; cierro esta colaboración subrayando que ante el fracaso que tuvo MORENA en la Cámara de Diputados para que Muñoz Ledo no dejara la posición de Presidente de la misma, Andrés Manuel en su momento le dijo y externó y lo hizo público a los diputados de MORENA que era importante cumplir los compromisos, y que si se había honrado la palabra de que debería presidir el PAN la Cámara de Diputados, él sugirió; los diputados lo rechazaron, Muñoz Ledo incluso con micrófono abierto le mentó la madre a quien quiso o no oír, y finalmente hoy se cumple la palabra, y enaltecemos la figura y las promesas de Andrés Manuel, para nosotros el mejor Presidente que hemos tenido hasta este momento en México.


Director de la Programación Digital de la Revista de Derecho Familiar “Pater Familias” de la UNAM. Politólogo Autodidacta.

jhernandez366@hotmail.com